Páginas vistas en total

viernes, 2 de agosto de 2013

un texto imperdible fruto de la exquisitez de espíritu de su autor. de la generosidad de su pensamiento. de su buenhomía de auténtico caballero!

HOMENAJE A MAURICIO AIRA FLORES

Me cumple recibir ccn un profundo sentirniento de afecto, y por cierto,
con especial elaboraciön reflexiva, a un ser humano que concentra
destacados valores como profesional, periodista, incansable escritor,
destacado cívico y mentado intelectual, el Licenciado MAURICIO AIRA
FLORES.

Le ofrezco la bienvenida a él y a su distinguida familia cuya esposa ocupa
un lugar privilegiado como entrañable amiga, así como los padres
políticos y cuñados ya extintos, que dejaron huella indeleble en e!corazön
de quien los evoca con un sentir de sublime añoranza.


Imágenes de Vilma Irahola editora de Hombres Tops, gentilmente


Mauricio, natural de la tierra del Potosf argéntico y legendario, logró en
nuestro valle preeminencia de actuaciones notables y creativas en
diversos campos de la cultura y el civismo. Co-fundador, creador y
parficipe de instituciones fundamentales de Cochabamba como la Junta
de la Comunidad o el Comité Pro Mar, los medios de cornunición, la Cooperativa Boliviana del Cemento, otras sociedades pioneras del cooperativismo regional y nacional. 

Acendrado patriota, por expresar libremente su pensamiento crítico sufriö persecución y larnentable exilio; extrañado de la patria mantuvo lazos de proxirnidad permanente con el acontecer nacional siempre cargado de desencuentros, pesares y esperanzas.

Actualrnente regresa a Cochabamba en un empecinado rescate de afectos
y recuerdos, vuelve a los pasos perdidos de la juventud y la madurez de
los tiernpos controvertidos; a la tibieza y la hurnedad del valle nuestro
donde formó un selecto hogar. Con prontitud también levantará vuelo
para volver a Suecia, el pais que acogió los pesares del exilio inaceptable.
A Gotemburgo donde sembró humanismo y hoy cosecha frutos de
bienestar y reconocimiento.

He dado un enorme salto en el tiernpo para llegar al presente casi
perfumado de rosas para Mauricio Aira Flores y familia. 

Haciendo aún prescindencia de los avatares sufridos, imagino a Mauricio extrañado de la patria en Buenos Aires y por gracia de la bondad ajena logró reintegrarse a su familla en Brasil, todos juntos al nuevo destino, en pos de un futuro incierto.

Dueño de un importante bagaje de cultura se allegó humilde a la lejana tierra de Lineus, de Celsius, del gran Albert Nobel. Fue generosamente admitido por el país nórdico que protegió sus derechos conculcados por la política violenta, absurda e insensata, reciclada en nuestro amado país.

En Suecia hizo suya la riqueza cultural de esa nación lejana, lejana y sin embargo tan próxima a nuestras querencias intelectuales afincadas en los seres que amamos desde la infancia: Axel Munthe, el filántropo vanguardia, el soñador de un mundo perfecto, el filósofo que encontró las respuestas a las eternas preguntas que confronta la humanidad; todo hombre de bien desea construir su San Michele, no en Normandía, sino en la interioridad madura del alma; Pär Langerkvist, el escritor sublime en la indagación de la naturaleza humana con sus hermosas novelas: Barrabás, el Enano, el Verdugo: el doctor Honoris Causa de la Universidad de Gotemburgo donde reside nuestro homenajeado.

Mauricio Aira en sus años maduros, inquieto y venturoso en el país más desarrollado del primer mundo; estudiando y conociendo sus luces y sus som- bras. La pionera Suecia en la eugenesia racial, y la actual postura privilegiada en salud, seguridad social, desarrollo industrial.

Al pensar en Suecia, prontamente todo elogio queda pequeño ante el Instituto Karolinska de Estocolmo; ahí evoco con respeto la intervención del neorucirujano Machiarinni, pionero en la bioingeniería moderna. Y luego de releer recientemente a Stefan Zweig rescato a Fersen, el amado de Maria Antonieta, el paradigma de la fidelidad.

Y ahora Mauricio, en la década del siglo pasado, opositor político en trance de tristezas personales. Persecusión, toque de queda, celdas, detenidos, torturados, interrogatorios infames, agentes de seguridad, sabuesos, Bolivia dominada por fuerzas regresivas de uniforme.

Salió al exilio atormentado de dolor, lo confiesa acongojado, en lágrimas compartidas con su hijo Arturo, en el libro testimonial: "Diario de un exiliado boliviano"; sufre, y siente sufrir a los suyos, el largo destierro, el pago ingrato de la patria que enlutada y violentada aleja a sus mejores hijos ciudadanos preteridos, con perversidad.

Mauricio en trance de dolor se ordenó asímismo: Levanta el ánimo y supera tu destierro! Pidió el mismo gesto de valentía en oración y súplica al hijo, a la familia incrustada en una realidad que no les pertenece. Cita a Jeremías profeta, vuelca repetidamente el pensamiento a la patria, al lar materno, y en su corazón están vivos los recuerdos tensos, siente como un dogal en la garganta la identidad perdida, las relaciones humanas extraviadas.

Junto a la nostalgia, seguramente decantó un grave sentimiento de rencor ante el ostracismo saturado de crueldad, aquel que debió admitir con valentía, controlar con ecuanimidad y superar con firmeza de carácter. Así se sobrepuso valerosamente hasta llegar a la edad de árbol provecto, íntegro y productivo en pensamientos maduros plasmados en artículos de prensa, en innumerables escritos de alto valor y contenido.

Y he aquí a nuestro Cyrano, blanca la testa y el rostro afable, superados los terribles obstáculos de su extendido y arduo camino, como todo nauta empecinado, surcó enhiesto sus mares agitados y hoy se presenta cual gladiador, vencedor de batallas imposibles.

Hoy vivimos la instancia del reencuentro, aquellos que conocen su perfil de varón altivo lo acogen cordialmente para expresarle la necesaria admiración y el aplauso a su exitosa trayectoria. Muy pocos los capaces de llegar a la meta, como él, venciendo innumerables trabas, armados de gran fuerza vital y energía en el corazón, fe en lo sagrado y confianza en el mensaje de Jesús protector, el Hombre-Dios que acompañó su emigración consolando al discípulo herido.

Por todo ello, le abrimos extendidos los brazos, plenos de plurales sentimientos, cálidos e imperecederos; que el presente homenaje la acompañe y le sostenga en lo que aún resta el esforzado caminar. Su pecho llevará una presea simbólica en significado y meritoria en el contenido espiritual.

Mauricio Aira, Jenny y familia; los hijos y nietos de nuestro homenajeado, por mi voz Bolivia y Cochabamba los acoge y agradece. Mauricio, mientras dure el milagro de la vida, continúa blandiendo el sable, la lanza en ristre, contra la injusticia doquiera ella aparezca, que llegue tu mensaje de humanidad y de coraje al seno de los que nos suceden, de los que vendrán mañana, los nuevos seres de alma nívea que esperamos. Dios te bendiga. Dios bendiga a los tuyos.

Gastón Cornejo Bascopé
Presidente de la Sociedad de Geografía, Historia y Estudios Geopolíticos.
Cochabamba, 16 de julio 2013
Salón de Honor del diario Los Tiempos.

domingo, 28 de julio de 2013

Daniel Pasquier retoma la confrontación, el narcotráfico, el olvido de los principios humanistas en el Régimen Masista, puntualiza el narcotráfico “es una lacra” para la sociedad, origen de violencia, crimen y sufrimiento. No hay que ceder a los mercaderes de tanta miseria, solo por dinero o por poder. Se adelanta al debate sobre la legalización de las drogas, sospechosamente puesto en el tapete. Está el sufrimiento del ser humano y allí hay que conducir los mayores esfuerzos: comprensión, tratamiento, rehabilitación, apoyo a las familias. Un programa amplio para el Estado y la sociedad." es que no va con Evo, ese afán por la foto con Francisco, no existe empatía, sólo hipocresía y falsedad

El Estado Plurinacional está entre los países del mundo de escaso impacto, por la dimensión de su economía, significa entre el 0.01-0.02% a nivel mundial; por una historia o cultura sin mayor trascendencia en el período pre Colonial, aun reconociendo su participación en el imperio incaico; quizás la excepción sea el período Colonial, cuando se convierte en uno de los centros más importantes de exportación de oro y plata a los centros europeos de poder, período en el cual también logra un relativo desarrollo y organización social.
Sin embargo, su presidente Evo Morales, ha demostrado un olfato muy sensible para detectar oportunidades de estar en las noticias mundiales, a veces haciendo propuestas de carácter principista en la defensa de los pobres, de los indígenas y de la madre tierra. Propuestas utópicas, algunas hasta descabelladas, para comentarios de humor en todas partes. Evo en el poder ha demostrado su verdadera intención, no es hacer realidad esas iniciativas, sino instrumentalizarlas en función de su imagen diseñada con meticulosidad por sus asesores y para sostenerse en el poder. ¿Hasta cuándo? Si por él fuera, eternamente.
Contrasta la realidad en su pueblo. El divorcio con el movimiento indígena es total. Ha convertido la proclamación de derechos individuales y colectivos de los indígenas en una sistemática persecución a sus dirigentes, que ha unido al fin a los de Occidente con los de Oriente. Los atropellos a los pueblos indígenas consiguen impunidad oficial, el silencio en la justicia. Discriminación racista dentro del propio gobierno.
Discriminación con carácter de género, donde la mujer es la víctima, disimulada con una Ley específica sobre el “feminicidio”, tan inútil en lo académico como para detener la ola de abusos impunes contra la mujer: se dan en un domicilio particular (caso Clavijo, asesinato), en público durante una Asamblea Departamental (caso Chuquisaca, violación), en los cuarteles del Comando Mayor de las Fuerzas Armadas (caso de la enfermera, otro asesinato envuelto con orgía), en toda una ciudad (caso El Alto, hasta 50 denuncias por día) o en la Asamblea Legislativa Plurinacional (caso de la diputada Rebeca Delgado, acoso político por reclamar el derecho a pensar), siendo estos ejemplos de muchos similares denunciados durante estos siete años.
La violencia contra la mujer se ha hecho carne en la cultura nacional. La impunidad durante ésta gestión la alienta la ineficiencia, incompetencia y hasta la corrupción en la administración de justicia. Evo fue el inventor oficial de transgredir la ley como modus operandi. Su famosa frase ha pasado a ser parte instrumental del partido de gobierno: “Si algo me dicen, no es legal, le meto nomás; que arreglen los abogados, para eso han estudiado”. Y así van las cuentas en el país, ¡650 millones de dólares usados sin fiscalización! ¿Quién responde?
La confrontación no afloja. El senador R. Pinto, recluido más de 13 meses en La Paz y al gobierno no le da la gana de darle el salvoconducto para su traslado al Brasil, país que le ha concedido el asilo político. ¿Cuál su pecado?, haber denunciado vínculos de algunos del gobierno con el narcotráfico. Otro, elocuente: el 16 de julio, fiesta de La Paz, hubieron dos actos, uno oficialista y otro con las autoridades de la ciudad (en manos de otro partido). No es capaz de enterrar el hacha de guerra ni unas horas. Esta actitud es una tragedia con tremendas consecuencias para una sociedad ansiosa de trabajar en paz.
¿Algo más alejado del espíritu católico? No es un comportamiento ético. La amoralidad acompaña al ejercicio discrecional del poder. Sin respeto a las leyes, ni a las reglas más básicas de la educación, no se puede hablar de un ejercicio ético en la política ni, por tanto, de condiciones para reconocer un Estado de Derecho. Exigir respeto a tratados internacionales cuando no se respeta lo mínimo en casa, pasa a ser un acto cínico, cuando menos. Pero a la larga tampoco se puede burlar a todo el mundo todo el tiempo.
¿Evo en Río? Francisco es una autoridad religiosa, de visita al país vecino con intenciones pastorales; a fortalecer en la fe a los católicos, con un mensaje para todos los cristianos y personas de buena voluntad para, sobre todo, recordarles la tremenda responsabilidad que tienen en un mundo donde se ha perdido la esperanza, la alegría y la confianza en un futuro mejor. El papa es un peregrino, más que representante del Estado Vaticano.
Apela a la naturaleza humana, a los derechos naturales o fundamentales de la persona, al compromiso con los excluidos. Confía en las fuerzas de los que escuchan y en sus oraciones para empresa tan grande. Para él los pobres no son parte de un discurso para ganar las próximas elecciones, no hay reelección en su carrera; sufre con los enfermos, los abraza y, hasta donde puede, colabora atendiendo hospitales, dispensarios, etc.
Para el papa la ignorancia de Dios es lo primero, pero no se le pasa por alto que la falta de oportunidades en la educación está en la raíz de casi todos los males, y colabora con miles de centros académicos y de investigación a lo largo y ancho del planeta.
Para el papa, el narcotráfico “es una lacra” para la sociedad, origen de violencia, crimen y sufrimiento. No hay que ceder a los mercaderes de tanta miseria, solo por dinero o por poder. Se adelanta al debate sobre la legalización de las drogas, sospechosamente puesto en el tapete. Está el sufrimiento del ser humano y allí hay que conducir los mayores esfuerzos: comprensión, tratamiento, rehabilitación, apoyo a las familias. Un programa amplio para el Estado y la sociedad.
¿Puede hablar con Evo de sinceridad, solidaridad, caridad, de amor al prójimo? El papa representa a más de mil millones de católicos, su influencia es universal; al César lo que es del César. Claro que podrían hablar de muchos temas, pero, ¿están dadas las condiciones, o sería solo una reunión para la foto?

domingo, 9 de junio de 2013

por la información que contiene y la revelación de estarse perdiendo al menos 10 poblaciones originarias, Carlos Mesa vuelve al debate que el Gobierno de Morales debe responder so pena de hacerse cargo de sus efectos

El Ministerio de Justicia (no el de Culturas, ni el Viceministerio de Descolonización) nos ha hecho saber que hay en el país por lo menos 15 pueblos indígenas en peligro de extinción. En otras palabras ¡El 40 por ciento de las denominadas naciones indígenas originario campesinas del Estado Plurinacional de Bolivia corren el riesgo de desaparecer!
La concepción estatal del MAS estuvo desde el principio apoyada en la construcción de un imaginario indígena andino, más que eso, en un núcleo duro aymara. Fue una opción ideológica y sobre todo una decisión de recomponer la lectura de nuestro pasado a partir de una historia reinventada sobre los parámetros de la “aymaridad”. Esa decisión incorporó, por ejemplo, a Tiahuanacu como el referente primigenio de ese pasado, cuando es evidente que no existe vinculación directa entre tiahuanacotas y aymaras. Cada vez queda más claro que el pasado aymara debe establecerse en su presencia en lo que hoy es Bolivia aproximadamente en el 1100 después de Cristo (siglo XI de nuestra era). A pesar de ello, el Estado ha construido la idea de que el pasado aymara se remonta a más de 5.000 años.
Conclusión, las raíces de este proyecto son andinas y el andinocentrismo domina la relación Estado-mundo indígena.
La profunda fractura que se produjo tras las dos marchas del Tipnis subrayó aún más la compleja y contradictoria relación entre un Estado que reivindica como ningún otra la pluralidad indígena, pero que de hecho se ha enfrentado a una de las cosmovisiones más profundas de esos pueblos referidas a la protección de la naturaleza que, dicho sea de paso, es una de las premisas básicas del Suma Qamaña.
Hoy la cuestión trasciende la circunstancia, el momento y los desencuentros concretos, tiene que ver con la existencia misma de esa pluralidad que, salvo los Urus, no por acaso está amenazada en las tierras bajas del Amazonas y el Chaco.
El Ministerio de Justicia categoriza de tres formas a los pueblos indígenas en riesgo de extinción. Aquellos que están integrados al conjunto del país: Yaminahuas, Machineris, Araonas, Morés, Tapietes, Chimanes, Sirionós, Baures, Guarasugwes, Cavineños, Yukis y Urus. Los que viven en aislamiento voluntario: Ayoreos, Pacahuaras y Esse Ejas. Los no contactados: Toromonas, parte de los Ayoreos y parte de los Yukis.
¿Qué es lo que se está haciendo desde el Estado para garantizar el presente y el futuro de estos pueblos? La información que se ha hecho conocer es la oficial del Estado Plurinacional, pero genera algunas dudas, baste mencionar que ya se cuestionó si realmente hay algún sobreviviente del pueblo Toromona. Las últimas referencias de contactos con esta cultura son de principios del siglo XX. ¿Viven realmente los ayoreos en aislamiento voluntario? Otro de los temas en cuestión es el referido a la fiabilidad de los datos existentes.
Suponemos que cuando conozcamos los resultados del Censo despejaremos esas dudas, pero ese registro tiene problemas. Primero, la pregunta sobre los indígenas tiene que ver con la autoidentificación. Segundo, si asumimos que una parte de las comunidades en riesgo viven en aislamiento voluntario o no han sido contactadas, el Censo no nos dará datos fidedignos y creíbles sobre la realidad que el país enfrenta en este tema. Algunas investigaciones antropológicas de mediados de la década pasada nos daban cifras realmente preocupantes, consignan 25 personas sobrevivientes (sí, 25, no 250, ni 2.500) del pueblo Pacahuara, 31 Guarasugwes, 63 Tapietes… de los 36 pueblos reconocidos por la Constitución, 10 tienen menos de 500 personas cada uno. Estamos hablando de una realidad dramática que exige inmediatamente acciones concretas.
No es un tema fácil, pues tiene que ver con un arduo debate sobre los derechos de esos pueblos. Desde quienes creen que no se debe intervenir para nada en sus vidas, respetando su decisión de aislamiento si la hay, hasta quienes creen que si el Estado no interviene y los defiende del avasallamiento cultural, social y económico, no tendrán salvación. El problema es que el tiempo se acorta y si la discusión continúa, cuando sea resuelta y se decida un camino a seguir, varios de esos pueblos habrán desaparecido para siempre, como de hecho se puede prever por simples razones biológicas en comunidades con menos de 100 personas, la mayor parte de ellas ancianas.
Es tiempo de que el Vivir Bien sea verdad para los más desprotegidos, para quienes el Estado boliviano ha sido siempre una entelequia inexistente, como no sea para propiciar su discriminación o su exterminio por diversos métodos.
No hay ironía peor que aquella que construye un imaginario en los papeles que termina siendo una ficción en la vida real. Al paso que vamos las cacareadas 36 naciones que conforman la rica pluralidad de Bolivia se verán reducidas a la mitad. Por eso no cabe más la retórica y la demagogia. El gobierno tiene que ponerse ahora mismo manos a la obra. Salvar a estos pueblos es un imperativo categórico, hoy más que nunca. La nueva denominación del país lo demanda.   

El autor fue Presidente de la República
http://carlosdmesa.com/  

martes, 28 de mayo de 2013

entre contertulios: Cristina perdió por goleadaEl Gobierno de la arg...

entre contertulios: Cristina perdió por goleada

El Gobierno de la arg...
: Cristina perdió por goleada El Gobierno de la argentina Cristina Fernández viene disparando munición gruesa contra los medios de comunica...

miércoles, 22 de mayo de 2013



PROMISCUIDAD


Hay términos que son incomprendidos. No todo significa lo que se supone. Este es un vocablo que usualmente ocasiona seños fruncidos o aspavientos moralistas. Pero, más allá de lo divertido que suene paralgunos, inocentemente puede significar entre otros: embrollo, revuelto, entreverado e impreciso.

Hace un par de semanas, Evo Morales provocó que USAID fuera expulsado con ignominia por la injerencia en la política interna del país y otra serie de acusaciones sobre el protagonismo de los americanos (feos) en cuanto intento desestabilizador amenaza frecuentemente el gobierno según sus propias elucubraciones. Cuando se detenta todo el poder, es claro que se está eximido de presentar pruebas por acusaciones que deben ser tomadas como axiomas más allá de cualquier discusión.

Las cosas no podrían estar peor en el relacionamiento con Estados Unidos, lo que no es óbice para no dejarse llevar por la tentación de que ciertos connotados personajes pongan a Bolivia en el centro de las noticias internacionales y le den a la figura presidencial una relevancia mal calculada.

Es claro que la visita de SE -en compañía del Embajador Delegado boliviano ante el tribunal de La Haya- al ex-Presidente Jimmy Carter -quien es tildado como un demócrata de marcado tinte izquierdista-, ha sido una acción de política internacional del gobierno boliviano, que en circunstancias normales hubiera resultado una estrategia interesante. Sin embargo y pese a que los ex-Presidentes en Estados Unidos son respetados notables, su gravitación en las decisiones del ejecutivo en ejercicio es irrelevante. Como Presidente de la Fundación Carter,  respaldó por ejemplo los resultados de uno de los más dudosos procesos en Venezuela como fue el referéndum de 2004. Ha desplegado acciones de intermediación diplomática en muchos países del mundo en los que no ha ocultado su preferencia por los progresistas y algunos otros que no son precisamente devotos de las virtudes de la democracia que históricamente, profesan tanto Republicanos como Demócratas.

Para quien la democracia es sinónimo de ejercicios electorales casi exclusivamente, tiene que ser muy incómodo el sentirse acorralado por CNN (cuándo no), cadena de noticias que es una de las peores pesadillas de Evo Morales. El por qué accede a darles entrevistas, es una incógnita difícil de resolver.  Lo que sí es evidente, es que está acostumbrado a que la prensa en Bolivia se muerda la lengua en más de una oportunidad para no desatar su ira y ser denostada públicamente. O algo peor. Pero la reacción de SE fue un disparo en el pie. Embarazoso el modo en que perdió la compostura ante el embate de preguntas, que probablemente no estaban calculadas para provocar una evidente  hipertensión presidencial. Una cosa es demostrar en casa quién es el que manda y otra totalmente diferente, es pretender hacerlo ante un medio que no tiene nada que temer y cuya audiencia se siente en absoluta  libertad de formar una opinión.

Al parecer Sean Penn ha sido otro de los que le disparó a un pie. Con la diferencia que fue al pie de otro, más claramente al de Jacob Ostreicher. Apasionamientos aparte, la intención del laureado actor norteamericano ha logrado su objetivo. En un mundo que siente gran debilidad por las estrellas de cine, una noticia como la provocada, ha puesto nuevamente en hora pico el tema de la dudosa administración de justicia en Bolivia en éste y otros casos. Es obvio que la genialidad de usar el ansiado Dakar para lograrlo, ha sido una mala idea y no sería de extrañar que nunca más una película protagonizada por él sea permitida en el país o  provoque un tumulto de corte chauvinista.

Las posibilidades de lograr una especie de indulto presidencial que facilite la exoneración del americano  -aún con arresto domiciliario- han sido enterradas al modo de Hollywood, aunque quede la gran interrogante de cuál es el delito por el que se lo acusa puntualmente. Hay quienes suponen que el principio relativo a que se es inocente hasta que se demuestre lo contrario, es universal. Muy discutible por estas latitudes donde lo común es ser presunto culpable. Sus declaraciones le pueden resultar un tiro por la culata. Es conocido que el  Presidente Evo  guarda rencores y ocultarlo, no es precisamente un rasgo de su personalidad.

Ha quedado claro que no sólo los gringos tienen debilidad por las estrellas. Cuando Penn vino a Bolivia, fue recibido con bombos, platillos y poncho rojo y se llevó bajo el brazo un exótico nombramiento de Embajador. En reciprocidad, creyó que la situación legal de su compatriota sería revisada.

Queda demostrado que no importa cuántos Óscares se puedan ganar ni qué tan taquillero se pueda ser. Para conocer a fondo la idiosincrasia plurinacional boliviana, hace falta realizar un profundo estudio antropológico que no se consigue como libreto de película aunque es probable, que tenga una oda al suspenso como final.

Si los embrollos, revoltijos e improvisaciones continúan dando pie a panoramas como el actual, se trata nomás de promiscuidad, en el mal sentido de la palabra.

Karen Arauz