Páginas vistas en total

miércoles, 31 de diciembre de 2008

dos periodistas asesinados en Bolivia reclama la Sociedad Interamericana a través de la Comisión de DDHH. Ojo!


La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) remitió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) las investigaciones sobre los asesinatos de los periodistas bolivianos Juan Carlos Encinas y Carlos Quispe Quispe, informó ayer la organización. La SIP señaló en un comunicado que los resultados de las investigaciones fueron enviados a la secretaría ejecutiva de la CIDH el pasado 19 de diciembre. El asesinato de Encinas, de 39 años, se produjo en 2001 mientras cubría un enfrentamiento entre afiliados de dos cooperativas locales dedicadas a la explotación de piedra caliza en Catavi, en la provincia Los Andes (La Paz). Encinas, periodista independiente, falleció de una hemorragia interna tras ser herido en el tiroteo que se produjo entre los dos grupos rivales y tener que esperar tres horas hasta que una ambulancia llegó al lugar de los hechos. En 2000, habían destrozado su cámara mientras cubría en medio de un tiroteo otro incidente para el informativo Enlace, del Canal 21, de La Paz. Ocho personas fueron detenidas en relación con este asesinato y luego puestas en libertad bajo fianza. Posteriormente, el juez dictó órdenes de captura contra tres personas, pero, siete años después del crimen, se encuentran prófugos. Quispe, de 31 años, era estudiante de quinto año de Ciencias de la Comunicación en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Mayor de San Andrés, de La Paz, y había sido contratado como becario de la FM 90.7, Radio Municipal de Pucarani, mientras cursaba sus estudios. El 27 de marzo de 2008 una manifestación de 300 personas contra el alcalde de la ciudad derivó en la invasión y ataque a la radioemisora, ubicada en la planta baja del edificio municipal. Quispe, a quien identificaron como reportero de la Radio Municipal, fue azotado con palos y chicotes (látigos) y la radio destruida. Dos días después, como consecuencia de la paliza recibida, Quispe murió. El caso ha pasado ya por las manos de seis fiscales. La SIP consideró que en ambos casos fueron violados los principios de la Convención Americana sobre Derechos Humanos en sus artículos 4 (derecho a la vida), 8 y 25 (derecho a tener acceso a la justicia) y 13 (derecho a la libertad de expresión).

lunes, 29 de diciembre de 2008

evo quiere enriquecerse más rápidamente que paz zamora o goni sánchez. es mentiroso, es flojo asegura Alejo Veliz en extensa entrevista a LT revistaOh

Alejo Véliz Lazo es presidente de Pueblos Por La Libertad y Soberanía (Pulso), movimiento político que con más de 24 años de lucha continua, busca acoger entre sus filas a trabajadores del campo y de los centros urbanos, a comerciantes, empresarios, estudiantes, obreros, amas de casa, etc. que cumplan con una única condición: ganas de trabajar por Bolivia con honestidad.
Pulso cree firmemente en la libertad de ideas, en la crítica y autocrítica, en el pluralismo ideológico y religioso, en un marco democrático, sistema al que considera el mejor que haya podido inventar el hombre.
Con una visión crítica a la actual gestión de gobierno, ve con mucho optimismo el triunfo de un NO contundente en el próximo referéndum constitucional del 25 de enero.
En este diálogo con ¡OH! Veliz advierte sobre los riesgos que en su criterio corre el país de imponerse el proyecto constitucional del MAS; de la falta de gestión en el campo económico, de la importancia de las autonomías que para él son sinónimo de progreso; del narcotráfico y de otros temas más.
¡OH!: ¿Cómo y por qué nace Pulso?
Nace como una necesidad histórica para responder a la presente coyuntura que estamos atravesando. Debemos confesar que nosotros, como trabajadores del campo y como organización política, vimos inicialmente a don Evo Morales como una esperanza. Sin embargo, esa esperanza se ha destruido. Ante esta frustración histórica y por sugerencia de los trabajadores del campo, nace Pueblos por la Libertad y Soberanía. Nacemos en respuesta al fracaso del presidente Morales. Creemos que el mundo ha cambiado y corre de una manera distinta a la (que corre) Evo Morales; éste ha tomado un rumbo de retroceso. Esto ha acelerado a que nuestra propuesta como Pulso, que está habilitada a través de la Corte Nacional Electoral, dispuesta a lanzarse como un proyecto político nacional, sin revanchismo, superando el esquema mental del masismo; no nos dejamos llevar por el sectarismo, el racismo, que históricamente existió de ambos lados. En el pasado existió por un puñado de grupos pequeños y hoy, lamentablemente, es don evo Morales, en una suerte de revancha histórica, quien propone racismo, pero del otro lado. Como Pulso, queremos unir al país que hoy está dividido, se ha profundizado esa gran división campo-ciudad, ciudad-campo. Este país se llama Bolivia y como país tiene que salir adelante unitariamente.
¡OH!: Si en su criterio el masismo ha fracasado, ¿A qué atribuye que continúe teniendo una importante aceptación?
Creo que hay numerosos factores. Principalmente porque nuestros compañeros campesinos han sido llevados, como en ningún gobierno anterior, al tema de la corrupción. Creo que el presidente Morales tiene demasiado dinero; una fuente está muy clara y es su relación con el presidente Hugo Chávez. Ha recibido cheques que jamás ha informado a nadie y lo que podemos ver, sobretodo en áreas rurales, es que los campesinos reciben sueldo, cheques mensuales. Muchos dirigentes ligados al masismo ya no trabajan. La escasez de la papa, en gran medida, se debe a eso.
Otro factor es el uso desmedido que hace el gobierno de los medios de comunicación, la propaganda de la que se ha apropiado el MAS. Fácilmente se engatusa a un pueblo al que le falta demasiado en el tema de cultura.
¡OH!: ¿El gobierno del MAS miente?
Completamente. Yo diría que una de las características de este gobierno es la mentira. El presidente Morales dijo al momento de posesionarse: ama llulla, ama k´ella, ama sua. Yo me pregunto, ¿qué queda de eso? Nada. Porque Morales en estos tres años ha mentido como ningún gobierno, en el plano económico, en el plano político, en el plano cultural, ha mentido en todo.
Es un gobierno flojo, en estos tres años no ha hecho ninguna gestión de carácter económico, ¿qué tenemos hoy en el campo y en la ciudad? Cada día estamos pisando terrenos peligrosos de la pobreza y de hambre. Hay hambre en las familias bolivianas. Este gobierno no ha generado empleo, por lo tanto ahí se sepulta el ama k´ella. El tema “no serás ladrón” (ama sua) El ladronaje va de la mano de la corrupción. Este gobierno es uno de los que más se está corrompiendo, más que el gobierno del Goni, de Banzer, de Jaime Paz Zamora. La corrupción en este gobierno es abierta. Vemos el caso del ministro Juan Ramón Quintana, a quien Evo Morales protege; no sólo que no combate la corrupción sino que la encubre. Nunca había visto en estos más de 20 años de democracia, a ningún presidente defender a su ministro; he visto a ministros defender a su presidente. Hoy el Presidente defiende a tabla raja a un ministro que está claramente metido en el contrabando. Y no es la oposición la que lo denuncia, es su ahijado, el Gral. César López. No es la oposición por molestar, es el MAS que le está diciendo que hay corrupción.
El gobierno está nadando en la corrupción.
¡OH!: ¿Por qué encubre el presidente Morales al ministro Quintana?
A mi juicio el presidente lo encubre porque hay cosas muy delicadas de fondo. En primer lugar con esto queda claro que Quintana es el que manda, es el hombre número uno. Evo Morales deja de ser el protagonista. Quintana, como se sabe por todo lo que hemos investigado hasta ahora, es el pupilo número uno del señor George Soros, ese hombre occidental húngaro que maneja más de 500 ONGs y hay tiene mucho dinero. Estoy convencido que uno de los principales representantes de eso, que por ahí entra el dinero, es el señor de la Quintana. Por eso es un hombre al que (Morales) no puede sacar, sino cae el gobierno.
Otra cosa es que si se va el señor de la Quintana, cuántas cosas de corrupción se descubrirán. Hay intereses, lazos de carácter económico, político y obviamente de relaciones subterráneas.
¡OH!: ¿El presidente perderá popularidad por este hecho?
Sí. Una de las cosas con las que el pueblo boliviano está demasiado cansado es con el tema de la corrupción. En las caminatas que hacemos acá y fuera de Cochabamba, la gente se ha dado cuenta. Es imposible que Morales pueda tapar con un dedo el tema de la corrupción. Además, las denuncias han venido de sus militantes, del señor Edgar Patana, de Roberto de la Cruz, viene de su gente. El Presidente día que pasa pierde popularidad.
¡OH!: ¿Cuál es la posición de Pulso respecto de la nueva Constitución? Entiendo que van a hacer campaña por el NO.
Pulso va a trabajar efectivamente por un gran NO al proyecto de Constitución. El proyecto constitucional ha sido elaborado por un sólo partido, no por un pueblo, no por Bolivia y ha sido impuesto de una manera catastrófica, con mentiras, con imposición y matanza, en la Calancha en Sucre. No podemos olvidar eso. Pero tampoco lo de Oruro, el cerco que permite que un solo partido (el MAS) en menos de 24 horas apruebe en grande y en detalle su proyecto de constitución, es algo inaceptable.
Desde el punto de vista del fondo nuestras objeciones son más graves. Este proyecto constitucional no puede pasar en la medida en que divide al pueblo boliviano, en la medida en que ve con ojos de racismo.
Con relación a la justicia, tenemos una objeción dura. Los artículos 190, 191 y 192 del proyecto de constitución son claros cuando dividen la justicia en dos partes: una justicia para los centros urbanos citadinos y una justicia para el campo. ¿Qué pasa cuando tu divides de esta manera la justicia? Nuestros compañeros en el campo, los millones de trabajadores se van a agarrar entre ellos, porque, qué es la justicia indígena? Es la justicia comunitaria. Y está clarísimo por los signos que nos han demostrado hasta ahora en los puntos como Ayo Ayo, donde queman y matan; están también los casos de Achacachi. Eso es justicia comunitaria, aunque el gobierno niegue, en los hechos ellos aspiran a eso. De imponerse ese proyecto constitucional, traería una masiva muerte porque ahí ya no jugará un papel la justicia ordinaria que te juzga, te procesa, que te da la oportunidad de hablar.
Por otro lado, el artículo 30 que es más grave para los trabajadores del campo, que es el derecho de quitarnos la titulación individual de las tierras. Nosotros no podemos aceptar eso.
¡OH!: ¿El artículo 30 no sólo apunta a los grandes latifundistas?
De ninguna manera. Va absolutamente contra cada uno de los bolivianos; desparece completamente el derecho a la titulación, sólo habrá titulación comunitaria. Es decir, un título por sindicato, un título por ayllu o por subcentral. Ya no habrá una titulación por persona o por familia.
¡OH!: ¿Qué ocurre con el tema de la sucesión hereditaria en el área rural?
Ese es otro tema grave, desaparece la sucesión hereditaria en el caso del área rural. La tierra que trabajas no llevarás a la tumba, pero quién debe quedarse con ella son tus hijos, tus nietos y en la Constitución del MAS ya no hay eso. Este hecho nos condena a una vida completamente diferente.
Además está el artículo 168, que le interesa claramente a don Evo Morales y se refiere a la reelección continua. Dice ahí, una sola vez la elección, pero continua. Eso quiere decir que en cada gestión el presidente Morales tiene derecho a pedir su reelección, o sea que está planteando de antemano catorce años y después seguramente 20, 30, hasta que tenga bastón, hasta que llegue al cementerio. Ese es su propósito.
Por ello y por muchas otras razones el pueblo boliviano tiene que darse cuenta tanto de sectores rurales como urbanos, que no puede pasar esta Constitución que quiere imponer un régimen totalitario para lo próximos 20 o 30 años y en el mundo lo más importante es la democracia.
¡OH!: ¿Cuál es la posición de Pulso respecto de la propiedad privada?
Desde la aparición de la familia como tal, debe existir la propiedad privada.
La historia a mi juicio, no va hacia atrás, va para adelante y la propiedad privada es uno de los factores importantes para el desarrollo humano. Creo que es fundamental trabajar en eso, respetar eso, sin que ello signifique naturalmente que la acumulación de la riqueza sea ilimitada. Obviamente tiene que haber una suerte de justicia en el camino para lograr límites en el tema de acumulación.
El derecho a la propiedad privada es un gran derecho histórico de las familias, de las personas, de las empresas, y hay que respetarlo.
¡OH!: ¿Qué opina sobre la empresa privada?
Las empresas privadas son una necesidad importante porque generan empleo y han demostrado históricamente que te dan una buena oportunidad de vida. En la medida en que las empresas privadas aporten al bienestar del ser humano, que te den trabajo que te permitan una vida adecuada por el bien de todos tus hijos, serán siempre reconocida; es un mecanismo eficiente para dar oportunidades de permitir el asenso económico.
¡OH!: En este orden de cosas, ¿cómo ve a la inversión extranjera?
Creemos que ningún pueblo en el mundo puede vivir de manera aislada. Tenemos que ubicarnos resueltamente en el S. XXI donde las cosas necesitan la intervención de capitales extranjeros, eso es un hecho. Por ello, la inversión extranjera es muy importante porque solo así un país como el nuestro puede avanzar. Hay que reconocer que los países de la región, estamos lamentablemente todavía muy atrasados en ciencia, tecnología, por lo tanto las inversiones extrajeras siempre serán bienvenidas. Es importante invertir en el país para su prosperidad. Si no permitimos la inversión extranjera, quedaríamos atrás. Además no debemos fijarnos de dónde viene la inversión. Si es de (países de) derecha o de izquierda, eso es lo de menos. Venga de dónde venga el dinero, bien controlado, que permita la eficacia de nuestras empresas, será siempre bienvenido.
¡OH!: ¿Bolivia hoy brinda seguridad jurídica a las empresas extranjeras para invertir en Bolivia?
No, tenemos un Presidente que las asusta; un Presidente que mete miedo, no da ninguna seguridad. Permanentemente se queja de que le dicen indio, ¿qué está haciendo con eso? Está convocando a la gente a que lo defienda, está buscando confrontación, división e inseguridad. Este país se ha convertido en los últimos tres años en un país completamente imprevisible, todo puede pasar. Tiene un gobierno improvisado e incapaz, no hay una convocatoria a gente capaz para que esté en el Poder Ejecutivo. Es un gobierno aymaro-centrista. En ese estado de cosas, qué empresa puede tener la suficiente garantía de emprender en este país, cuando está permanentemente amenazada su situación.
¡OH!: ¿Qué opina sobre la expulsión de la DEA del país?
Es un grave error histórico el que ha cometido el presidente Morales. Estoy convencido de que lo hizo por un telefonazo del presidente Chávez que le dice qué cumbia tiene que bailar. Eso es una pena para toda la gente.
Primero tendríamos que reconocer que como país, desde el punto de vista técnico científico, somos casi nada a lado de otros países como EEUU, que es donde se produce el conocimiento, la ciencia y la tecnología con mayor rapidez. EEUU hoy por hoy es obviamente un imperio y si uno no le reconoce esa condición, está completamente equivocado. Evo Morales no lo reconoce, trata de pelear una pulga con un león y eso no es posible.
Por la expulsión de la DEA perdimos el ATPDA, del que miles de bolivianos se estaban beneficiando. Evo Morales es un hombre soberbio que en estos últimos años no solo ha incumplido con las metas de erradicación de la hoja de coca; más bien ha avanzado.
Con eso, qué se esperaba. Ya era mucha la agresión (contra EEUU); lo mínimo que podía hacer ese país es suspender el ATPDA. Ahora hacia delante, la vida del pueblo boliviano será mucho más difícil, cuesta arriba. Claro que al presidente Morales no le afectará porque tiene todo fácil a lado; viendo cantidades de dinero pasar por su bolsillo. Es el germen de la nueva oligarquía aymaro-centrista. Quien va a sentir, quien va a pagar es el pueblo que cada día tiene que luchar pos su sobrevivencia.
¡OH!: Si la producción de coca se ha incrementado, ¿qué puede pensarse del narcotráfico?
Eso tampoco es posible ocultar. El narcotráfico ha crecido y ya no lo está diciendo la oposición, lo están diciendo los cocaleros de Los Yungas. Han dicho por qué nos están prohibiendo vender coca, en Cochabamba y en Santa Cruz, a nosotros que somos zona tradicional productora si saben que la producción de coca de Cochabamba no es para el consumo tradicional (acullico), está destinada al narcotráfico. Y eso es real; nosotros podemos aseverarlo. Como pequeños productores agropecuarios, decimos que no hay una comunidad, un sindicato en Cochabamba, en el que no esté presente el narcotráfico. Es ya increíble, incluso se ha tecnificado el narcotráfico, antes pisaban, ahora dice que usan las máquinas aplanadoras de las calles.
No se puede negar que el narcotráfico ha avanzado no solamente en el trópico de Cochabamba, también en Yapacaní, en la zona de San Julián; se está extendiendo sin control. Naturalmente los efectos son absolutamente negativos; vivir de eso es algo inmoral. El Monseñor Terrazas, que hoy es blanco del gobierno, solo ha dicho la verdad. Creo que es además su misión porque se trata de un acto inmoral (el narcotráfico).
El mismo viceministro Cáceres, de Sustancias Controladas, ha dicho que nos está corroyendo el narcotráfico, entonces no hay dónde perderse. Es un mal que nos está llevando a caminos sin salida y ya estamos pagando ese precio. Bolivia no es una isla y jamás podrá sola aislándose del mundo salir adelante.
¡OH!: ¿El gobierno alienta la producción de coca?
Sí. Antes no podías ver a diez kilómetros del centro urbano, aquí cerca, que se produce la coca. Antes era en lugares lejanos, inhóspitos. Nadie dice nada. El presidente Morales al no frenar eso y al no ofrecer posibilidades de producción como el desarrollo alternativo, está alentando la producción.
¡OH!: Hablemos sobre el modelo económico que propone Pulso.
Pulso ve al país desde el punto de vista multidimensional, a diferencia del presidente Morales que lo ve desde el punto de vista unidimensional. Creo que hay que ver desde el punto de vista de la complejidad, la situación que estamos pasando. En ese marco, nosotros obviamente consideramos que pueden coexistir en este país la economía privada, la economía estatal y la inversión extranjera. A esto hemos denominado economía mixta, que perfectamente puede sacar adelante a nuestro pueblo, obviamente bajo un control estricto en todo sentido.
Es un modelo económico de equilibrio social y reciprocidad, importante para sacar a flote el país. Nosotros no queremos ser copia de nadie. En el mundo está pasando el modelo capitalista, pero también hemos visto cómo el modelo socialista, por gravedad, por muerte natural, desapareció. Entonces tenemos que ajustarnos a un modelo nuestro. El de reciprocidad puede ser el que permita un despegue económico, inversión, porque si bien tenemos recursos naturales, ya sean renovables o no, los tenemos que explotar, no son para guardar bajo la almohada. Estamos en el S. XXI y creo que nuestros recursos, mientras haya necesidad, los tenemos que explotar y si es con tecnología nuestra mucho mejor. Pero si no tenemos la capacidad, pues tenemos nomás que permitir la inversión e incursión de tecnología de afuera, por el bien de todos los bolivianos sin diferencia. Donde han fallado, a mi juicio, los gobiernos del pasado que intentaron hacerlo, es que fueron corruptos y ladrones, eso hay que decirlo categóricamente. No los defenderemos nunca.
Sólo se sale adelante con trabajo; siempre habrá personas que trabajen más que otras. No se puede igualar a las personas. Me da risa cuando el presidente Morales habla de igualdad. El hombre desde que nace es diferente, desde el punto de vista incluso del cerebro. Somos distintos unos a otros. Lo importante será reconocer que el que trabaja más, podrá tener dos bicicletas o tres; el que trabaja menos, tendrá menos. No puedes prohibir eso, esa es la vida.
Consideramos que el modelo económico de equilibrio social y de reciprocidad cuaja perfectamente a nuestro pueblo, a nuestro país, y es capaz de sacarlo adelante.
¡OH!: ¿Tiene Ud. esperanza de que el NO triunfe en el referéndum del próximo 25 de enero?
Tengo una firme esperanza. El presidente Morales, a través de sus parlamentarios y ministros, dice vamos a repetir el 10 de agosto del 2008. Las cosas no se repiten nunca, al toro se lo capa una sola vez. Estoy convencido de que el país va a reaccionar de distinta manera y es un gran deber histórico del pueblo boliviano, que debe perder el miedo que viene generando el presidente Morales. El pueblo debe salir de frente, con un trabajo sistemático, consciente y sin mentir. Tengo la firme esperanza de que el NO puede derrotar históricamente al señor Evo Morales.
¡OH!: ¿Aún sin una depuración al padrón electoral?
Ese es un tema a tratarse. Para la depuración del Padrón Electoral habrá que seguir luchando, habrá que seguir reclamando. Lo importante es que el pueblo boliviano tiene que aprender a hablar. Tampoco puede ser pretexto, porque si no hay depuración es inútil, eso sería un grave error. Hay que trabajar por los dos frentes: para derrotar el 25 de enero del 2009, pero también hay que trabajar a objeto de que el padrón electoral sea depurado.
De todas maneras, a través del curso de la historia se van a descubrir cosas.
¡OH!: ¿Cuál es la posición de Pulso frente a las autonomías departamentales?
Las autonomías son a mi juicio una necesidad histórica. Autonomía es sinónimo de desarrollo. Y ojo, no estamos pidiendo de ninguna manera independencia, o dos Estados o cinco Estados. Estamos pidiendo que los pueblos administren mejor sus recursos en la medida en que demos esa posibilidad. Creo que mantener un gobierno con un centralismo secante es también herencia colonial. Hay que recordar que son 180 años de colonialismo, porque la forma de manejo que hoy asume don Evo Morales es también colonial. En 180 años de gobiernos el centralismo ha fracasado. Yo comparaba, es como un nuevo matrimonio. Tu tienes papá y mamá y normalmente los hijos llegan a casarse, pero el hijo que se casa, no puede siempre estar contigo, tiene que irse a otra casa, pero el hecho de que forme otra familia no hace que no siga siendo tu hijo. Lo único que hace es desarrollarse por su cuenta, velando siempre su perspectiva de futuro. La autonomía y la descentralización, que van de la mano, son una propuesta histórica de futuro de los pueblos para que puedan desarrollarse. Hoy es vergonzoso en algunos escenarios, por ejemplo en el INRA, los trámites que se hacen para la titulación tienes que ir hasta La Paz para que te firmen un papel. Eso se debe hacer a nivel departamental. Teniendo que ir a La Paz pierdes tiempo, inviertes dinero, porque hay de por medio estas cosas.
Las autonomías son propuestas muy importantes que hay que tocar sin miedo.
¡OH!: ¿Habla de autonomías departamentales o indígenas?
Cuando hablamos de autonomías departamentales incluye a todos. Cuando hablas de autonomías indígenas, sigues dividiendo, sigues mostrando forzadamente una cosa son estos, otra cosa son aquellos, sigues diciendo que jamás se van a unir pollera con vestido, vestido con pollera. Eso es un falso debate. Cuánta gente ya está dejando la pollera. Los hijos de los quechuas y aymaras ya son de pantalón y no por eso vas a castigarlos.
Creo que las autonomías incluyen todo, no desprecian a nadie, más bien cada vez tenemos que tratar de ser, si no iguales, por lo menos similares.
EL MAS Y LA NACIONALIZACIÓN DE LOS HIDROCARBUROS
¡OH!: ¿Qué opina sobre la nacionalización de los hidrocarburos?
Primero debo decir categóricamente que nacionalización no hay. Don Evo Morales lo único que ha hecho es apropiarse de la Ley 3059 de la anterior gestión parlamentaria, ese proyecto que reajusta los convenios con las empresas transnacionales. Decir que han nacionalizado es la mentira más fabulosa que he escuchado de la boca del gobierno.
Cómo se explica si no esta deprimente situación de la carencia del gas, por ejemplo. No estamos cumpliendo con los porcentajes señalados inicialmente ni a Argentina ni al Brasil, estamos vendiendo menos de la mitad, creo que la tercera parte. Por otro lado, cómo se explican estas tremendas colas (por gas) de las amas de casa en La Paz, Santa Cruz, en Cochabamba. No se puede conseguir gas. Antes de la nacionalización de don Evo Morales la garrafa estaba en Bs. 22.50.-, ahora encuentras, difícilmente, en Bs. 27.
Peor en el tema de los otros carburantes, no hay diesel para trabajar con tractor, no hay gasolina, cada semana hay una crisis. La vida cotidiana le refuta a don Evo Morales, él ha mentido, no ha habido nacionalización.
¡OH!: No hubo nacionalización y estamos peor que antes. ¿Por qué?
Entre otras cosas, por el contrabando, que pareciera estar alentado por el gobierno. Un constituyente que hoy es aliado firme del gobierno aseguró que hay contrabando y que éste está siendo respaldado por tres instancias: el ministro de hidrocarburos, por el superintendente (del sector) y por Santos Ramírez, presidente de YPFB.
¡OH!: ¿Por qué alentaría el gobierno el contrabando?
Yo creo que hay mucho negocio. Este gobierno es corrupto, eso ya no se puede tapar. Lo que pasa es que el gobierno de Evo Morales quiere enriquecerse más rápidamente que el gobierno de Paz Zamora y del Goni.
Han aprendido eficientemente esas mañas para enriquecerse rápidamente; por detrás está eso. Lo peor es que, chistosamente, quieren resolver el contrabando, prohibiendo la importación de autos. Combatir el contrabando va por otro lado. Es un gobierno inestable que nunca ha tenido gente capaz, técnicos capacitados, solventes, para manejar Yacimientos. Cómo van a poner de presidente (de YPFB) a un abogado. Tendría que ser alguien que conozca del sector. Santos Ramírez es un triste compañero que además ya ha tenido actos de corrupción el 2003, cuando del municipio de Tinguipaya se roba cien mil dólares, viene toda la comunidad con carteles para sacarlo y es encubierto por el MAS.
Es un gobierno completamente improvisado.

viernes, 26 de diciembre de 2008

carlos mesa nos sorprende otra vez con un artículo de fondo publicado en la nación, tiene de historia y de visión de futuro

-En Bolivia los partidos (tradicionales) no se han organizado democráticamente, ¿puede ser esta una causa de su caída?
-Una parte del problema es que los partidos no entendieron el tránsito histórico en el que Bolivia estaba, generaron un circuito de hierro al que no se podía acceder, controlaron el poder de la democracia, un triángulo Acción Democrática Nacionalista, Movimiento Nacionalista Revolucionario, Movimiento de Izquierda Revolucionaria, que consideró que ya todo estaba hecho y que ellos tenían la opción de quedarse indefinidamente alternándose en el poder e inventaron un sistema de alternancia en el que rotaban y se aliaban entre sí.Esta circunstancia transformó a los partidos en maquinarias electorales cada vez más distanciadas y en ruptura con la base de su estructura organizativa, por lo tanto, lo único que les interesaba era el voto, no les interesaba la penetración en los sectores de representatividad social. Entonces, esta combinación en la que no estuvo exenta la corrupción, un control cerrado del poder, alimentó a élites que se beneficiaron de ese poder y una ruptura con las bases que votaban por ellos, terminó por hacer colapsar el sistema partidario y en ese sentido los partidos contribuyeron mucho a la crisis institucional boliviana y facilitaron la penetración y la llegada de sectores antisistema que finalmente ganaron las elecciones y son ahora los protagonistas de la democracia.

-¿Hay capitalización de esa experiencia?-Creo que la crisis de los partidos en Bolivia responde a un patrón común en América Latina, el descrédito de la política, de los políticos y de los partidos concebidos en el viejo esquema democrático, llegó a un punto de crisis y de quiebre que requiere de una renovación.
Las respuestas son diferentes en cada nación. En el caso boliviano, el hundimiento de los partidos coincidió con la crisis social del 17 de octubre del 2003, que me llevó a mí a la presidencia y generó el nacimiento de una organización, que en realidad se consolidaba a partir del lugar que ocupó en 2002 el presidente (Evo) Morales hoy día, el Movimiento Al Socialismo (MAS) se ha convertido en la primera fuerza política, lo que no necesariamente quiere decir un partido en el sentido clásico; es más, es un movimiento muy heterogéneo.Y la oposición ha sufrido reveses demasiado importantes durante el periodo del presidente Morales como para suponer que tenga aire hacia el futuro, lo que justifica la necesidad de reconstruir el sistema de partidos, porque hay algo que parece evidente es que no se puede pensar en la democracia sin partidos políticos, una democracia sin gobierno y oposición, en una democracia donde la hegemonía de un modelo es la que manda, que de algún modo es la tentación en la que está el presidente (Hugo) Chávez (de Venezuela) o eventualmente el presidente (Rafael) Correa (de Ecuador), o el presidente Morales, que puede funcionar por algún tiempo corto, pero que corren dos riesgos: Dejan un gran vacío en el momento del final de su ciclo y desinstitucionalizan el país.
-Pero los proyectos hegemónicos no se diseñan pensando en el final del ciclo.-No hay ciclo que no termine, por mucho que el diseño sea milenario. Aquí no se trata de cuánto se cree que se puede construir como proyecto en el mediano o largo plazo, sino en la realidad del tiempo. No estamos en un momento en que las democracias puedan ser sometidas a una hegemonía de… veinte años.El presidente Chávez está cumpliendo diez años y está empezando a enfrentar elementos complejos. El presidente Morales vive en un país mucho más volátil, como es el caso de Bolivia, con los factores de estabilidad más frágiles, más fragmentados; en consecuencia, yo no creo en proyectos de largo aliento. Pueden ser esperanzas y pueden ser transformaciones de largo aliento, sin duda, pero suponer que esa transformación solo la representa un hombre es un error y creo que en Bolivia no vamos a vivir a un presidente Morales por los próximos veinte años, estoy absolutamente seguro, lo que no quiere decir que el cambio que él ha comenzado no y vaya a continuar sin él.

-¿Son movimientos sociales los que nutrieron la fuerza de Evo Morales?-Evo Morales llegó a la política desde el sindicalismo. No desde el indigenismo. No desde la reivindicación milenarista. Evo nace a la política desde la producción y la defensa radical de la hoja de coca, Evo nace enfrentando a un enemigo concreto que es el imperialismo norteamericano y contra el Estado que supuestamente representa los intereses de ese imperialismo.Ese es el origen de Evo y, por tanto, el corazón del respaldo de Evo Morales, son los sindicatos de productores de hoja de coca.Ahora bien, allí se ha ido construyendo una fuerza política y al llegar esa fuerza política al poder, Evo tiene varios elementos que la componen: El indigenismo, el marxismo setentero, la antiglobalización y el nacionalismo revolucionario (tomando este elementos de la Revolución Boliviana de 1952), más el sindicalismo cocalero. Hay una multiplicidad de tendencias, que le restan unicidad al discurso y que plantean posiciones muy diversas expresadas en las paradojas y en las propias contradicciones de las propuestas políticas, económicas y sociales del gobierno.

-¿Los elementos marxistas pueden democratizarse?-Lo del 52 (en Bolivia) es nacionalismo al estilo Perón, al estilo Haya de la Torre… nunca marxista. (Hernán) Siles (Zuazo) estuvo vinculado con el MIR que dejó el marxismo antes de aliarse con Siles y con el Partido Comunista, que en ese momento era un núcleo pequeño, pero el movimiento dominante era el Movimiento Nacionalista Revolucionario de Izquierda (MNRI) que nunca se alejó del nacionalismo revolucionario y que jamás tuvo adscripción al marxismo.El movimiento de Evo sí tiene una raíz marxista, que es diferente de la social revolucionaria, son dos vertientes distintas. Yo he mencionado indigenismo, marxismo, antiglobalizadores y nacionalismo revolucionario, y esas corrientes, cada una tiene su propia especificidad. Los sindicalistas no son marxistas, los nacionalistas no son marxistas, para tomar ejemplos, aunque hay grupos marxistas dentro del gobierno de Evo, por supuesto.
-¿Acaso pueden los grupos autoritarios construir más democracia? Chávez es una involución. -Para analizar el fenómeno boliviano hay que entenderlo distinto de la experiencia de Chávez, porque en el caso boliviano el elemento indígena y el tema étnico cultural tienen una importancia crucial en la propuesta del debate nacional, que es distinta, radicalmente distinta, a lo que está proponiendo Chávez. Pero la pregunta va en la dirección de la construcción del modelo democrático. En ese sentido el riesgo del autoritarismo y el riesgo de disminución de la democracia, entendida como un proceso de pluralismo, es alto y uno de los temas en los que nosotros estamos trabajando desde una visión opositora al gobierno del presidente es que creemos que hay que reconstituir el sistema de partidos, reconstituir las instituciones y demandar alternancia en el poder para cortar esta lógica de mesianismo que permite pensar en proyectos de largo plazo, se practiquen o no se practiquen en la realidad.Ciertamente, la dirección en la que va Bolivia está disminuyendo los grados de democracia, lo que no quiere decir que no estemos en democracia. Estamos en democracia pero el riesgo de que esos márgenes se cierren es algo que nos preocupa.
-¿Hasta qué punto este riesgo está alimentado por Chávez?-Nada es absolutamente blanco o absolutamente negro. Solo el dinero venezolano no permitiría a Evo Morales consolidar su proyecto. Es un error de apreciación suponer que alguien puede construir algo exclusivamente por el apoyo externo, la plata externa.Evo Morales tiene respaldo muy importante en la población boliviana, más de la mitad de los bolivianos aprueba la gestión del presidente Morales. Si Evo no tuviera ese apoyo, todo el dinero venezolano no le serviría.En consecuencia, hay que hacer una doble lectura. Que el dinero venezolano ayuda a alimentar y profundizar el proyecto de Morales, sí. Que el respaldo de Chávez a Evo es importante en ese sentido, sí. Pero Evo Morales solo con eso, no podría. Por tanto, el nivel de popularidad, el nivel de aceptación –bueno, malo, con razones o sin ellas, esa es otra historia– que el presidente tiene es lo que explica también en parte el proceso político exitoso, en términos de permanencia en el poder que tiene Evo Morales, o el propio Hugo Chávez. Si Hugo Chávez no tuviera el respaldo que tiene en Venezuela, ya se hubiera ido a su casa, por más dinero que le hubiera dado el petróleo.
-¿El temor al marxismo elimina la democracia también en la oposición?-El mayor éxito del gobierno de Evo Morales es el fracaso y los errores de la oposición en la forma en que encaró su enfrentamiento con el presidente. Fue una oposición que creyó que iba a ganarle la guerra en las calles a Evo Morales, que le iba a ganar en violencia a Evo Morales, que le iba a ganar en desinstitucionalización a Evo Morales y Evo ganó en todos los campos.Pareció en un momento que el presidente estaba cediendo posiciones, la violencia, la anarquía y el desorden se apoderaron del país y a la vuelta de la crisis que se produjo con los muertos en el departamento de Pando, el presidente volvió férreamente a controlar la situación y hoy día la oposición regionalista y la que dirige el ex presidente (Jorge) Quiroga están seriamente debilitados.La oposición se equivocó porque debió atrincherarse en la ley, debió atrincherarse en las instituciones y la lucha democrática y no lo hizo.
-¿Esta oposición mantiene vínculos con el viejo sistema, con el ex presidente Gonzalo Sánchez?-Sin dudas y ese es uno de los errores de la oposición, suponer que no ha pasado nada, después de la presidencia de Evo Morales. La presidencia de Evo Morales cambia el escenario político del país, define una nueva estructura de protagonistas que antes habían estado un poco en la periferia de la sociedad y de la política y tiene nexos para intentar recuperar lo que habían construido la Alianza Democrática Revolucionaria (del ex presidente Hugo Bánzer), el Movimiento Nacionalista Revolucionario (del ex presidente Gonzalo Sánchez) y el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (del ex presidente Jaime Paz), los partidos tradicionales de la historia boliviana que ya no tienen el espacio que tuvieron antes del 17 de octubre (del 2002).En efecto, hay esos lazos y, de vuelta, hay una lectura equivocada de vuelta imposible al pasado. El futuro podrá ser pesimista, el presente podrá ser criticable y, de hecho, es criticable, y no representa el cambio que dice representar, que haya un cambio en un sentido irreversible en la historia boliviana me parece claro.
-¿Cómo se explica que los grandes partidos hayan terminado siendo acusados de ser los culpables de la exclusión social?-Hay una combinación de varias cosas. Son más de sesenta años de protagonismo de un partido (el MNR) que termina agotando su propuesta. Segundo, hay una lectura que está demasiado apasionada de los años que corren en Bolivia. Cuando pasen los años y se sedimenten las cosas se podrá analizar que el MNR hizo al final de su gestión, y no hablo del gobierno en que yo participé sino del primero gobierno de Sánchez de Lozada, cambios importantes, positivos, en el buen sentido de la inclusión.Creo que decir que esos partidos, en particular el MNR de Paz Estenssoro, le dio la espalda a la gente es una visión parcializada, pero bueno, estamos en medio de la pasión y además es parte del discurso del presidente Morales, todo lo que se hizo en el pasado está mal, algo muy característico de estos regímenes que inventan la historia y que inventan el mito de que ellos son el punto cero del cambio.Incluso en el mundo parecía que Bolivia era Sudáfrica y no es así. Bolivia había llevado adelante procesos de inclusión social, de aceptación del mundo indígena, mucho antes de la llegada de Morales, de modo que ahí hay también un poco de mitología.
{

miércoles, 17 de diciembre de 2008

nepotismo, corrupción, odio, tráfico de influencias, privilegios, cohecho, robo, hurto, mentira y estupidez son las banderas del MAS, que se jactaba..

la última reserva moral?

Es necesario echarle una ojeada a un artículo escrito por Luis Eduardo Siles, llamado "La corrupción populista", donde se acusa al gobierno de Evo Morales como uno de los más corruptos de la historia boliviana. Recordemos que la salida de Aguas del Tunari le costó al estado inicialmente cerca de $us. 9 millones; al igual que la expulsión de Aguas del Illimani produjo una compensación de casi $us. 20 millones, para que ahora ambas instituciones se convirtieran en espacios de saqueo y corrupción. Tenemos el caso de Jorge Alvarado, donde la Contraloría General de la República detectó que el contrato entre la estatal petrolera YPFB y el consorcio privado Iberoamericana Trading S.R.L. violaba disposiciones legales, lo que se trató de mantener en secreto mediante una cláusula de confidencialidad. La Superintendencia de Hidrocarburos encontró un posible daño económico al Estado calculado en $us 38,5 millones en caso de haberse consumado la exportación de 2.000 barriles de petróleo crudo a Brasil. Así, YPFB se convirtió en un botín laboral, donde el diputado Oscar Chirinos y el senador Santos Ramírez fueron acusados por venta de recomendaciones, Alvarado fue recompensado como encargado de negocios en Venezuela y fue designado como presidente de YPFB Manuel Morales Olivera, quien accedió al cargo sin ningún título profesional, su único mérito fue ser hijo del ex diputado masista Manuel Morales Dávila, García Linera dijo que tenía buenos "antecedentes familiares". Antes de asumir el cargo, Morales Dávila ya había sido acusado de favorecer al bufete de abogados de su padre en la concesión de auditorias petroleras y negociar con las empresas petroleras extranjeras en absoluto secreto. Después fue destituido por el propio presidente al demostrarse que presionaba al superintendente para que cambie su informe. Cuando se intentó procesarlo, los documentos que constituían prueba "desaparecieron". Luego entró el dirigente masista Guillermo Aruquipa, quien manejaba cuatro planillas de sueldos simultáneamente y fue calificado de incapaz. La hermana de Morales Dávila, la comunicadora Marcia Morales Dávila se hizo cargo de Aduanas, ordenó que ciertos vehículos estén exentos de pagos aduaneros y otros no, y avaló la salida de gas y gasolina. Posteriormente, fue nombrado el General César López Saavedra, quien fue comandante del ejército del ex presidente Sánchez de Lozada y actor en los enfrentamientos de octubre de 2003. En enero de 2007, en Cochabamba, la Ministra de Justicia Celima Torrico y Omar Fernández, azuzaban a la masa para atacar la Prefectura. También, se les atribuye los hechos aciagos del 11 de enero. Tenemos el caso de la senadora suplente Leonilda Zurita, quien durante los disturbios de enero de 2007 distribuía sacos de harina para uso de emergencias civiles del Ministerio de Defensa a sus huestes masistas. Un funcionario del Ministerio de Jjusticia fue despedido y Zurita salió ilesa del asunto, mientras en otras partes del país las lluvias y las inundaciones estaban causando desastres. Los clanes familiares Peredo - Rada, de Isaac Avalos, Choquehuanca, el ex vocero Contreras --y su posible "tsunami político" si declaraba--, la familia Quintana, etc. Bajo el pretexto de que el "agua no es una mercancía", se saquean las empresas públicas, importando poco el "bien común". Si no, preguntémosle al ex Ministro Abel Mamani, envuelto en escándalos sexuales con funcionarias y prostitutas. Como el hijo de la vocera del MAS en Santa Cruz, Ivis Melgar que fue filmado extorsionando brutalmente por pago de tributos y acosando sexualmente a una empleada de un café Internet. Mamani, posteriormente acusó al Viceministro de servicios básicos y actual Ministro del agua: René Orellana, sobre el interés de la ONG "Agua Sustentable" en la adjudicación irregular de un contrato con la venia de María Esther Udaeta y Omar Fernández, senadores del MAS. Se dice que Santos Ramírez institucionalizó el sistema de avales políticos y recomendó, por escrito, a Freddy Terceros Cortés quien fue encontrado con 3.5 Kg. de cocaína y una carta firmada por Ramírez para realizar: "gestiones institucionales en nombre del Congreso de Bolivia". Tenemos los trámites de visa para chinos. Posteriormente, Ramírez es designado presidente de YPFB. Los tractores de Salvatierra, la salida de Andrés Soliz Rada denunciando irregularidades en el gobierno; la destitución del Ministro de Obras Públicas Jerjes Mercado y la expulsión de Guillermo Beckar por denunciar irregularidades; viajes en helicóptero que le cuestan al Estado $us. 90.000 al mes; la compra de dos inservibles aviones chinos MA- 60 a crédito por la suma de $us. 35 millones; la irresponsable compra de las refinerías de Petrobrás con pasivos que triplican el precio que se debía pagar; la rifa del hierro del Mutún; el rechazo de harina de EE.UU. para víctimas de desastres naturales por "dignidad"; el endeudamiento y sometimiento por la "ayuda desinteresada" de Venezuela; la fuga del alcalde de Aucapata, con 140.000 dólares de la "cooperación" venezolana; el avión interceptado en Riberalta con un ciudadano venezolano en posesión de 872.000 dólares; el aumento de la producción y tráfico de droga en el altiplano; el caso del jefe de la Dirección de Registro, Control y Administración de Bienes Incautados al Narcotráfico Wilge Vega y del vocero del MAS en Santa Cruz Benigno Vargas viviendo en inmuebles incautados y del dirigente masista cruceño Rubén Orozco detenido en posesión de una vagoneta incautada; el caso de las hermanas de Margarita Terán; la perdida de 5.000 millones de la Cuenta del Milenio; los 80 mil empleos del ATPDEA; el robo de dinero en la Prefectura de Rafael Puente y su posterior renuncia por la presión de los dirigentes sociales; el caso de los 33 camiones y el Ministro Quintana; la humillación del profesional periodista por parte del soberbio, etc. Nepotismo, corrupción, odio, tráfico de influencias, privilegios, cohecho, robo, hurto, mentira, estupidez son las banderas del MAS. (de Cristian Rivas en Los Tiempos, Cbba.)

jueves, 11 de diciembre de 2008

todos los medios, al unísono cada uno con palabras diferentes ha condenado la bellaquería del Presidente de maltratar a un periodista. La Prensa dice:

Editorial de La Prensa.

El ciudadano Ramírez

El Palacio Quemado quedó convertido en cadalso, donde la víctima ni siquiera tuvo la oportunidad de ensayar una defensa.
La humillación de la que fue objeto nuestro periodista Raphael Ramírez por parte del presidente de la República, Evo Morales, nos duele. Nos duele en lo más profundo, pero no sólo porque el periodista Ramírez sea uno de los nuestros, colega de trabajo y amigo, sino porque Ramírez encarna a todo ciudadano boliviano que ha sido humillado públicamente por nada menos que el Primer Mandatario de la nación.
Nos duele ver que un Presidente utilice el poder conferido por el pueblo para volcarlo en contra de éste. Jamás en la historia de este país se ha visto que un líder elegido por el voto popular haya descargado tanto odio y desprecio contra ciudadanos, instituciones y autoridades que forman parte del tejido social y democrático.
La noche del pasado martes y frente a las cámaras de televisión, Evo Morales sometió al escarnio a un ciudadano que se gana la vida honestamente como comunicador social. El Palacio Quemado quedó convertido en cadalso, donde la víctima ni siquiera tuvo la oportunidad de ensayar una defensa. La impotencia en el rostro del periodista Ramírez es la misma que la que siente el empresario señalado por el Presidente como explotador, o la del magistrado acusado de prevaricato por sólo ejercer su cargo, o la del ex servidor público estigmatizado como corrupto, o la del opositor prejuzgado como terrorista. Nadie se salva de la diatriba presidencial y a nadie se le concede el derecho de defenderse ante las instancias correspondientes.
Sin embargo, es necesario ver un poco más allá de las afrentas. No nos olvidemos que esta última arremetida desde el Palacio Quemado tiene sus orígenes en las gravísimas denuncias de corrupción que se han presentado contra el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana. Declaraciones de ex funcionarios aduaneros, cartas impregnadas de tráfico de influencias y hojas de ruta de camiones cargados con mercadería de contrabando son evidencias más que suficientes para que cualquier ciudadano responda ante la justicia sin ningún tipo de privilegios.
Bien podría el ministro Quintana hacer uso de su derecho a defenderse dentro de un justo proceso —un derecho que, paradójicamente, se les niega a quienes son acusados a diestra y siniestra por los gobernantes—, pero la estrategia del hombre fuerte de la Presidencia es la de contraatacar a sus acusadores y a quienes buscan llegar a la verdad, para neutralizarlos.
Hemos sido testigos de similar estrategia la noche del martes. Esta vez le tocó al periodista Ramírez convertirse en blanco de los “cañonazos” gubernamentales que buscan levantar una cortina de humo frente a los temas de fondo. Por eso nos duele que ciudadanos inocentes tengan que sufrir las consecuencias de los abusos del poder.

lunes, 8 de diciembre de 2008

estamos todos sorprendidos del poder extraordinario de quintana convertido en el factotum del gobierno. es maniobrero inescrupuloso

El quinto poder de Quintana

Es grande el poder de Juan Ramón que no es De La Quintana sino Quintana a secas, sin que esto sea algo en contra de su dignidad, sino muy por el contrario uno de los escasos aspectos que se constituyen en una de las señas que podría hacer suponer que lo acercan un poco a ese ilustre pueblo que debería llevar en el corazón y le falta en todas sus acciones a este ex mayor expulsado de las filas del ejército, que llegó a ser ministro de la presidencia y uno de los hombres del presidente, diríamos que el General de campo y lugarteniente en la contienda interna que el MAS viene librando en Bolivia.
Quintana tiene el perfil del hombre versátil, que adopta la ideología de aquellos a los que presta sus servicios. Por eso ha estado en gobiernos de derecha, de centro, de izquierda, sin reparar en la raza, ni la orientación por la que encaminará sus servicios y su destino.
Sus ojos parecen vacíos, como si les faltaran las pupilas, más o menos como la impresión que nos provocan esos dibujos con el contorno de hombre pero que están huecos. Los ojos como dos hoyos, la boca con dientes y en el trasfondo se transparenta la página en blanco y los brazos rígidos, el gesto esquivo.
Las palabras con las que matiza sus intervenciones suenan mecánicas, ruidosas palabras que no dicen nada, que sólo repiten mecánicamente un mensaje de corte robótico y desposeído de humanidad y afecto. ¿Quién recuerda un discurso o una intervención de Quintana, que no sea aquella en la que le prometía a Leopoldo Fernández llevarlo a podrirse con los gusanos? Ah!
También nos ha quedado en la retina y en los oídos el "ta´ bien" con el que celebró la oferta del delegado presidencial del Beni, Palmiro Soria, cuando en medio de los días negros y poblados de persecuciones en Pando le ofrecía dos magníficas para que se lo alcen de los bracitos y una cajetilla de pitillo (droga). Lo que nos deja por sentado es que en medio de las persecuciones y las muertes de uno y otro lado los amigos se divertían de lo lindo. Sin que los muertos sean un óbice para el placer sexual y los otros placebos.
Transpiraba la gota gorda en ese orgasmo con el que prometió enterrar a Leopoldo en el fondo de la tierra. No era para menos arrobado por la emoción y en medio de los calores de Cobija- Pando, preparando ese momento de su gloria y el dolor para muchos; el momento de la caída en el infierno. En esa ocasión lo recordamos por el horror que nos provocaron sus palabras, sus gestos, ese clímax de pasión que le arrancaban los planes que se preparaba a concretar.
Entonces Quintana se mostró emotivo, se mostró poseído por una pasión indescriptible, contundente, febril, jugándose por su lado oscuro, por el lado que ahora sus amigos del gobierno, desde el vicepresidente, pasando por el ministro Rada hasta Gonzalo Torrico, se juegan a defender, a poner las manos al fuego que sigue ardiendo desde que Pando fue inmolada, desde que se montaron las supuestas pruebas de una masacre a la inversa, desde que decidieron dar vuelta a la página de la historia de Bolivia para retroceder a la barbarie, desde que Mattarollo vino para maquillar a los muertos, para decir quien era quien, para montar el informe de la infamia con la que Unasur pretende convertirse en la corte de dioses del olimpo que exculpan e inculpan según sus conveniencias políticas.
La pucha que había tenido poder Quintana. Ni más ni menos que el quinto poder del Estado, ¿adivinan cual?, está en manos de Quintana. (de centa reck en hoy bolivia)

jueves, 4 de diciembre de 2008

lizandro coca en su bien meditado escrito "patria o muerte" se ocupa del autoritarismo que vive Bolivia con desprecio de la vida y democracia

La política ya se ha judicializado. Como el fiscal y los jueces que responden al gobierno están en La Paz, todos los perseguidos y posteriormente presos políticos son llevados a esa ciudad para ser, no procesados, puesto que eso implicaría la posibilidad de que sean sobreseídos, sino condenados, además, en un juicio espectáculo grotescamente mediatizado, en un circo montado para los bolivianos ignorantes ansiosos de venganza y cabezas en la guillotina totalitaria.
Y por supuesto que el pretexto expuesto por el ministro Rada, ese de que “se los lleva a La Paz porque cuando los delitos cometidos atentan contra el Estado, los procesos deben llevarse adelante en el lugar donde radican los órganos estatales” no es más que otra de las tantas estupideces gubernamentales, que cada vez son menos graciosas y más indignantes. El ministro cree que los bolivianos somos estúpidos, como él, para creer semejante justificación. Entonces, perseguidos y presos políticos, ya hay.
Y exiliados también, eso es lo que son todos los pandinos refugiados en Brasil que ¡claro! ante la total improbabilidad de que los poderosos actúen con ecuanimidad, no encontraron otra alternativa más que el exilio; de la misma forma que los izquierdistas durante las dictaduras que, sabiendo que al permanecer en el país arriesgaban sus pellejos porque no encontrarían más que un remedo de justicia, huían de la intolerancia política. No se fueron nadando o de balseros porque (obvio) no tenemos mar, pero da igual cómo lo hagan, lo importante es que huyen de la arbitrariedad, la injusticia y el autoritarismo.
Hace algunos meses, aquella desvelada llamada Marta Harnecker, intelectualiode promotora de mentiras e irracionalidad, profetiza del totalitarismo y la intolerancia, en una conferencia que realizó en el aula magna de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas decía, justificando el hambre y la miseria de los cubanos, que Fidel Castro habría tenido la “virtud” de lograr que sus ciudadanos prefirieran la dignidad a la libertad, la prosperidad y el progreso. ¡Suena hermoso verdad!
Pero lo que en realidad quiso decir es que ese dinosaurio del totalitarismo ha logrado que gran parte de los cubanos huyan de sus hogares por su culpa, y al resto, los que no pudieron escapar, les ha negado durante décadas la libertad, la prosperidad y el progreso, tres elementos que les habrían provisto de verdadera dignidad, a cambio de extenuantes discursos demagógicos cargados de mentiras y diatribas contra los que sí supieron construir sociedades libres.
En Bolivia, después de perder el ATPDEA, un desvelado del mismo círculo, también vendedor de espejismos y mentiras, terrorista de las armas y las ideas, llamado Álvaro García Linera nos dice, por la pérdida de mercados y consecuentemente de fuentes de trabajo y subsistencia para los bolivianos, que “ese es el precio de la dignidad” Prueba clara de que pretenden, igual que su comandante Castro, hacer que los bolivianos vivamos de sus falsas dignidades y comamos discursos idiotas.
El uso intensivo de la propaganda ha pasado los límites del absurdo. Tuve la fortuna, hace un par de semanas, de visitar Santa Cruz y recorrer el Chaco boliviano, y mientras el gobierno transmite propaganda de gentes afirmando que no hay escasez de combustibles, observé estaciones de servicio cerradas por falta de diesel más que gasolina, o largas colas de vehículos esperando alcanzar una parte del “cupo” (otro dejavù de los regímenes socialistas ineficientes) asignado a las gasolineras.
Pretenden que somos tan imbéciles que con propagandas en radio y televisión dejamos de percatarnos de lo evidente.La cubanización de Bolivia ya está en marcha, el nuevo texto constitucional solamente les brindará mayores instrumentos “legales” e “institucionales” para acelerar y consolidar el proceso porque, en los hechos, el gobierno de Evo Morales ya es, en términos matemáticos, un autoritarismo que tiende a totalitarismo con límite en el infinito. Y como siempre, los intelectuales domésticos y extranjeros, la comunidad internacional y los organismos supranacionales cometen, con Chávez, Morales y los tiranos del vecindario, el error que ya cometieron con Hitler al creer que “aquí no pasa nada”, que “ese loquito no va a conseguir nada”.
Cuando Hitler ya había manifestado claramente sus intenciones años antes al escribir “Mi lucha”, cuando Chávez ya había manifestado claramente su desprecio por la democracia en su intento de golpe, cuando García Linera y Evo Morales ya habían manifestado claramente su desprecio por la vida y la democracia, el primero embarcándose en el crimen del terrorismo, y el segundo encabezando un movimiento con tendencias guerrilleras que asesinó y torturó a militares y policías. Claro que en los dos últimos casos, la culpa también es de los bolivianos que votaron por ellos conociéndolos, pero lo es más aun de los que hoy, conociéndolos mejor, continúan apoyando sus delirios totalitarios.
Publicado por COlmos

martes, 25 de noviembre de 2008

dante pino en cuanto ciudadano goza de gran lucidez, como ministro fue valiente y honesto. su palabra tiene peso y hay que oírle!

En lo que concierne al gobierno Bolivia está mejor que nunca. La revolución democrática–cultural avanza a los compases de la corneta Evista y las huestes Almaristas. Todos están blandiendo el sable de la fuerza militar que se ha convertido en el gatillo del masismo.
Convencidos de que nadie puede detenerlos una vez contenida la arremetida del Conalde y diezmados sus integrantes, acometen contra la propiedad privada, por ahora, en las zonas ganaderas, luego serán las zonas agrícolas y al final la vivienda urbana.
La destrucción de lo nacional no parece tener límite. Se ha destruido todo el aparato productivo hidrocarburífero en nombre de la “nacionalización”, se ha golpeado la producción exportadora del país sin ninguna contemplación: prohibiendo exportar y luego quitando mercados, se ha convertido la estabilidad económica de los precios en inflación, se ha disminuido el poder adquisitivo de los salarios, se han desdolarizado los ahorros en moneda extranjera, se ha multiplicado la emisión monetaria, se ha incrementado la deuda interna, todo esto en nombre del socialismo abanderado por Evo Morales y sus muchachos.
No conformes con este apocalipsis económico ahora pretenden asaltar la propiedad privada. Y estas acciones delincuenciales, nos dejarán a mediano plazo sin la producción alimentaria por efecto de la destrucción de haciendas y sembradíos que se está llevando a cabo. A la disminución de la frontera agrícola que se tuvo como consecuencia de los desastres naturales denominados “niños” ahora debemos agregar lo que se viene obrando.

qué delito hemos cometido los bolivianos para merecernos éste gobierno?
votar por evo ha sido el error imperdonable de nuestra generación porque se acercan las siete plagas del egipto. el hambre. la sequía. las inundaciones. el desempleo. el recorte de los giros del exterior. el narcotráfico y la violencia social. llega todo junto. no es acaso un castigo?

¿Qué castigo hemos cometido los bolivianos para merecer esto? Votar por Evo Morales. Creer que él era la personificación del cambio. Que el país iba a tomar un rumbo distinto para mejorar la vida de todos. Yo no voté por Evo Morales, no me siento parte de ese voto. Pero como minoría debo sufrir las consecuencias de los que lo votaron.
Debemos hacer un llamado serio a los paceños, a los alteños, sino modifican su apoyo a este gobierno Bolivia está en el camino de sufrir las siete plagas Bíblicas. El hambre ya se está extendiendo por toda el área rural, la sequía, las inundaciones que se avecinan, el desempleo minero, la disminución de las remesas del exterior a las familias, la expansión del narcotráfico, la violencia social. Todo esto es gracias al apoyo de La Paz y El Alto que le dan a Evo Morales la fuerza política para seguir destruyéndonos, y el ímpetu para seguir jugando futbol como llokalla huaylacho.
Y no estaremos repitiendo bobadas como eso de que todo es culpa de los neoliberales. Hace cinco años que los neoliberales no están en el gobierno. Y desde que se instituyó la Agenda de Octubre los resultados son estos. ¿Para pensar no?

lunes, 17 de noviembre de 2008

"ama sua" no robes, muestra el nido de corrupción en que se está convirtiendo el MAS. lejos de castigar el robo EVO les previene en actitud tolerante

El imperio Inca dejó tres códigos de ética que se pueden resumir como los tres amas: ama sua- no seas ladrón, ama llulla- no seas mentiroso y ama quella- no seas ocioso.
El gobierno boliviano que se propone como un agente de cambio no sólo social sino ético y que además pretende constitucionalizar la justicia comunitaria, sigue provocando controversia por sus acciones reñidas con los códigos occidentales y también con los que le legó el incario, imperio que planean reivindicar.
El código que ha legado los tres amas es coincidente con el resto de las culturas humanas y por ende con el decálogo o los diez mandamientos judeo-cristino, lo que nos señala que los tres preceptos incas surgieron por la tendencia que mostraba la población en proceso de formación ético-moral a incurrir en las tres faltas que precisamente se prohibían con severidad: el robo, la mentira, la ociosidad.
En medio del controvertido clima político que hoy vivimos en el que se han relajado tanto las normas y las buenas costumbres, el gobierno del MAS a la cabeza de Evo Morales muestra una creciente corrupción entre los miembros del partido que acceden a cargos públicos como un premio a sus gestiones, que en muchos casos están reñidas con la ley pero que sin embargo favorecen al gobierno.
Este simple hecho muestra la razón por la que el MAS se está convirtiendo en un nido de corrupción, puesto que no se puede pedir una conducta respetuosa a quienes se les aplaude por realizar toda índole de prácticas y artimañas a fin de engañar a los opositores o a quienes se les están arrebatando sus derechos.
Esta situación comienza a tomar una dimensión patética, en la medida que se han descubierto prácticas graves de corrupción en las reparticiones del Estado, incluyendo a las empresas recientemente nacionalizadas e incluso en los tan anunciados planes gubernamentales de vivienda de tipo social. En la circunstancia de que se ha producido este destapado y puesto que el Ejecutivo no puede ya tapar el sol con un dedo, el presidente Evo Morales ha planteado públicamente que tiene identificados a los corruptos de YPFB y les ha pedido que dejen de robar.
Resulta controvertido que un presidente que se embanderó y cifró sus promesas en medidas en contra de la corrupción de los gobiernos neoliberales, revele que ha identificado a funcionarios de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) vinculados a hechos de corrupción y al contrabando de carburantes, pero en vez de destituirlos les mande un timbre de alerta para pedirles que “dejen de robar”.
"Quiero decirle al pueblo boliviano desde Tarata vamos a combatir al contrabando, vamos a combatir la corrupción porque hemos detectado a algunos funcionarios de Yacimientos a algunos responsables de ciertas operaciones", afirmó el Presidente. "Que sepan esos funcionarios que el Gobierno (los) tiene identificados", advirtió el Jefe de Estado, quien con este mensaje aludía a funcionarios de reparticiones estatales que permiten el contrabando de garrafas de gas y diesel, transportando estos insumos al Perú y Brasil donde los revenden por siete veces más de lo que se cotizan en el mercado interno.
Cuesta creer que el mandatario no sólo asume la corrupción, sino que encima les envía a los corruptos de su gobierno un mensaje público para prevenirlos que está en camino de encontrarlos con las manos en la masa. Esto por supuesto más que una advertencia moral es un llamado a que escondan sus prácticas, a que se cuiden, que sepan guardar las apariencias o paren de hacerlo para que no lo obliguen a pillarlos, destituirlos y plantearles el proceso que tendría que sobrevenir tras la detección de un hecho de esta naturaleza y lesivo para el Estado.
El Gobierno ha iniciado un plan militar al que denominó "Puño de Hierro" con el que intenta reducir el contrabando de los carburantes; pero por lo visto no desea por nada del mundo tener que castigar o encontrar infraganti a sus correligionarios.
Siguiendo el tenor de su discurso, que da muestras de que el presidente privilegia la politiquería a la moral y las buenas costumbres, el Mandatario solicitó muy livianamente a las personas que se dedican al contrabando “a dejar esta actividad ilícita que está perjudicando al pueblo”.
"Yo quiero pedirles compañeras y compañeros, a hacer mayor conciencia para no cometer estos errores", instó en forma absolutamente incomprensible para quienes esperaban “puño de hierro” para los que teniendo el poder lo prostituyen y lo utilizan para fines no lícitos.
Esto nos deja francamente atónitos, más que antes, porque descubrimos que el presidente no tiene internalizadas ni las normas de moral y ética occidentales ni las indígenas; mucho menos las indígenas en las que los tres amas no podían ser transgredidos que no sea bajo la posibilidad de ser juzgados con graves penas establecidas a estos fines.
La infracción a los tres amas, se campea en Bolivia y la ley no existe para los correligionarios, pero es un “puño de hierro” para los opositores y el resto de la ciudadanía.
Autor: Centa Reck, título AMA SUA. publicado por HoyBolivia.

domingo, 16 de noviembre de 2008

el autor repasa el rosario de fallas del régimen imperante y nos lo muestra como el desgobierno del gobierno en corta visión

Para sus triunfos electorales desde un comienzo este Gobierno se basó en los votos de un segmento numéricamente importante del pueblo de Bolivia que en su momento se ciñó al viejo adagio electoral enceguecido y populista de “haber votado sin importar estar o no equivocado” por un grupo de Gobierno dizque “ducho” pero en realidad cada vez más “debilucho”. Ducho para ofrecer pero debilucho para cumplir; y aún raquítico para hacer respetar la Constitución vigente que, entre otras cosas, por donde se la mire es mejor que la espuria de Oruro. Esto por un lado.

Por otro lado, este Gobierno también se afianzó en una colectividad entumecida y hasta enceguecida por la oportunidad del voto revanchista; pero equivocada porque todavía no sabe de dónde viene como colección de “movimientos sociales” ni a dónde va, ni cómo y con qué, porque nadie le ha enseñado. Menos con qué liderazgo ya que está percibiendo cada vez más, porque nadie es tonto todo el tiempo, que este Gobierno es cualquier cosa menos pertinente a sus intereses que de ninguna manera giran alrededor de la “justicia comunitaria” y/o de las “autonomías” yuxtapuestas y baladíes tal como se las exponen con mala sintaxis en la Constitución espuria de Oruro.

Lo del mentado “cambio” no lo ha definido nadie fuera de preparar ilegalmente una constitución espuria; proceder con “nacionalizaciones” mal hechas, mal bautizadas porque no fueron nacionalizaciones, y peor administradas; y más aún, socavar la autoridad del Poder Judicial que a la larga será lo que más votos reste a este gobierno porque, insisto, no todos somos tontos todo el tiempo. El referendo de constitución que se avecina (que a lo mejor no se lleva a cabo porque la sensatez y la decencia a lo mejor se imponen) es otra muestra de desgobierno que pasará a la historia con flecos esperpénticos por lo inútiles y perecederos. Los ataques directos, indirectos y barrocos a la prensa también son formas de desgobierno, o sea de costosísima pérdida de tiempo.

Este Gobierno ha querido servir de materia gris o sea que ha venido dizque pensando, y esa colectividad votante, es su mayoría, se ha apoltronado y ha propendido a creer lo que pregonó sobre todo el Poder Ejecutivo (PE), lo que ha llevado a Su Excelencia (SE) y a este país fraccionado a un letargo e incluso a un atraso en todo que cada vez se muestra menos apto para afrontar el futuro y sus complejidades nacionales e internacionales. Y lo peor es que el PE cree que gobierna, cuando la verdad es que desgobierna en un afán ya fútil de hipnotizarnos con su izquierdismo desaforado y debilucho. Así no hay respeto ni menos recato que esperar de parte de nadie. Hasta los prefectos del benemérito Conalde han sido descarrilados por el desgobierno y las ilegalidades. Pero cuidado, la debilidad política de todo desgobierno aumenta en la medida que la legalidad y la cordura disminuyen. El que SE y el resto del PE no se percaten de esto intriga y hasta despampana.

Un asno destruye un pesebre en minutos pero un carpintero tarda días en construirlo dependiendo de las licencias y otras especificaciones que habrá de conseguirse y tomarse en cuenta, y los gastos de dinero desde luego. En lo que queda de esta Bolivia fraccionada y peor, amedrentada, continuamos en el ciclo destructivo que ahora empezamos a ver que ha sido desbastador al punto de que tendremos que sufrir las consecuencias por mucho tiempo ya que no hay voluntad mi menos competencia para comenzar a convocar a ningún “carpintero” sobre todo en la industria del gas y el petróleo… para no seguir nombrando docenas de otras que por falta de diesel y gasolina no solamente se están viendo obligadas a despedir gente sino también esperanzas.

Ni hablar de la crisis financiera internacional que cogerá a Bolivia en calzoncillos porque gastar ahorros para paliarla, que son las reservas del Banco Central, es una más de las tantas debilidades intelectuales del PE y sus allegados cuando lo que hubo que haber hecho es no destruir la propensión a la inversión privada que existía hace tres años no solamente en liquidez monetaria, sino en talento profesional y técnico que este PE no conseguirá ni ahora ni nunca con el perifoneo izquierdista que lo ha venido caracterizando y al que parece que está adicto.

Desconocer la ruta de suicidio en que nos ha metido el PE, en que se ha metido él mejor dicho, es dar por tierra con lo poco “ducho” que le dio la victoria electoral de un comienzo de mandato, y con lo nada ducho que es hacerse decir “incumplido”, “incompetente”, “contrabandista de diesel y gasolina” que vienen a ser epítetos articulados por cada vez más gente que en su momento votó por el “cambio” pese a no saber de qué se trataba. Llegar a saberlo como está ocurriendo ahora en El Alto y en otras comarcas, que en su momento apostaron por el “ducho”, es incalculablemente costoso, y porque hemos pasado el punto de no retorno de un proceso de desgobierno que nadie se imaginó llegaría a la debacle actual.

Autor: Jorge Ordenes, fuente La Razón, de La Paz, Bolivia

martes, 11 de noviembre de 2008

con precisión y valentía carlos mesa le recuerda a evo que no tiene autoridad moral para justificar sus desaciertos.

No hay cosa más efectiva para controlar una sociedad que provocarle miedo. El miedo es el mejor compañero del poder absoluto y el camino más directo para la pérdida de la dignidad. El miedo que el Gobierno está creando día a día en los ciudadanos es el primer y más peligroso paso al autoritarismo.
El gobierno del MAS sobre el argumento ya secular de que el cambio revolucionario no puede detenerse por culpa de la “democracia burguesa que no ha hecho otra cosa que respaldar a los poderosos y oprimir a los débiles”, está rompiendo el Estado de Derecho cuya admirable esencia filosófica trasciende largamente los dogmas ideológicos que han amasado en sangre diversos modelos políticos.
El presidente Morales nos está demostrando algo terrible, muy al estilo de nuestro malhadado caudillismo, que no importa qué Constitución tengamos, sino quién y cómo la aplica. La sucesión de violaciones a la ley que practica su gobierno es de tal magnitud y de tal impunidad que nos deja anonadados, y es mal presagio para el futuro.
Esta sociedad atrapada por su mala conciencia y por la progresiva capitulación ante las arbitrariedades del poder a título del cambio revolucionario, está cada día más arrinconada por el miedo. Miedo a defender el Estado de Derecho porque, según el Gobierno, hacerlo es ser racista, o neoliberal, o derechista, o aliado de los masacradores. Mientras el miedo nos amordaza, el cinismo campea en boca de los poderosos que, sin ruborizarse, acusan a los otros de lo que ellos hacen todos los días.
El departamento de Pando se ha convertido en un gigantesco cuartel productor de confinados y refugiados. El estado de sitio es ilegal porque el art. 111, II de la Constitución (CPE) dice: “En igual forma (la autorización del Legislativo para la continuación del estado de sitio) se procederá si el D.S. de estado de sitio fuese dictado por el Poder Ejecutivo estando las cámaras en funciones”. El Congreso no ha autorizado el estado de sitio, como sí lo hizo al dictarse éste en 1985, 1989, 1994 y 1996, no para su prolongación sino para su aplicación en los primeros 90 días. El prefecto Fernández no ha sido destituido ni suspendido por el Presidente mediante D.S.; en consecuencia, el prefecto nombrado por Morales está usurpando funciones. Si el Prefecto de Pando está preso por vulnerar el estado de sitio, tiene derecho (art. 112, 4° de la CPE) a pedir un pasaporte y salir legalmente del país, y si está acusado de asesinato en el caso Porvenir (y lo está porque el fiscal le abrió una investigación por ello), debe ser acusado por el Congreso. Si esto no ocurre, no puede permanecer detenido ni en La Paz ni en Sucre, ni en ninguna parte, hasta que se abra formalmente el proceso en su contra en la Corte Suprema de Justicia (CSJ).
El Gobierno no acata una disposición de la CSJ de trasladar al detenido a Sucre, demostrándonos que, para sus autoridades, el Poder Judicial y el jabón de olor cumplen similares funciones. Pero cuando un oficial militar que forma parte de la Guardia Presidencial (Colorados de Bolivia) es hallado con las manos en la masa en un atentado terrorista contra un medio de TV, es liberado pagando una ridícula fianza, entonces sí dice campante que la justicia ha demostrado la inocencia del acusado, cuando es obvio que el proceso como tal está apenas en el inicio y por supuesto la inocencia del acusado no ha sido demostrada. Un fiscal “absuelve” y la CSJ “prevarica”, según el gusto o disgusto de los todopoderosos que gobiernan, que se han cuidado bien de destruir al Tribunal Constitucional para hacer lo que mejor les parezca.
El Gobierno, desde el Presidente hasta cualquier viceministro, acusa, amenaza, advierte y, lo que es más grave, afirma lo que quiere y casi nunca muestra una prueba creíble o sólida. La “última”: el Presidente expulsa a la DEA y dice que las pruebas de las maquinaciones de ésta sólo se las mostrará a Obama. El Presidente puede expulsar a la DEA si así lo cree conveniente, no es necesario probar nada, pero si dice que lo hace por acciones ilegales de este organismo, está en la obligación de mostrar las pruebas primero al pueblo de Bolivia, no a Obama, por la simple razón de que las explicaciones se las debe a quien sirve, que —por lo menos en teoría— es el pueblo de Bolivia.
El Congreso convoca a un referéndum para aprobar el proyecto constitucional y vulnera la ley de referendos, que dice que no se lo puede convocar estando vigente un estado de sitio. La Corte Electoral, que debió negarse a aceptar tal convocatoria, “interpreta” que esa prohibición se aplica a partir del 23 de noviembre (interpretación antojadiza), aunque por lo menos levanta la voz para intentar frenar este abuso de poder.
Los periodistas son sometidos a presiones de diverso tipo, las más obvias a través de “movimientos sociales” mediante actos vandálicos y agresiones físicas contra profesionales que intentan cumplir su trabajo, vulnerando una libertad esencial, la de expresión.
El Presidente reparte cheques venezolanos como volantes, sin aprobación congresal ni inscripción en el presupuesto, ni fiscalización de la Contraloría. Eso, aquí y en la China Popular, es corrupción.
Pero todo ciudadano que protesta o levanta la voz contra estas acciones, recibe la retahíla que recuerda los excesos de la democracia pactada, de la oposición regional, el vandalismo en la toma ilegal de entidades estatales, quema de ductos y finalmente el crimen de Porvenir. Vale la pena aquí recordarle al presidente Morales que en su gobierno murieron 33 personas, además de las 14 que perdieron la vida el 11 de septiembre de 2008 en Porvenir, lo que hace un total de 47 muertes, todas como producto de conflictos sociales. Valga recordarle también que las dos primeras víctimas de su gobierno fueron dos de sus compañeros cocaleros en el Chapare, el 29 de septiembre de 2006.
El Gobierno no tiene ninguna autoridad moral, a título de lo ocurrido en el pasado, para justificar lo que hace en el presente. ¿O no es que este gobierno iba a erradicar las viejas prácticas de violencia, injusticia y corrupción? El 54% de los bolivianos no votó para tener más de lo mismo.
Defender el Estado de Derecho no es estar ni con la derecha, ni con la reacción, ni con las élites, ni con los asesinos; es, simplemente, defender el Estado de Derecho. A secas y sin miedo.

sábado, 8 de noviembre de 2008

jorge soriano badani hace ya muchos años viene sosteniendo la causa marítima desde el comité pro-mar en forma patriótica y valiente sin claudicar

El análisis documental nos demuestra que desde la creación de Bolivia como República, Chile, nuestro mal vecino, prepotente, incansable usurpador y enclaustrador, planificó su doctrina, que persigue sin pausa ni sosiego borrar a Bolivia del mapa sudamericano. Este objetivo fue planteado a su gobierno por el ministro Mariano Egaña, acreditado ante la Corte de Saint James, en nota enviada a su Cancillería, en fecha 13 de octubre de 1825 (sesenta y ocho días después de la proclamación de Bolivia como república), durante el gobierno de Ramón Freire.
El citado documento plantea la geopolítica de su país con relación a Bolivia y los países vecinos. Desde entonces, Chile fue poniendo en práctica esa doctrina hasta el presente. En los hechos, veamos el resultado práctico del objetivo planteado y ejecutado por nuestros vecinos:
PÉRDIDA TERRITORIAL PAISES TRATADOS Km2 - Argentina - Brasil - Chile - Perú - Paraguay 1889-1925 1867, 1903 1866, 1884, 1904 1909 1938 170.000 340.000 120.000 250.000 240.000 1.120.000 Los acuerdos y tratados firmados por Chile nunca fueron cumplidos, y con el último de 1904 ratifica esa conducta, mostrando lo que hizo con los anteriores. Citamos ejemplos mencionando solamente los principales:
1.- Chile retiró los hitos fronterizos 67, 68, 70, 71, 72, 73, 74 y 75, poniendo los pies en el altiplano boliviano. Como consecuencia inició la explotación de recursos mineros del salar de Uyuni y otros recursos de la región.
2.- Se apropió de las aguas dulces del bofedal del Silala. Cuando las autoridades potosinas insistieron en la cobranza de esa explotación, el gobierno chileno (Lagos) dispuso el movimiento de sus fuerzas armadas y la ministra de Defensa Bachelet, actual Presidenta, ordenó poner en la frontera con Bolivia esas fuerzas compuestas por 14 mil efectivos.
3.- Desvío del río Lauca, 1957-1962, trabajo realizado haciendo caso omiso a los reclamos bolivianos, hecho que dio origen a la ruptura de relaciones diplomáticas hasta la fecha.
4.- Siembra de minas asesinas a lo largo de la frontera boliviana por las fuerzas chilenas. Sobre el particular, como los autores no cumplen con su obligación, se les ocurrió proponer a las Fuerzas Armadas Bolivianas, con verdadero cinismo y prepotencia, que capacitadas y entrenadas por el ejército agresor, sean las que hagan el trabajo. Ellos sembraron y las víctimas que las levanten. 5.- Anulación y retiro de las facilidades aduaneras de los puertos de Antofagasta y Arica. Hasta el momento la opinión pública boliviana no recibió una justificación ni resolución que resuelva el problema.
6.- Chile, en forma prepotente, utiliza los atractivos turísticos del altiplano como propios, como laguna verde, el salar de Uyuni, etc.
7.- El decreto de capitalización permitió que una empresa chilena se hiciera cargo del ferrocarril Oruro-Cochabamba-Aiquile. Lo único que hizo la empresa mencionada fue hacer que este servicio no necesite que vengan las fuerzas armadas chilenas para destrozar toda la red, hacer desaparecer el material rodante y las maestranzas. Contrariamente la política boliviana tendió un oleoducto hasta Arica para proveer petróleo a Chile y lo hace sin interrupción.
Chile está como siempre atento y presto a aprovechar la inestabilidad política y administrativa boliviana, que dio lugar a cambios políticos frecuentes por golpes de estado, revoluciones y gobiernos de facto, hechos que dieron lugar a que el país no tenga estabilidad y en consecuencia una administración pública sólidamente organizada y estable. Bolivia hizo y hace ensayos que responden únicamente a los intereses sectarios, olvidando que su presencia en el océano Pacífico es vital. Chile debe atender con seriedad y justicia la demanda justa de Bolivia otorgándole un puerto con continuidad territorial. El autor es presidente de Comité Pro Mar de Cochabamba

lunes, 3 de noviembre de 2008

en tono de gran sinceridad harold olmos nos muestra que nada hay que esperar de la NCPE que se pretende votar el 25 de enero próximo

Contra toda esperanza

El título viene del libro de poemas de Armando Valladares, uno de los más notables disidentes cubanos. Pagó con 22 años de reclusión su desencanto con el régimen comunista cubano. Al llegar al aeropuerto internacional de Caracas, a poco de haber sido liberado por el régimen de Fidel Castro, parecía un fantasma enfundado en un traje unos seis números mayor al que le correspondería.
Físicamente, era una piltrafa, aunque por dentro llevaba un espíritu de acero. Escogí este título porque lo formulé en una pregunta al Dr. Willman Durán, ex presidente del Tribunal Constitucional, quien acababa de dictar una conferencia sobre el proyecto de nueva Constitución política. En el centro de la argumentación de Durán estaba su empeño en encontrar en ese proyecto una luz de esperanza que permitiera vislumbrar una verdadera pacificación y construcción democrática de Bolivia.
“Le puse todo el empeño imaginable. Leí, releí, busqué interpretaciones despojado de cualquier prejuicio. Debía ese empeño a la sociedad boliviana, a mi propio entorno familiar que quiere, como yo, participar de un proyecto armonioso que supere injusticias y promueva justicia. Pero fue inútil.
El proyecto por el que los bolivianos votaremos el 25 de enero tiene fallas sísmicas que hunden a la democracia. No da lugar a esperanzas”.¿Cuál es la principal falla?, pregunté. “El tema de la justicia”, respondió.Como ex presidente del TC, institución inhabilitada por el Gobierno actual, y catedrático con vasta experiencia reconocida dentro y fuera de Bolivia, Durán reúne condiciones de credibilidad como pocos jurisconsultos. “Vía manipulaciones en el sistema electoral, tiene asegurado un 20% de votos en cualquier elección. Se le agrega un 40%-45% que puede obtener, en gran parte por el control casi policial sobre el voto campesino, y se llega a los dos tercios.
Este Gobierno, entonces, tiene el poder, a través de sus organizaciones sociales y del padrón electoral, de modificar cuantas veces quiera la Constitución que quiere que aprobemos. El artículo 182 proclama que los magistrados serán electos mediante sufragio universal, algo en sociedades democráticas y extremadamente peligroso para la administración de la justicia”.En los albores de la democracia tras la revolución francesa, se intentó que los jueces fuesen elegidos por votación ciudadana. “Al poco tiempo hubo que dar marcha atrás, pues esa manera de designar jueces era un tiro por la culata.
¿Quién garantizaba la idoneidad de los electos? Nadie. Vieron que entraban en un terreno minado y borraron con el codo lo que escribieron con la mano.” Los soviéticos aplicaron esa fórmula nefasta y exhibieron brutalmente lo que puede ser una “justicia” controlada por el Estado, me dijo. Recordé entonces un pasaje sarcástico de Oscuridad al mediodía, del magistral Arthur Koestler, uno de los testimonios literarios de la brutalidad del socialismo real en la desaparecida Unión Soviética bajo Stalin (y antes y después) y con gran participación de mujiks, el campesinado ruso.En ese pasaje, el ex comisario Rubashov depone ante quien ahora ocupa su cargo.
El nuevo comisario le dice que la revolución está cambiando la piel de la sociedad. Rubashov le contesta: “Veo el cuerpo despellejado de esta generación. Pero no veo trazas de la nueva piel…”Esta disquisición lleva a ver lo que ocurre en Pando y a preguntarse: ¿qué garantías hay de que el Gobierno cumplirá la CPE si ahora mismo incumple la ley? En lugar de obedecer al tribunal superior de justicia el presidente Evo Morales dijo que “se sospecha” que recibieron dinero los tribunos que decretaron que el mandatario pandino debe ir a Sucre para ser juzgado. Esa manera de mancillar la honra del prójimo sin prueba alguna se ha vuelto habitual en el Presidente. La negativa del Gobierno a obedecer a la Corte Suprema para trasladar a Leopoldo Fernández evidencia la ruta tenebrosa que el proyecto de CPE espera consolidar.
*Periodistawww.haroldolmos.wordpress.com

sábado, 25 de octubre de 2008

la fiesta del chivo y/o el cumpleaños de evo corresponde a nuestra serie de cuento ficción. cualquier coincidencia es pura casualidad.

El próximo 28 de octubre Evo cumplirá 49 y sus correligionarios cocaleros le han ofrecido regalarle una nueva constitución que le permita renunciar a la terminación de su mandato que se cumplirá el 2010, que se reincriba como candidato a nuevas elecciones para gobernar del 2009 al 2014 y que de ahí para adelante pueda ser reelecto hasta el 2019 o sea toda una eternidad imitando a su protector y financiador y padrino Chávez que agotó las mismas instancias y lleva más de una década en el poder, “inobjetablemente” legalizado por la constitución de Venezuela que la cambió para acomodar a sus planes personales.

Sus acólitos, los blancoides que le echan incienso y le sirven en forma incondicional a cambio de disfrutar del poder, ocupando puestos de senadores, ministros, embajadores, alcaldes y un largo etc., han conseguido movilizar a una masa obediente, sumisa, sometida que obedece a todos los gobiernos de turno, veamos esa masa estuvo con Villarroel en el primer Congreso Indigenista, estuvo con Paz Estenssoro en Ucureña cuando se dictó la Reforma Agraria, estuvo con Hernán Siles cuando celebraba con la presencia de miles de ellos los aniversarios del 9 de abril. El pueblo de La Paz, se tenía que aguantar horas de horas el paso de cala marqueños, altiplánicos, ucureños, y otros, además de decenas de miles de mineros, fabriles, gremialistas (eufémico nombre de contrabandistas y vendedores de mercados) y de los comandos del MNR que también eran milicias al servicio del partido y dispuestas siempre a salir a las calles a cambio de prevendas.

Vino más tarde la contrarevolución y Barrientos ganó el poder, como Morales creó un instrumento político, el partido barrientista de cuyo nombre ni siquiera podemos acordarnos, de nuevos grupos de milicianos, asalariados generalmente de la fuerza aérea a la que pertenecía el militar, y talegazos, sumas de dinero incontable, siempre a la mano para sacar a la calle ésta vez a incondicionales con el nombre de células campesinas, que actuando bajo un acuerdo “pacto militar campesino” eran manipulados para remacharse en el poder y cada vez que los opositores, empezando por el MNR y otros militares con las mismas aspiraciones que Barrientos, amenazaban serrucharle el piso.

No pasó mucho en saberse que los recursos para tanta movilización, salían de las arcas del Estado, como antes y como ahora, aunque entonces juraban y rejuraban que el dinero provenía de donaciones. No obstante, Barrientos se quejó muchas veces de los “pseudo dirigentes campesinos” que le sacaban dinero una y otra vez a nombre de sus bases y sólo servía para ir a dar a sus bolsillos.

La historia se repitió con Bánzer aunque con ligeras variantes, la financiación para sostenerse en el poder dependia de grandes préstamos que contrajo el país para fomento agrícola, desarrollo, etc., que se repartió entre una clase surgente que adquirió el compromiso de apoyarlo con las movilizaciones y de otras formas de darle estabilidad a su gobierno. En resúmen, los mandones de turno siempre se han dado el modo de contar con aúlicos para desfilar, marchar, crear el marco de apoyo popular sin el cual no se puede gobernar en Bolivia.

De vuelta al título de ésta crónica. Vargas Llosa ha escrito una obra magistral “la fiesta del chivo” para describir el apogeo y la caída de aquel idílico dictador de República Dominicana que fue Rafael Trujillo, cruel, déspota, vengativo, despiadado, traidor y villano que se mantuvo tantos años en el poder, sin advertir que el círculo de sus leales se venía reduciendo hasta que no obstante la fiereza con que los chupamedias, exactamente como hoy, no dejaban de cantarle loas y hacerle creer que no había hombre igual a él, “el padrecito de los pobres, el justiciero, el excelente gobernante” para merecer la confianza de absolutamente todos los dominicanos. Ah! No faltaban en su “cohorte” los embajadores de los países que lo apoyaban representantes de Franco, Mussolini, Hitler y los caribeños que le eran incondicionales y que a cada discurso le aplaudían y enviaban flores, que los propagandistas del generalísimo, hacían aparecer como sendos apoyos, qué curiosa semejanza con el presente.

A Trujillo (que el puelo llamaba “el chivo”) le gustaba celebrar su cumpleaños a lo grande, rodeado de extravagancias, ideas disparatadas a cual más caras en comidas, en música, en representaciones apoteósicas que imitaban a los tiempos faraónicos o de la opulencia romana. Vargas Llosa nos presenta el pasaje de un refinamiento perverso que caracterizara los últimos años del dictador, ningún regalo apreciaba mejor que le ofrecieran una virgen, elegida de entre las hijas de sus colaboradores, de sus ministros o embajadores, “el generalísimo” solía llevar un registro íntimo y detallado de las “niñas que habían pasado por sus armas” y las que vendrían. Con extrema crueldad decidía que tal o cual adolescente tendría que ser presentada de blanco en la cámara nupcial para la ceremonia del desvirginamiento. Ningún funcionario podría jamás, resistir al pedido del tirano que había eliminado casi por completo a sus enemigos y en el cenit de su gloria no tenía nada más que hacer que disfrutar de sus perversidades.

Por lo que estamos viendo, el tema de las dictaduras no termina, obras como el Tirano Banderas, El otoño del patriarca, el Dictador Suicida, o El inefable Dr. Rosas, no están agotados. En lugar de una virgen, ofrecedme un instrumento político que me permita perpetuarme en el poder. En lugar de una fiesta extrambótica con invitados traídos de Europa o del Norte, ofrecedme un banquete de multitudes, sostenidas con petrodólares y alimentadas con “ajíucho”, acullicu, con lejía y pisco a lo largo de una caminata de diez días por los pueblitos del Altiplano. “Prometo a todos pegas, prebendas, oportunidades de enriquecimiento, ahora nos toca” los blanco han tenido 500 años para disfrutar del poder “ha llegado la hora hermanos, compañeros, llajtamasis, kási okós, koña surus, aka chankás, sua runas” y las arengas continúan mientras allá abajo, gimen, tiemblan, se desgañitan los blancoides, los oligarcas, los fifís, las jailonas, y los hasta ayer aliados pero que hoy son temibles enemigos, porque con la nueva constitución se viene también la total estatización de todos los bienes de producción, vale decir cooperativas y colectivos especialmente en el oriente donde han tenido tantísimo éxito económico, y de la reforma urbana, “una casa por familia”. Huay!, del que tenga dos casas o casas grandes, porque con tanto desahabitado, hay que partir las casas grandes, para los que no tienen vivienda. Esta promesa la mantendremos en secreto para evitar que levante aspiavento y se espante la perdiz. Claro está que no será gratis el Estado pagará la indemnización, aunque el pago demore algunos muchos años cuando la economía se haya recuperado, mientras tanto los nuevos inquilinos ya podrán trasladarse y pagarán alquileres al Estado, en los montos “racionales” que fije la ley desterrando la especulación y el robo en materia de vivienda. “En el día de mi cumpleaños prometo que ningún boliviano quedará sin vivienda, así sea tomándosela prestada a los oligarcas que siempre tuvieron casa, en nuestros terrenos, en nuestra patria, que es solamente nuestra, ello son inquilinos y gentes de paso”

Corolario. Trujillo fue asesinado por un puñado de seminaristas que asumieron la sacrosanta tarea de acabar con el tirano y terminar con las fiestas del chivo y el sacrificio de todas las vírgenes. La democracia fue restituída y la República Dominicana vive un período democrático normal y común a todos los países que se rigen por los prinicipios de gobiernos del pueblo por el pueblo y para el pueblo. La otra fiesta de los petrodólares llegó a su fin con la caída del petróleo que les despellejó a los tiranos hugo y evo del dinero sobrante que les permitía mantener miles de desocupados sin trabajar y realizando las más diversas marchas de pelopinto color. Terminó en Bolivia el reinado del odio y la cocaína fue definivamente exterminada, manteniéndose una simbólica plantación de coca para los pocos “acullicadores” que quedan en su mayoría ancianos a los que el vicio les acompañará hasta la muerte. El dictador cocalero guarda detención en Conchokoro, cumpliendo una pena de sin cuenta años sin derecho a indulto, junto a una decena de “viejos compañeros” que fueron condenados a penas igualmente duras por complicidad e inspiración de delitos.La nueva constitución duró un par de años hasta que fue convocado un congreso realmente democrático que introdujo las reformas necesarias para la cohabitacion de collas y cambas en una hermosa región de América del Sur que continúa llamándose República Unitaria de Bolivia.
Mauricio Aira


Apéndice. No se puede hablar de la fiesta, sin mencionar “la muerte del chivo” según nos lo cuentan los historiadores de la época:
SANTO DOMINGO.- La noche del 30 de mayo de 1961, Antonio Imbert Barrera acudió junto a Antonio de la Maza, el teniente Amado García Guerrero y Salvador Estrella Sahdalá al Malecón de Santo Domingo y se sentaron frente al mar, detrás del teatro Agua y Luz, cerca del Centro de los Héroes.
Llegaron en el carro de De la Maza. A eso de la 9:45 de la noche la avenida Washington estaba poblada de luces y vieron pasar el carro de Trujillo, un Chevrolet Bel Air, modelo 1957, azul. “Iba solo con el chofer Zacarías de la Cruz. Habíamos esperado ese momento varias veces, pero el sátrapa no se presentaba”, relató Imbert.
Dos horas antes, los cuatro habían visto a Wascar Tejada, Pedro Livio Cedeño y Roberto Pastoriza (Fifí), quienes pasaron por el lugar en un carro y acordaron con De la Maza irse más adelante para interceptar el vehículo de Trujillo, en caso de que ellos fallaran el primer intento para el ajusticiamiento. “Ellos formaban parte de la trama, pero yo no los conocía, esa misma noche me los presentó De la Maza, quien era el contacto con los demás involucrados”, agrega.
Para Imbert Barrera no había marcha atrás. Tan pronto pasó el carro de Trujillo, entraron al Chevrolet de De la Maza y lo siguieron a cierta distancia. Imbert conducía y al lado suyo, en el asiento delantero, iba su tocayo Antonio, con una escopeta caibre 12, recortada, lista para disparar. “En su mente y en su corazón llevaba clavada la espina de la venganza por la muerte de su hermano más querido, Tavito de la Maza, asesinado por Trujillo”, dice Imbert.
En el asiento de atrás iban Estrella Sahdalá, con un revólver Smith & Wesson 38, y el teniente Amadito, que portaba un fúsil. “Cuando pasamos la Feria Ganadera terminaban las luces de la ciudad y entramos a un tramo oscuro de la autopista. Aceleré el carro y me coloqué al lado del de Trujillo; entonces De la Maza le disparó al cuello y a la cara con la escopeta, a través de la ventanilla del asiento de atrás donde sabíamos iba Trujillo”, relata el general Imbert.
Agrega que ese primer disparo hirió severamente al dictador y que el chofer detuvo el carro más adelante. “Tal vez pensaron que podían repeler o defenderse de la agresión, y por eso se pararon”. Imbert no pudo detenerse, sino que siguió la marcha y a unos 200 metros más adelante giró en “U” y estacionó el vehículo del otro lado de la autopista, paralelo al de Trujillo, que tenía las luces encendidas. “Zacarías empezó a disparar con un fúsil M-1 y después con una ametralladora, nosotros respondimos los disparos, originándose un tiroteo que duró varios minutos”, dice.
En medio de la balacera, De la Maza le dijo a Imbert: “Tocayo, vamos a cruzar, usted por delante y yo por detrás del carro, y que Amadito y Salvador nos cubran”. “Cruzamos -narra Imbert- y yo me alejé hacía el Sur y De la Maza hacía el Norte, después empezamos a acercarnos uno por detrás del carro y otro por delante. De la Maza llegó primero y vio a Trujillo que estaba fuera del carro y le disparó por detrás. El herido corrió hacia adelante, y entonces fue cuando De la Maza me voceó: “Tocayo, ahí va”. Yo ví que venía de frente a mí, y ahí se le acabó la vida”, dice.
Según Imbert, en ese momento llegaron Pedro Livio Cedeño, Fifí Pastoriza y Wascar Tejada y se estacionaron al otro lado de la autopista; estaba oscuro, y como no los reconocieron Estrella Sahdalá disparó e hirió a Pedro Livio Cedeño. “Luego se reconocieron y se acercaron, pero ya Trujillo estaba muerto y Zacarías había desaparecido”. En el tiroteo con el chofer de Trujillo salieron con heridas leves García, Estrella Sahdalá e Imbert.
“Muerto Trujillo, abrimos el baúl del carro y tiramos el cadáver adentro, y entonces fuimos a la casa de Juan Tomás Díaz y allí dejamos el vehículo con el muerto en la cajuela. De allí salí y me refugié en la casa de un pariente a esperar la segunda etapa que me anunció De la Maza”, concluye Imbert.
Fragmento del libro de I.de la Maza: “La muerte de Trujillo”.

lunes, 20 de octubre de 2008

el populismo violento e ignato pretende colgarse del poder en forma indefinida. marcelo ostria trigo lo compara con hitler

La violencia como método de acción política

Es notorio que para el populismo boliviano ha llegado la hora decisiva. Su proyecto de constitución contiene, en efecto, una curiosa visión de país y representa un “proceso de cambio” que se pretende sacralizar, pese a su ostensible esencia antidemocrática.
Con este designio, el oficialismo afirma que la reelección presidencial es “innegociable”. Y como para el MAS es innegociable su perpetuación en el poder, (Hitler pronosticaba que su Tercer Reich duraría mil años), cree en la posibilidad de su instalación eterna en el gobierno. Pero, cuando se da cuenta que crece la resistencia al autoritarismo, apela a la violencia.
La anunciada marcha encabezada por el presidente de la república y organizada y financiada por el gobierno del Movimiento al Socialismo está hoy cerca de La Paz.
Los dirigentes de los llamados “movimientos sociales”, por sus propias declaraciones, muestran que están decididos a usar la violencia como método de acción política: Ya ayer, viernes 17 de octubre, en una información de prensa se decía: “La primera columna de la marcha que exige la aprobación de la ley de convocatoria al referéndum dirimidor y aprobatorio del nuevo texto constitucional llegará hoy a La Paz con el objetivo de cercar al Congreso…”
Esta marcha entra así en la categoría de los bloqueos, las agresiones y el amedrentamiento a los ciudadanos, a los parlamentarios, a los periodistas, a los dirigentes cívicos y a los que no comparten lo que sostiene el oficialismo
En verdad, en el país hubo violencia recurrente. Pero creímos que habíamos logrado salir definitivamente de la barbarie política de gobiernos y partidos de distinta tendencia. Ingenuamente, creímos que, al votar, abandonábamos la brutalidad política. En realidad, la democracia de más de un cuarto de siglo, hacía pensar que no se podía reeditar en nuestro escenario político el abuso y, por supuesto, la violencia.
Otra ingenuidad fue creer que todo lo que surge de las urnas garantiza la vigencia de la democracia. En realidad, esto no siempre sucede. En nuestro país ya hubo de todo, precisamente en la época de la democracia: recortes de períodos presidenciales, renuncias forzadas, bloqueos, “guerras” como la del agua, alzamientos masivos y marchas que no son realmente manifestaciones pacíficas para mostrar insatisfacción o para exigir respeto a los derechos de los “marchistas”. Ahora, los populistas pretendidamente revolucionarios, acaban siendo títeres de su propia violencia.
Por supuesto que al oficialismo no le preocupa que haya violencia para arrancar acuerdos. Se conoce de su soberbia actitud: “Y qué. Si tenemos la mayoría –sustentada en el fraude electoral– hacemos lo que nos da la gana”.
Mientras tanto algunos, entre ellos el Defensor del Pueblo, dicen que se debe llegar a acuerdos, aun contrariando los principios de los protagonistas políticos, para evitar la violencia, cuando en realidad el peligro y la agresividad no provienen de los que sustentan principios, sino de los que procuran prevalecer por la fuerza, incluyendo al propio presidente de la república que alienta y comanda una marcha agresiva.
El argumento de que hay que sacrificar la conciencia para eludir la violencia desatada por los otros, es inmoral y acomodaticio. Se abandona lo fundamental: preservar el derecho, la libertad y la justicia.
Esta demanda para que se evite las acciones de fuerza debe dirigirse al oficialismo que, con su marcha, pretende intimidar a quienes expresan sus ideas. Nadie puede ser obligado a renunciar a una posición de principios. Queda claro que los parlamentarios y el pueblo requieren defensores auténticos.
Con la actual espiral de intolerancia que lleva al matonaje oficial, la democracia en Bolivia está agonizando.