Páginas vistas en total

lunes, 28 de julio de 2008

el llamado "decano" de la prensa boliviana por ser el más antiguo ha publicado el primer pedido de renuncia de Evo a la Presidencia

Renuncia del Presidente de la República
Angel Wayar W.
Una serie de actitudes -contradictorias en gran parte- del Gobierno del MAS, con el rótulo de democracia, pueblo, cambio, revolución democrática, dignidad, etc., han conducido a que Bolivia esté atravesando una grave crisis política, social, económica, y, fundamentalmente jurídica. El solo hecho de no contar con un Tribunal Constitucional desde hace meses, prácticamente lo dice todo. El cumplimiento de la Constitución Política y de las leyes es casi inexistente. La falta de seriedad, circunspección y sensatez es cada vez peor. Lo poco que se hace en materia legislativa tiende sólo a satisfacer intereses sectarios, como la inútil y famosa Ley de Referéndum Revocatorio de Mandato Popular, Ley 3850, tan solapadamente dirigida a los intereses del MAS, y con la ayuda ¿ingenua?, de la agrupación Poder Democrático y Social (Podemos), embarcando al pueblo, sin motivo, y con un enorme despilfarro de fondos públicos, en una de las necedades y fantochadas más evidentes del último tiempo.
El instituto jurídico-constitucional denominado referéndum o referendo ha sido incorporado en nuestra Constitución Política del Estado, en su Art. 4, cuyo Párr. I, prescribe que “El pueblo delibera y gobierna por medio de sus representantes y mediante la Asamblea Constituyente, la Iniciativa Popular y el Referéndum, establecidos por esta Constitución y normados por ley”. El Art.1 de esta ley, Nº 2769 de 6 de Julio de 2004, al definir el concepto de referéndum, vigente en nuestro país, establece expresamente que: “De conformidad al Art. 4 de la CPE, el Referéndum es el mecanismo institucional de consulta al pueblo para que, mediante voto universal, directo, libre y secreto, exprese su criterio sobre normas, políticas o decisiones de interés público”, para normar sobre estas características, muy propias de este instituto.
Así, la naturaleza intrínseca del referéndum se erige como la máxima expresión de la democracia participativa de la ciudadanía. Pero el Referéndum Revocatorio convocado difiere en absoluto del sentido y normatividad que le concede la CPE, ya que, por una parte, no está previsto en la Constitución, y por otra, lo que es peor, transgrede y viola, frontalmente, la prescripción legal del período constitucional que deben cumplir el Presidente y Vicepresidente de la República de 5 años de mandato – interrumpiéndolo de facto – con la agravante de que este Referéndum Revocatorio no ha sido pedido por el pueblo, característica fundamental de esta figura, sino lanzado por los propios interesados, Presidente y Vicepresidente de la República, autoritariamente, a su medida.
Sería muy diferente si la tal figura de Revocatorio de Mandato hubiera estado anteladamente prevista en la CPE, con la reglamentación legal, justa y correcta que correspondiere a los intervinientes, dentro del ámbito de una Ley Marco y de las características que la Constitución estableciera.
Pero para zafarse de la naturaleza típica del referéndum previsto en la CPE, normado legalmente, la Ley del Referéndum Revocatorio ladinamente ha introducido un precepto que a la letra establece: “Art. 3.- (Marco Legal del Referéndum Revocatorio) El Referéndum Revocatorio de Mandato Popular se rige por lo dispuesto en la presente Ley, no siendo aplicable la normativa de la Ley 2769, de 23 de Abril de 2002, del Referéndum”. ¡Qué pena…!, una norma inconstitucional, elude y esquiva a una norma constitucional… excelentes los “legisladores”, ¿no?
Con estos breves antecedentes referiremos un aspecto muy sui generis que surge de esta Ley del Referéndum Revocatorio de Mandato Popular. Es el hecho de que al promulgar el Sr. Evo Morales Aima esta Ley 3850, en fecha 12 de mayo de 2008, sencillamente «renuncia», al cargo de Presidente Constitucional de la República, por cuanto convoca y llama al pueblo para que sea éste, el que con su voto decida si se queda en el cargo de Presidente de la República, o se le revoca este mandato. En otras palabras, su cargo pone a disposición de la ciudadanía, para que le acepte su renuncia, o le confirme en el cargo. La renuncia está dirigida a la autoridad que lo eligió, al soberano. Tal renuncia resulta ser tácita, por cuanto el acto es inequívoco, al someterse a una consulta señalada anteladamente con fechas exactas.
Al no estar prevista en la CPE, y obviamente no existir una normativa legal previa, para el caso de un Referéndum Revocatorio de Mandato Popular, como la hay para el referéndum previsto en la Constitución –Ley 2769 de 6 de julio de 2004– resulta, en la situación actual, tenderle la alfombra para que el Sr. Evo Morales, como Presidente de la República, pese a su renuncia tácita, dirija el procesamiento particular del Referéndum Revocatorio, actuando como juez y como parte (¡muy curioso!), contando con todas las prebendas del caso, el aparato del poder a su favor, utilización de dinero público, publicidad y marketing gratuitos en el Canal de TV del Estado, personal a su entera disposición en todo el país, vehículos, obsequios de dinero, etc., para su campaña, pidiendo que el pueblo –es como para la columna de ‘Ripley’– “no le acepte su renuncia”…
La chacota está a la vista, ya que de ser serio el tal Referéndum Revocatorio de Mandato Popular, desde la renuncia a que nos referimos, en fecha 12 de mayo de 2008, hasta que el pueblo decida sobre ella, el 10 de agosto de 2008, ambos primeros mandatarios debían apartarse de sus cargos. Pero el jolgorio y la jácara van más allá. Con las denuncias de carnetización venezolana para alterar dolosamente el Padrón Electoral, y con una Corte Nacional Electoral a su entera disposición, el triunfo de Dn. Evo está garantizado; empero, de perder (¿…?), continuará en el Gobierno, convocará a Elecciones Generales –dice su Ley de Referéndum Revocatorio– y senadores y diputados, sin saber leer ni escribir, entrarán en el embrollo…
anwayar@hotmail.com

domingo, 27 de julio de 2008

vamos a ofrecer dos opiniones una de elogios y otra de crítica a evo morales. juzgue el lector.

Contrastes: elogios versus realidades sobre Evo

Elogio: Mal que les pese a sus críticos, no hay ejemplo en el continente y en buena parte del mundo de ascenso público más espectacular que el de Evo Morales, desde su nacimiento en el ayllu Sullka al triunfo electoral de 2005 y a la Presidencia. Si su vida fuera inventada para una película, sería inverosímil.
Crítica: A ver si recordamos. Evo dirigente de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba y Evo Diputado Nacional. No existía gobierno que se salve. El país estaba a merced, sin aviso previo, a bloqueo de caminos y a la interrupción del libre tránsito de personas y motorizados, lo que constituía, por supuesto, no sólo un atentado a elementales derechos ciudadanos, sino también, un grave daño a la economía del país. Vaya a saber ¿cuánta gente, cuántos emprendimientos o cuántas iniciativas por generar un proyecto de desarrollo industrial fracasaron por el clima de inseguridad e incertidumbre generado por el bloqueo de caminos? Evo los lideraba. Aquello de que “el derecho de una persona termina donde comienza el derecho de la otra”, era nada más que un referente jurídico por el que se abanicaban propios y extraños. El objetivo era liquidar al gobierno de turno, apabullarlo, destruirlo sin piedad y contemplación y si para alcanzar ese objetivo había que dañar a personas y bienes públicos o privados, bien valían las arduas jornadas de enfrentamiento entre fuerzas del orden público y los movimientos sociales afines al MAS.
Elogio: ..., a nadie debería extrañarle que tenga enemigos enconados, pero probablemente los más corrosivos sean los comentaristas irónicos que se limitan a menear la cabeza y a sonreír, mientras sus miradas de perdonavidas no dejan lugar a dudas: ¿Qué querían, si no es profesional? ¿Esperaban algo de un indio? Ser gobernante no es lo mismo que ser sindicalista…
Crítica: El país importaba poco, casi nada. Personalmente atendí a dos empresarios que a través de recursos constitucionales reclamaron el derecho a trabajar y circular libremente. Uno bananero, otra hotelera. Ambos triunfaron, incluso una cobró daños y perjuicios reteniendo el porcentaje de ley de la dieta de Evo Diputado aun cuando su abogado, hoy Ministro, se esforzaba porque prevalezca un criterio político antes que jurídico. Lamentablemente, el bloqueo de caminos continuó haciendo presa del país democrático que todos ansiamos, y es que cualquier acción dirigida a desgastar e incluso a derrocar a gobiernos legalmente constituidos, no era fantasía en la mente de muchos. Hoy, Evo recibe la dosis de su propia medicina y aplica la suya.

Elogio: La mayor acusación que se le hace es la de haber dividido el país, cuando habría que reflexionar si no estuvo dividido todo el tiempo y mucho más con los desastrosos resultados de la aplicación de políticas neoliberales en Bolivia. No nos cansaremos de repetir que el neoliberalismo es un arca de Noé que limita la salvación a los funcionarios y trabajadores funcionales al modelo, pero no se digna dar solución a los problemas de las mayorías. Por eso sus resultados más visibles son la concentración del ingreso en pocas manos y la extensión de la extrema pobreza en el resto de la población. Este último extremo es como un lago de aguas negras que a los clasemedieros ya nos está llegando al cuello.

Crítica: La administración que preside no tiene discurso para afrontar la cantidad de paros y bloqueos que la asedian. Si fue él el paladín del bloqueo de caminos como instrumento para acceder al poder, entonces ¿por qué cuestionarlo? La causa puede ser cualquiera, justificada o no, mientras nadie piensa en los afectados y menos en los derechos constitucionales que se conculcan. Somos hoy, no hay duda de ello, el país donde más bloqueo de caminos se ha realizado, y bien valdría un estudio comparativo con países limítrofes para su constatación. Desinstitucionalizado, desagregado y resquebrajado, el Estado boliviano ya no lo es, dejó de serlo hace rato. Si Evo contribuyó a su destrucción siendo opositor y desde las calles, sentado en la silla presidencial y desde Palacio de Gobierno, ha sido el autor de su aniquilamiento juntamente con el proyecto estatista, totalitario y concentrador del poder que abandera. Nadie respeta normas, todos creen tener derechos y no deberes. Es que los derechos se ejercen, sí señor, pero también los deberes se cumplen y en Bolivia, somos campeones en exigir lo uno y no hacer lo otro. Pregúntenle a un damnificado por una pedrada en su motorizado; a alguien a quien hayan incendiado su vehículo o madres con niños indefensos varadas en terminales de pasajeros libradas a la suerte e inclemencia de un Estado cuyo gobierno no respeta la ley ni la hace cumplir.
Elogio: Como dice el corrido mexicano, Evo "no es monedita de oro pa' carles bien a todos". ¡Imposible caerles bien a las transnacionales que hoy pagan mayores impuestos a los hidrocarburos o a los latifundistas que evitan una solución estructural al problema de la tierra! Tanto más imposible ser del agrado de los viejos operadores políticos que agotaron las más increíbles coaliciones y maniobras en cuarto siglo de democracia pactada.
Un síntoma penoso de las derivaciones del odio lo sentimos a diario en las calles: antes la gente se insultaba con palabrotas familiares y hasta cordiales, como infeliz, desgraciado, chambón, cojudo e incluso hijo de tu señorita madre. Hoy se repite la palabra indio en todas sus desinencias. En la óptica de algunos citadinos, indio ya es cualquiera que muestre la vasta gama de la piel morena.
Crítica: Y ahí está el país, destruido sin misericordia. Presa de un populismo barato y chabacano, asistido de dádivas y cohecho por donde quiera, y conducido desde fuera por un lunático que cree que el mundo comienza y termina en el Orinoco. Si ni nuestra identidad tiene certeza jurídica hoy en día, menos la tendrá el futuro, aquel donde la incertidumbre está a expensas de bonos, asistencialismo, alza de precios en la canasta familiar por ineficiencia en los conductores de la economía nacional, falta de inversión en el sector hidrocarburífero, falta de gas en el mercado interno, ausencia de inversión extranjera directa por una cada vez más inseguridad jurídica y lo que faltaba, ¡toma, apropiación y confiscación de los aportes por jubilación!

Elogio: Detrás de las políticas del gobierno, que llevan el signo del viejo nacionalismo revolucionario de 1952, hay un escenario de aguda lucha de intereses de clase: para el movimiento indígena y campesino, la lucha pasa por la tenencia de la tierra, entendida ésta como suelo, aire, agua y subsuelo, lo cual implica automáticamente la defensa de los recursos naturales, entre ellos, el agua, el gas, los bosques, los minerales… La tenencia de la tierra es la madre de todas las batallas.
Pero detrás de las críticas de los citadinos, a ratos se esconde pura y simplemente el odio y el desprecio racial. De boca para afuera se acepta que seamos un país de k'aras y t'aras, pero íntimamente la unión de ambos segmentos raciales suena más difícil que juntar el aceite con el agua.
Crítica: Si a ello le suma Ud. la destrucción de la que han sido objeto las instituciones democráticas como la CNE tomada por Exeni o el Tribunal Constitucional descabezado a punta de amenaza, diatriba y vituperio al fiel estilo San Miguel, entonces está claro que la medicina de Evo sí dio resultado.
Elogio: Quizá el enfrentamiento no hubiera tenido la virulencia de estos días si no se convocaba a la Constituyente, pero ese es tema de otro comentario.
Por tanto, lo que falta para sepultar al cada vez más agonizante cuerpo (léase Estado boliviano) viene con el revocatorio y la doble carnetización que le precedió con el apoyo económico y adiestramiento venezolano. ¿Fraude electoral? sí. ¿Fraude descomunal? sí. ¡Ah que somos ingenuos! El acto final, la última de las estrofas, el toque finito, será el 10 de agosto. La mesa está servida, no hay duda. Exeni investido de Presidente al día siguiente de haber sido nombrado por Evo, lo sabe y es dueño de la estocada que suave, suavemente nos la están metiendo. Padrón inflado, repartija de dinero, obras como parte del cohecho electoral, ley ilegal e ilícita que ha sido parida para beneficiar a Evo y a su proyecto de CPE y hasta ahí llegamos, el acto será consumado. ¡Habemus dictadura!, ¡Habemus caga…!. La receta: bloquear caminos, violar la ley y destruir instituciones para erigir un Estado absolutista donde la consigna es someter y mandar callar. Feliz domingo si Ud. no votó por Evo y su medicina.



Comentario del Editor: Cuánto daño provoca el descomunal elogio de atribuír a Evo "ascenso político espectacular" sin mencionar a qué costo, cuántas vidas, sólo 42 en lo que va de su período y los cientos que habría que atribuírle a sus años "de resistencia", los daños económicos al país, el odio sembrado que el escritor vuelca y hace aparecer como que todos los demás, menos los originarios fuesen rasistas, esos elogios nos recuerdan otros cuando Jaime Paz había perdido casi toda su popularidad a raíz de haber mezclado ciertos actos administrativos suyos al tema del narcotráfico, no faltaron los "elogios" que retribuyó generosamente con granjerías a sus panigeristas. "Ese huevo pide sal", extraño que a la hora nona aparezcan incensiarios cuando el ídolo está a punto de ver clausurado uno de sus mayores errores políticos como es el revocatorio inventado para el MAS en particular, aunque otro hubiese tenido la idea inicial. Son estas alabanzas que provocan daño endiosan a los ególatras y asientan sus maldades. Se cierra los ojos cuando todos los demás están viendo evidencias que se pretende tapar con un dedo.

jueves, 24 de julio de 2008

la doctrina social de la Iglesia ha inspirado las grandes ideas de justicia social y movimientos sociales. Guillermo Bedregal nos habla del Bien Común

El gran pontificio León XIII, inauguró en el siglo XIX la “Doctrina Social de la Iglesia” (DSI). Inicia el desarrollo de una teoría magisterial, heredero del pensamiento político escolástico y renacentista cristiano que afianzó la noción del bien común como base de su concepción político social.
La DSI ha reformulado a partir de la realidad histórica, la teoría clásica, haciendo un examen del bien común que contribuyó a su actualización, y sirve de contrapunto a muchas de las tesis por las teorías políticas procedimentalistas que dominan el ámbito intelectual contemporáneo.
El documento básico de la DSI está contenido en la encíclica Rerum Novarum de León XIII (1891), allí se expresa una preocupación por la “cuestión social/obrera” y denuncia de manera rotunda, por una parte, la dramática situación social y económica de los obreros, punto de un sistema económico injusto y desigual, y por otra, el comunismo que se erigía como único medio ideológico de solución de estas injusticias.
El Papa defiende un modelo de sociedad fundado en la justicia social y la dignidad humana, derivada del valor trascendente del ser humano. A partir de entonces la Iglesia asume un compromiso institucional sostenido y enriquecido en el tiempo. Se puede afirmar que todos los pontífices desarrollaron una labor excepcional.
Conviene recordar y citar los documentos de ese magisterio: Pio XI, encíclica Quadragésimo Anno (40 aniversario de la R. N.1931); Pio XII, Mensaje de Navidad, 1941; Juan XXIII y su encíclica Mater et Magistra de 1961 que conmemora los 60 años de la R.N. y Pacem in Terra (1963); Concilio Vaticano constitución pastoral Gaudium et Spes (1965) sobre la Iglesia en el mundo actual; Pablo VI y su carta Apostólica Octogésima Adveniens (80 años de la R.N.,1971); Populorium Progressio (1967); Juan Pablo II y sus encíclicas: Laborem excersens (1981), Solicitude rei socialis (1987), Centesimus Anno (1991) en el centenario de la R.N.
Es importante anotar que Juan Pablo II descartó cualquier intento ideológico de convertir la DSI en una alternativa política entre el capitalismo liberal y el colectivismo marxista. Destaca “que ni siquiera existe esa posible alternativa a otras soluciones menos contrapuestas radicalmente. La DSI tiene una categoría propia”. No es una ideología sino “la cuidadosa formulación del resultado de una atenta reflexión sobre las complejas realidades de la vida del hombre en sociedad y en el contexto internacional a la luz de la fe y de la tradición eclesial”. No podemos negar que la DSI es un espacio por la verdad de la dignidad humana en el ámbito de los conflictos sociales del hombre. Se opuso siempre a esas grandes corrientes de pensamiento social actual opuestas a la verdad de la dignidad humana (fascismo, liberalismo, comunismo).
LA DSI es polémica con su tiempo y, en ocasiones, por su carácter directamente defensiva. Desde su aparición, la DSI ha advertido de los riesgos que conlleva la adscripción a una ideología que se funda en una concepción reduccionista. Pablo VI (Octogésima Adveniens, 1996.7 ) señala “el cristianismo que quiere vivir su fe en una acción política, concebida como servicio, tampoco puede adherirse sin contradicción a sistemas que se oponen o en los puntos sustanciales de su fe, o en su concepción del hombre”, uno no puede, como cristiano, alentar el odio, la violencia; negar la trascendencia del hombre.
Si reconocemos a Dios, nuestra vida y acción debe refugiarse en la paz, la justicia y la libertad, si no hay eso, se expande la barbarie, sin dignidad, la intolerancia sin ética ni límite. Si realmente somos católicos, no podemos admitir la fuerza irracional y alienante de los que creen que “el fin significa los medios”. En los medios y su uso sensato, está la paz y el supremo respeto respecto al Otro. * Ex ministro, congresal y dirigente del MNR guibedre@yahoo.es

martes, 15 de julio de 2008

petras es conocido por sus extremas y teóricas posturas al extremo de la izquierda no menos cuando opina sobre bolivia. aquí se lo glosa y comenta

Viraje político.
Castro y Chávez en contra de la Guerrilla.
Qué hará Evo al quedarse sólo?

El gran pensador de izquierda estadounidense pro Che, pro Guerrilla, enemigo mortal del neoliberalismo qué hará enfilando su artillería contra Castro, el padre de la revolución latinoamericana y que ha condenado a las FARC y les ha pedido en forma pública dejar en libertad a los cientos de rehenes que todavía tienen presos en la selva. Por si fuera poco Chávez que había dado claras muestras de apoyar a la guerrilla, se apresuró a viajar a Bogotá y darse un público abrazo con Uribe que parecía ser su enemigo mortal, de modo que los dardos de Petras también se dirigen contra el venezolano que descoloca a Evo su discípulo predilecto. Lo cierto es que la liberación o rescate de Ingrid Betancourt ha conmocionado el bloque de izquierda en América Latina y está reclamando por un cambio no sólo de posiciones en el equipo, sino que un cambio de cancha, nos estamos temiendo que como en el fútbol de un extremo al otro.

De ahí que resulta oportuna la glosa que hace Iar-Noticias del último artículo del gringo con duros reproches a Castro. Participemos del inteligente análisis y desglose:
“Las observaciones de Castro piden un análisis y una refutación, no sólo porque sus opiniones son ampliamente leídas e influyen en millones de militantes y admiradores en todo el mundo, especialmente en Cuba y América Latina, sino también porque hoy pretende brindar una base moral para la oposición al imperialismo”.

Castro había pronosticado con toda visión que con la liberación de los rehenes se abría un capítulo de paz para Colombia, Petras refuta “al contrario de lo que afirma Fidel, Estados Unidos y el presidente Uribe utilizan su éxito como refuerzo de los argumentos a favor de acciones militares conjuntas. La celebración como “una apertura de paz, sirve para desviar la atención del dictamen del Tribunal Supremo Colombiano de que la reelección de Uribe fue ilegal por los sobornos a senadores para enmendar y permitir la reelección.

Según Petras, Fidel Castro denigra al recién fallecido líder de las FARC, Manuel Marulanda, como un "campesino y militante comunista, líder de la guerrilla" y añade que : "El repaso de la historia, sin embargo, refuta los alegatos de Castro. Marulanda construyó, en un período de cuarenta años, un ejército de guerrillas más grande y con mayor base de masas que cualquier otra guerrilla inspirada en Castro desde la década de 1960 hasta el 2000. Castro promovió una teoría de "focos de guerrilla" entre 1963 y 1980, en donde grupos pequeños de intelectuales organizarían un núcleo armado en el interior del país, entrarían en combate y atraerían el apoyo masivo de los campesinos. Todos los focos de guerrillas "castristas" fueron derrotados (aniquilados) rápidamente en Perú, Venezuela, Brasil, Uruguay (focos urbanos), Bolivia y Argentina. Por el contrario, la estrategia de Marulanda de la guerra de guerrillas prolongada se estableció sobre una organización de las bases y fuertes vínculos de los campesinos con los guerrilleros, y se apoyó en la solidaridad de la comunidad, la familia y las clases".

Como se podía esperar Petras le enrostra a Fidel el fracaso de todas las acciones incluyendo la aventura del Che en Bolivia y reclama el éxito de la guerrilla de Marulanda o “tirofijo” siendo ésta la arremetida mayor contra el cubano y que hasta ahora no ha sido respondida, al menos públicamente, aunque el editor no creé que Fidel se quedará indefinidamente callado ante la acusación que por otro lado es cierta y en éste punto irrefutable. Castro -dice Petras- condena la "crueldad" de las tácticas de las FARC "el secuestro y la retención de prisioneros en las condiciones de la selva". "Bajo esta lógica -añade-Castro debería condenar cualquier movimiento revolucionario del siglo XX, empezando por las revoluciones rusa, china y vietnamita. Las revoluciones son crueles, pero Fidel olvida que las contrarrevoluciones son todavía más crueles. Uribe ha establecido redes espías involucrando a oficiales locales, como hicieron en la guerra de Vietnam. Y los revolucionarios vietnamitas eliminaron a los colaboradores porque eran responsables de la ejecución de decenas de miles de aldeanos militantes. Castro olvida comentar el hecho de que Ingrid Betancourt, después de su celebrada "liberación", abrazó y agradeció al general Mario Montoya. Según un documento desclasificado de la embajada estadounidense, Montoya organizó una unidad terrorista (Alianza anticomunista americana), que asesinó a miles de disidentes colombianos después de torturarlos ferozmente. La "crueldad" del cautiverio por las FARC no apareció en los exámenes médicos de Betancourt: ¡tenía buena salud!".

"Castro pide la liberación inmediata de todos los prisioneros en manos de las FARC, sin la más mínima consideración por los 500 guerrilleros torturados y deshumanizados en las horrendas "cárceles especiales" de alta seguridad de Uribe y Bush", señala Petras. Y añade: "Castro hace alarde de que Cuba liberó a los prisioneros capturados durante la lucha contra Batista y demanda que las FARC sigan el ejemplo cubano, en vez del enfoque revolucionario vietnamita y chino. El intento de Castro de imponer y universalizar sus tácticas en Colombia, tomando como referencia la experiencia cubana, carece del esfuerzo mínimo para entender, no digamos analizar, las especificidades de Colombia, su ejército, el contexto político de la lucha de clases y el contexto político y social de las negociaciones humanitarias en Colombia".

Petras se muestra riguroso ante el juicio de Castro y su actitud de pedir la liberación de los prisioneros en manos de la FARC, lo mismo había pedido Chávez algunas semanas antes, pero Petras no reaccionó y hasta le reprocha que Castro relate que liberó en Cuba a los prisioneros de Sierra Maestra que los ponía en manos de la Cruz Roja, luego de desarmarlos, lo que definitivamente disgusta al norteamericano que podría hacer pensar que en el fondo Petras no quiere soluciones, se opone a ellas, para Petras parece resultar más lucrativo que la guerra continúe con eflusión de sangre y movilización permanente, olvidándose la dramática solución que viven los guerrilleros, siempre a salto de mata y convertidos para el mundo exterior en “aliados del narcotráfico y vulgares bandoleros, que viven del rescate obtenido por la entrega de sus rehenes”

"Castro aduce que las FARC deberían terminar la lucha de guerrillas pero no rendir sus armas porque en el pasado las guerrillas que se desarmaron fueron masacradas por el régimen. En lugar de eso, sugiere que deberían aceptar la oferta de Francia de abandonar su país o aceptar la propuesta de Chávez ("hermano" y "amigo" de Uribe) de negociar y asegurar una comisión formada por notables latinoamericanos para supervisar su integración en la política colombiana", dice Petras, y se pregunta: "¿Qué harán los guerrilleros "armados" cuando miles de soldados y escuadrones de la muerte de Uribe causen estragos en el campo? ¿Huir a las montañas y cazar jabalíes? Ir a Francia significa abandonar la lucha de clases y a millones de campesinos vulnerables que los apoyaron". Petras se resiste a pensar en una solución de paz, para su pensamiento radical la lucha debe continuar como hasta hoy, olvidando que el rescate de Ingrid dió vuelta a la tortilla y se hace necesario, imprescindible pensar hoy el advenimiento, paz, olvido y convivencia.

"Fidel Castro omite totalmente de sus reflexiones la forma en que cada líder político involucrado en la "misión humanitaria" utilizó la celebración de la "liberación" de Betancourt para disimular y distraer de sus serias dificultades políticas", afirma Petras. Y agrega: "Chávez utilizó la liberación de Betancourt para abrazar a su "enemigo" Uribe y distanciarse más de las FARC, en particular, y de los movimientos populares de Colombia, así como para construir puentes hacia una presidencia estadounidense post Bush. Chávez también se congració con los medios de comunicación pro imperialistas recibiendo comentarios favorables del candidato presidencial estadounidense de derecha, quien "esperaba que las FARC aceptasen el consejo de Chávez de desarmarse". Cuba, o al menos Fidel Castro, utilizó la "liberación" de Betancourt para exteriorizar su hostilidad, que se remonta por lo menos a 1990, hacia las FARC, ya que éstas obstaculizaban su política de reconciliación con el régimen colombiano". Este último pensamiento hacia Castro parece una “pendejada”, ahora resulta para Petras que Fidel es un resentido y que se había guardado 30 años en forma tahimada su rencor.
Para Petras: "Con una sorprendente postura humanitaria y "cuasi electoralista", al celebrar la liberación de Betancourt, Castro fustigó a las FARC por su "crueldad" y resistencia armada al régimen terrorista de Uribe". Según el pensador de izquierda: "Castro atacó la "estructura autoritaria y el liderazgo dogmático" de las FARC, ignorando la adhesión de las FARC a las políticas electorales entre 1984 y 1990 (cuando más de 5.000 candidatos, activistas y políticos desarmados fueron masacrados) y el debate libre y abierto en la zona desmilitarizada sobre una política alternativa con todos los sectores de la sociedad colombiana (1999-2002)".
"Por el contrario -afirma Petras-, Castro nunca permitió el debate libre y abierto ni elecciones, ni siquiera entre candidatos comunistas, en ningún proceso legislativo, al menos hasta que fue reemplazado por Raúl Castro. Los líderes políticos antes mencionados servían a sus propios intereses políticos y personales cuando criticaron a las FARC y celebraron la liberación de Betancourt a costa del pueblo de Colombia". Estamos de nuevo, ante un pétreo pensamiento del representante de la izquierda radical y trasnochada que se cierra para siempre a una apertura y que descarga su furor ante Castro y Chávez porque han mostrado una actitud más humanitaria y posible.
La pregunta nuestra es infinitamente más simple, qué postura asumirá Evo Morales que ha copiado desde sus inicios como “guerrillero cocalero” sus gestos de imitación a los colombianos? Y más todavía, porque ya sabemos que hará callada y dócilmente lo que Chávez le ordene, qué harán sus vasallos de la izquiera radical boliviana que al igual que Petras no quieren la paz y prefieren la beligerancia y la confrontación hasta destruír al enemigo imperialista, desconociendo que tal situación ya no se dará jamás.

lunes, 14 de julio de 2008

poco a poco se va decantando que el centralismo no sólo es del MAS, también en PODEMOS hay una fuerte tendencia a su favor, según Centa Reck

En un programa televisivo que encaró las investigaciones con las que la diputada Ninoska Lazarte ha aportado pruebas suficientes acerca de un padrón electoral seriamente comprometido y con graves indicios de fraude, tuvimos la oportunidad de observar una obra prima que nos permitió ver a dos senadores de la agrupación Podemos que con la mayor frialdad trataron de ponerle paños de agua fría a las denuncias que establecen serias irregularidades que no pueden ser subsanadas con el trabajo de depuración que ha realizado la Corte Nacional Electoral (CNE).
La actitud del senador Bohrt fue una verdadera muestra de la política de intereses frente a la actitud de la diputada Ninoska, luchadora y principista buscando garantizar los procesos que se desarrollan en el país.
Lazarte articuló una posición combativa, en la que entre líneas planteó la necesidad de velar por la legalidad antes que por los pactos, los acuerdos políticos o más bien las conveniencias políticas, pero chocó con la frialdad de los dinosaurios de su agrupación ciudadana que dejaron por sentado que el tema político y la apuesta que han hecho al referéndum revocatorio es para ellos superior en estos momentos y que no están dispuestos a sacrificarlo en aras de salvaguardar el riesgo de que no se perpetre un fraude, ya que eso significaría sacar al revocatorio de sus planes inmediatos.
Es importante tomar en cuenta que en medio de la discusión el senador Bohrt, y luego al final de la entrevista también lo hizo el senador Roberto Ruiz Wass Werner, deslizaron una especie de chantaje y una amenaza velada sobre el tema de los referéndum por estatutos autonómicos, recientemente realizados, advirtiendo que si se toca el posible fraude para este revocatorio, pueden quedar impugnados o cuestinados los referéndum por estatutos.
Esto si que fue el Cherry que faltaba en la torta, pues se pudo leer a través de este "desliz" el principal motivo que los impulsó a aprobar el referéndum revocatorio que ahora defienden a expensas de la ilegalidad y el fraude. El desliz dejó entrever que estamos frente a mentes centrípetas que tienen toda la intención de volver al país al centralismo de sus amores. No es para menos, pues ese tipo de política es la que han manejado y temen ahora perder los privilegios que otorga la partidocracia.
En todo caso los senadores le intentaron dar a Ninoska Lazarte una mamadera de postergación, diciendo que debería dejar su investigación y el país conformarse con hacerle un lavado de nalgas al padrón electoral, para recién ver que pasaba con el asunto pasado el 11 de agosto, cuando ya se haya concretado el posible fraude y gracias a eso el país se vaya por el retrete. Claro Bohrt y Ruiz Vas Werner nos harán el favor de tirar la cadena.
El cinismo de estos señores es lamentable, primero porque ahora es cuando se han detectado y denunciado los hechos fraudulentos, ahora es cuando se tienen las evidencias de que se emiten carnets indiscriminadamente, sin ningún control, en oficinas ambulatorias y sin dominio ni control de las organizaciones encargadas oficialmente de esta tarea. Tampoco tenían que venir a chantajear con la validez de los resultados de los referéndum por estatutos, porque más vale que el fraude se hizo para afectarlos negativamente porque es un fraude del gobierno y no de los departamentos, y pese a estas acciones delictivas los referéndum no sólo sobrevivieron sino que obtuvieron una contundente victoria y el resultado de la auditoría lo que puede demostrar en este sentido es que ni con fraude pudieron romper la ola autonómica que azota a Bolivia.
Por último, estos jinetes podemistas del masismo no pudieron contener su aversión por las autonomías y el gran interés que tienen de que el proceso revocatorio se lleve a cabo con fraude y todo. Ahora sí que nos extraña aún más que los prefectos hubieran aceptado la apuesta con pulgas, cataplasmas, fraude y todo.
Los vientos no son sólo contrarios sino que también traen fétidos olores. ¿Serán tan expertos estos jinetes como para hacerles creer que les están ofreciendo un caballo Cuarto de Milla?

sábado, 12 de julio de 2008

acerca de betancout y uribe, del 91 por ciento de uribe, de la relación de amor-odio, la liberación de ingrid, garrote y zanahoria de las FARC...

Betancourt vs Uribe
El rescate de Betancourt transformó a Uribe en quizás el Presidente más popular del mundo en su respectivo país.
Paradójicamente su victoria puede devenir en su derrota. El podría ir hoy a un tercer mandato, aunque eso podrá acabar desgastándolo como a Fujimori.
Ingrid, por su parte, ha mostrado que tiene su propio juego. Las encuestas la ponen como quien, después suyo, podría ganar una nueva elección presidencial. Ella bendice a Uribe, acepta que vaya a la reelección y que incursionó en Ecuador. También le cuestiona por haberse aislado en la región y por duro y ultraderechista.
Ella se define como una izquierda democrática y verde que cree que la violencia nace por las injusticias (y no al revés como ella achaca a Uribe).
Reconoce el rol de Chávez para intermediar con las FARC y desarmarlas. Si Bush quiere que el auge de Uribe le ayude a sus allegados a ganar elecciones en su país y en la región, el auge de Betancourt querrá ser usado por la izquierda “bolivariana” o “socialdemócrata” para hacer que Colombia no siga fuera de la “marea rosa” sudamericana.

91%

Este es el porcentaje de aprobación que hoy tiene el presidente colombiano según un sondeo publicado en el principal diario crítico a éste (El Espectador).
Ningún otro mandatario en Occidente goza de tal apoyo, el cual también puede ser único en la historia colombiana.
A las izquierdas y derechas ello puede marearles. Para los “socialistas” los gobiernos más populares deberían ser aquellos que redistribuyan la riqueza y aminoren la brecha social, pero Uribe hace lo opuesto y por eso –según ellos– él es quien aplica las medidas más “antipopulares”.
La fuerza de Uribe no radica en los programas sociales tipo Chávez, sino en que ofrece orden y acabar con una guerra interna de seis décadas.
Derechistas de otras naciones quisiesen emular a Uribe, pero carecen del “mal” que precisamente a él le ha hecho tanto “bien” (una longeva subversión ante la cual proponer mano dura).
Millones de uribistas firman planillones para que su líder sea electo, aunque si ello se da a la larga esto podría acabar con él.
Tal vez no hay ningún presidente de EEUU que haya caído tanto como Bush (de haber bordeado el 80% de popularidad cuando invadió Afganistán a estar hoy debajo del 30%). Si Uribe no deja la “altanería” y de buscar perpetuarse en el poder hay el riesgo que él empiece a ir cayendo desde el 91% a menos del 19%.

Churchill y Attlee
No hace mucho millones de británicos votaron para ver quién ha sido el compatriota suyo más grande de todos los tiempos. Winston Churchill ganó.
El fue el premier del Reino Unido (1940-45) que logró que su país no fuese invadido por Hitler y que luego lo derrotase. Empero, cuando los nazis agonizaban, el electorado prefirió votar por los laboristas y Clement Attlee lo remplazó en el poder de 1945 a 1951.
Algunos podrían pensar que el pueblo fue ingrato con él, pero lo cierto es que cuando se venía la paz la gente prefirió un nuevo gobierno, que ya no sea uno tan experto en ganar guerras sino en la reconstrucción y en hacer ésta aminorando la miseria y la polarización social que se había ampliado durante el conflicto.
Uribe quisiera pasar a ocupar en la historia colombiana el papel del Churchill, quien derrotó no a un enemigo externo fascista sino a uno interno “comunista”.
Empero, él también podría tener su propio Attlee quien postulase que tras tanta violencia Colombia debería dejar de ser uno de los países más desiguales y militarizados de la región.


A FONDO:
Chávez y Uribe: razones y perspectivas de una reconciliación

Dos extremos
Hugo Chávez y Alvaro Uribe representan los dos polos ideológicos opuestos en Sudamérica. El primero es el gobierno más pro-Cuba y el segundo el más pro-Bush del subcontinente. Ambos lideran a las únicas dos repúblicas sudamericanas que no tuvieron dictaduras militares en los setentas, pero también a los únicos regímenes de presidencialismo fuerte y reeleccionista que han logrado o quieren lograr más de dos mandatos.
Ambos han confrontado serias oposiciones militares. Chávez depuso a un golpe en el 2002 que le quiso derrocar y acusó a Bogotá de haberlo animado. Uribe, en cambio, no enfrenta a un cuartelazo auspiciado por vecinos, sino a una guerrilla longeva que dura seis décadas y que él acusa a Ecuador y Venezuela de haberle brindado manija.
Uribe es el paladín de impulsar Tratados de Libre Comercio en un subcontinente que, a excepción de Perú y Chile, prefiere evitar ello para dar paso a un modelo más proteccionista o de integración regional. Chávez es el artífice del ALBA, al cual ve como un acuerdo donde los países latinos truequen con más equidad y quizás coordinen política y militarmente ante EEUU.
Uribe es el principal promotor de una economía monetarista, abierta y privatizante, mientras que Chávez es quien ha venido empujando a la región a distanciarse de tanta liberalización económica e ir hacia políticas más de corte estatistas, nacionalizantes o de querer redistribuir la riqueza.

Una relación de amor-odio
Ambos constantemente se amistan y pelean. La cuestión de las FARC les ha llevado a fuertes crisis. En el 2005 Caracas y Bogotá casi rompen relaciones a raíz de la incursión colombiana en Venezuela para capturar al líder Rodrigo Granda de las FARC. Después vino una reconciliación en la cual se hablaba de hacer obras comunes como el ducto trans-guajiro.
Este marzo nuevamente las relaciones casi se rompen a raíz del bombardeo colombiano sobre territorio ecuatoriano que condujo a la muerte del canciller Raúl Reyes de las FARC. Chávez movilizó 10 batallones a la frontera con su vecino occidental y habló de romper relaciones diplomáticas y comerciales con Colombia o nacionalizar a los empresarios que operan en su país.
Empero, Uribe se negó a responder movilizando sus tropas ante sus vecinos y luego Chávez instó a Ortega y Correa a saludarlo en una cumbre internacional.
En un momento la tensión fue muy fuerte. Uribe advirtió a su homólogo llanero que lo denunciaría ante la corte internacional por crímenes de patrocinio al terrorismo y mostraba tener laptops donde supuestamente se revelaba que Caracas financiaba o protegía a las FARC. Chávez le retrucó que el presidente colombiano era un mentiroso, un mafioso peor que Al Capone, narco y lacayo del imperio.
El tono se fue bajando a raíz que Chávez dio un giro ante las FARC. A inicios del año propuso reconocer a éstas como ‘fuerzas beligerantes’ pero tras la muerte de tres de sus siete secretarios (incluyendo a su líder Tirofijo y a su canciller Reyes) y el ascenso de la popularidad interna de Uribe, él viró llamando a las FARC a que desistieran de la lucha armada tildándola de obsoleta y que liberaran a todos los 700 rehenes que tienen de manera incondicional y ‘a cambio de nada’.

La liberación de Betancourt
Apenas Chávez hizo este último planteo y el resto de gobiernos izquierdistas de la región marcase más distancias ante las FARC se produjo el repentino rescate de Ingrid Betancourt.
La versión oficial aduce un extraordinario trabajo de inteligencia en el cual la guerrilla más experimentada y curtida del hemisferio fue burlada olímpicamente y perdió sus joyas de la corona (su principal rehén y los únicos prisioneros norteamericanos que tenía) sin disparar un tiro (algo opuesto a lo que pasó cuando el ejército antes falló al querer rescatar a 11 diputados y antes a una ex ministra).
A horas de producirse dicho rescate y en medio de la euforia por ello explicamos que debería haber coas más profundas. Desde un primero alertamos que podría haber una crisis en las FARC o que sectores de ésta tal vez por voluntad propio o por ligazón con gobiernos izquierdistas opuestos a seguir con la vía armada hubiesen llegado a un acuerdo.
También mostramos que la visita de John McCain a Colombia en ese preciso momento no podía ser tan casualidad. Luego él ha reconocido que él supo de la operación antes de que ésta se realizase. El grado de participación de EEUU (y también de Israel) es algo que aún falta por esclarecer, pero es un hecho que Bush ha querido valerse de dicho golpe a las FARC para también indirectamente golpear a los demócratas y a su candidato Obama mostrando que el mejor camino para enfrentarse a los ‘terroristas’ es con mano dura y no con actitudes dialogantes (como las que el abogado afroamericano quiere tener ante Venezuela, Cuba e Irán).
Extraña a muchos que dicho operativo coincidiese también con el hecho que ello sucediese justo cuando Uribe confrontaba una crisis con el poder judicial (quien le acusa de haber comprado votos, haber sido re-electo ilegalmente o que un quinto de sus congresistas esté ligado a los paramilitares) y él iniciase su prédica en pro de una nueva elección.
Luego vinieron denuncias de dos importantes medios francófonos que afirmaban que hubo una millonaria compra de algunos líderes de las FARC y más de una semana apareció un comunicado de las FARC donde caracterizaban al incidente no como un rescate sino como una fuga producida gracias a dos traidores de su seno.
La visita de Uribe a Venezuela ha generado una hostilidad de muchos sectores de izquierda que piden su expulsión y que se han distanciado de Chávez. No sería de extrañar que algunas voces dentro de este campo empiecen a conjeturar acerca de una posible influencia de círculos oficiales venezolanos en sectores de las FARC proclives a su línea de liberar a todos los rehenes.

Garrote y zanahoria ante las FARC
La reconciliación entre los presidentes de Colombia y Venezuela se ha hecho mostrando la importancia del comercio entre ambos (el segundo tras el que hay con EEUU), el mismo que bordea los $US 6,000 millones. También se plantea una nueva obra internacional; un ferrocarril que uniría Venezuela con el océano Pacífico y que podría extenderse hacia el cono sur o hacia Centroamérica.
Empero, entre ambos debe haber habido alguna negociación en torno a las FARC, la misma que no se mostrará tanto al público.
Ambos gobernantes quisieran ir hacia el desarme de la guerrilla más antigua de Occidente. Empero, Uribe busca humillarlos y aplastarlos para consolidar a un modelo económico que de seguridad e incentivos al capital privado. Chávez, en cambio, quisiera que las FARC se legalicen pero sin haber sido derrotadas y para poder convertirse en una fuerza electoral de izquierda democratizante (o en parte de ésta) como ha pasado con quienes antes fueron tildados como terroristas en América Central o África del Sur.
Ambos coordinarán hace runa suerte de tándem. Uribe es el garrote y Chávez es la zanahoria. No obstante, los fines que tienen Caracas y Bogotá no son los mismos. Uribe quisiera repetir el camino peruano para que la derrota de la subversión sea dura y permita un ciclo histórico de gobiernos pro-TLC. Chávez, por el contrario, quiere una salida que implique concesiones sociales y políticas a la guerrilla a fin de abrir las posibilidades para que Colombia deje de ser el peñón derechista sudamericano y de paso a un ulterior gobierno de centroizquierda.
Mientras tanto la actual reconciliación entre estos dos conflictivos vecinos volverá a tener sus crisis. Por el momento a ambos les conviene a ambos por razones internas e internacionales. Si hoy ambos buscan el abrazo para mejorar sus puntajes en miras a elecciones (las nuevas presidenciales en Colombia y las regionales de noviembre en Venezuela), estos mismos comicios podrían ayudar a que ambos utilicen el nacionalismo y el peligro del vecino para re-lanzarse.
Nuevamente las FARC podrían ser otra causa de una crisis y éstas, a despecho de muchos observadores y si bien podrá estar en crisis, aún tiene muchas tradiciones, bases y militantes y puede querer seguir concitando nuevos problemas en la diplomacia continental. (De Issac Bigio)

miércoles, 9 de julio de 2008

graves revelaciones en la computadora del terrorista Nava Zurita

Los flash memory (tarjetas de almacenamiento de información) que llevaba consigo al momento de ser arrestado el subteniente Georges Nava Zurita, tras el atentado dinamitero al Canal 4 de Yacuiba, poseían información que compromete a la seguridad nacional. El militar llevaba consigo un registro detallado de cuántas, de qué tipo y en qué estado de funcionamiento se encuentran las armas que poseen las Fuerzas Armadas del país. Además tenía en su poder un reporte completo sobre las bases del Ejército, la Naval y la Fuerza Aérea. A eso se suma una lista de 56 oficiales leales al Gobierno de Evo Morales, contrastada con alertas sobre unidades del Ejército marcadas como ‘prioridad de control’. En ellas, los comandantes son señalados de pertenecer a una logia interna de las FFAA, que aún responde a militares que fueron pasados a retiro al inicio de la gestión del Movimiento Al Socialismo.Se encontró también un análisis de posibles escenarios en el cual se establecen dos caminos para el país: el primero con resolución del conflicto a través de un referéndum revocatorio, y el segundo es la salida catastrófica, con golpe de Estado, asesinato de Evo Morales y guerra civil. En medio de todo este proceso de confrontación, hay instrucciones para causar atentados terroristas, agitar el occidente del país provocando paros y bloqueos y hacer estallar la violencia el día ‘D’, que en el organigrama se define como el último referéndum sobre los estatutos autonómicos, el mismo día que Nava hizo estallar la oficina de Unitel en Yacuiba.Lo encontrado coincide con algunos hechos pasados. En mayo de 2007, en una reunión del Alto Mando Militar con Evo Morales, el presidente les consultó si lo iban a defender o tenía que defenderse de ellos. Esto lo confesó el mandatario a los asambleístas del MAS en la última reunión que tuvo con ellos en Sucre.Además, el 27 de marzo de 2008, el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Luis Trigo, señaló en Santa Cruz que se había reunido con el Alto Mando Militar para analizar dos escenarios del conflicto nacional y que había visitado todas las guarniciones militares para advertirles que no escuchen ninguna ‘aventura armamentista’.Todo esto obligó a los ministros de la Presidencia, Juan Ramón Quintana; de Gobierno, Alfredo Rada; y de Defensa, Walker San Miguel, a dar una conferencia de prensa en la que acusaron a Podemos de orquestar toda la investigación y realizar un montaje de toda esta información para hacer pelear a las FFAA con la Policía, ‘con fines oscuros para la democracia del país’."Podemos montó una ruidosa y costosa campaña de guerra sucia para desprestigiar y confrontar a las Fuerzas Armadas y la Policía", dijo Rada, y aseguró que la Policía cumplió con su parte de investigación al detener a 24 personas. Por su parte, San Miguel opinó que Podemos busca fracturar a las FFAA y vaticinó que la información contenida en las tarjetas electrónicas no tiene ningún valor legal. Adelantó que hoy el Comando de las Fuerzas Armadas emitirá un informe sobre el sumario que fue iniciado contra Nava. Por su parte, Quintana calificó de irresponsables las acusaciones de Podemos y aseguró que el Gobierno no participó de los actos de terrorismo.
Las tres investigaciones
Justicia ordinariaLas conduce el fiscal de Yacuiba, Diego Choque. Dio lugar al arresto al subteniente Georges Nava Zurita y una veintena de personas luego del atentado dinamitero. Seguirá con las investigaciones, tomará declaraciones en Santa Cruz a la empresa que alquiló el vehículo en el que se transportaba el militar y presentará los flash memory como prueba.
Investigación congresalEl Senado conformó una comisión que viajó hasta Yacuiba para recabar información sobre el caso. Intentó interrogar a Nava, pero éste guardó silencio. Se llevó la documentación a La Paz, que se filtró a los medios de comunicación. El Gobierno los acusa de haber politizado el hecho y de haberlo montado para perjudicar al presidente, Evo Morales.
Indagación militarLas Fuerzas Armadas comenzarán su propio proceso para dar de baja a Nava. Al principio negaron que forme parte de la Casa Militar y del grupo antiterrorista F-10. El comandante de las FFAA manifestó sus dudas sobre la investigación ordinaria y aseguró que se cometieron errores en la forma en la que fue detenido y procesado el subteniente.
Datos clave
- Toda la información sobre el arsenal de las FFAA.- Un organigrama sobre las principales instituciones de inteligencia, su ubicación en todas las ciudades del país y su vinculación a agencias internacionales, como la DEA y la CIA.- Relevamiento de todas las guarniciones militares sobre la base de la lealtad al Gobierno. Tenía datos sobre quiénes debían ser relevados de sus cargos.- Perfiles sicológicos de ministros que se deben ir (Juan Ramón Quintana, por ‘conspirar contra Evo’; Susana Rivero, ‘por falta de capacidad’; y Luis Arce, a quien acusa de ser el banquero de Goni) y de sus reemplazantes.- Tenía un perfil de cómo debía ser el discurso en el cabildo de Yacuiba y las resoluciones ya escritas.

domingo, 6 de julio de 2008

prosigue la intensa lectura del libro Ciudadano X de Emilio Martínez o "La Historia Secreta del Evismo" que estamos publicando por partes

Violaciones a los DDHH cometidos por el gobierno de Morales
Del Libro Ciudadano X de Emilio Martínez

Le pidieron detalles de las violaciones y el Ciudadano Equis respondió:

Tarea ingrata que trataremos de hacer de la mejor manera posible. La primera muerte a manos de la fuerza pública se produjo el 9 de junio del 2006, durante un operativo de desalojo de Papelpampa, departamento de Oruro (N. del E. Qué casualidad, es justamente el solar natal del cocalero que prometió que en su gestión no habría una sóla víctima de la violencia) Allí cayó abatido por una bala de uso militar un integrante del Movimiento Sin Techo, Santiago Orocondo. Además, hubieron 15 personas heridas. El prefecto masista de Oruro y la ex ministra de gobierno Alicia Muñoz, se echaron mutuamente la culpa por ese asesinato. Luego vino la violenta represión a los cocaleros de Los Yungas de Vandiola, competidores de los cultivadores de coca para la cocaína de El Chapare. Sucedió que, mientras en la zona cocalera controlada por Evo se implementaba la “erradicación voluntaria y concertada”, en la otra zona continuaba la erradicación forzosa de cultivos excedentarios con fuerzas policiales y militares. El saldo fueron dos nuevas muertes el 29 de spetiembre del 2006. Los cocaleros Rember Guzmán y Celestino Ricaldes. Es curiosa la doble vara usada por Morales para tratar a “sus” cocaleros y a los otros. Recuerde, además, su pasado de represor de los de los cultivadores yungueños en su etapa de conscripto militar. Pero lo más grave de todo vendría el 5 y 6 de octubre del 2006, en la localidad minera de Huanuni, departamento de Oruro. Allí se venía incubando desde hacía meses un conflicto entre cooperativistas mineros y asalariados partidarios de la estatización. Los primeros son pequeños empresarios privados surgidos luego del cierre de las deficitarias minas estatales, a mediados de los 80. En su mayoría son ex trabajajdores de COMIBOL, que poco a poco y a costa de grandes sacrificios lograron desarrollar sus propias empresas cooperativas, en una experiencia de capitalismo popular. Los cooperativistas fueron parte de la alianza electoral del MAS en las elecciones del 2005 y en retribución a su apoyo recibieron como su cuota de poder el Ministerio de Minería que fue ocupado por uno de sus principales dirigentes, Walter Villarroel. Sin embargo, el boom de los precios internacionales de los minerales pronto cambiaría las intenciones del gobierno hacia ese sector. Repentinamente, la minería volvía a ser una actividad muy rentable, un néctar apetitoso que podría ir a parar a manos de la nueva clase burocrática, a través de una adecuada política de nacionalización. Se hacía preciso cambiar de aliados, prescindiendo de los cooperativistas mineros para apoyarse en los asalariados, impulsando la estatización. Había que matar ese germen de capitalismo popular. Había que evitar que surgiera una clase próspera de pequeños y medianos empresarios mineros de extracción indígena y mestiza. Hay que aclarar que la gran mayoria de la población de Huanuni eran cooperativistas, alrededor de cuatro mil, contra sólo un mil asalariados. El conflicto, como le decía, fue in cresscendo durante meses, ante la pasividad de los principales del gobierno, y con un creciente aislamiento del ministro Villarroel del entorno presidencial. Hubieron muchas voces que advirieron sobre un posible desenlace sangriento de aquella tensión. Fue el caso de varios dirigentes de la Central Obrera Boliviana, como el secretario ejecutivo saliente Jaime Solares y reemplazante Pedro Montes. Ninguno fue escuchado. Así se llegó a la fecha fatídica del 5 de octubre del 2006. A las 4.00 de la madrugada Solares hizo una llamada urgente al Palacio de Gobierno para avisar sobre la peligrosa situación del Cerro Posokoni: asalariados y cooperativistas se habían atrincherado en diferentes áreas de la zona minera, portando armas de fuego y dinamita.
Un rato después, Pedro Montes se apareció en el Palacio Quemado, donde se reunión con Alvaro García Linera, quien ejercía el interinato presidencial a raíz de un viaje al exterior de Evo Morales. Montes manifestó su preocupación por lo que pudiera pasar en Huanuni en las siguiente horas y pidió la intervención preventiva de la fuerza pública. El vicepresidente se mofó de la posibilidad de que corriera sangre. “Si hay muertos, yo pongo los cajones” dijo, demostrando su completo desprecio por la vida humana. No habían pasado dos horas de esas ignominiosas palabras cuando la violencia se desató con furia en el Cerro Posokoni. Desde la cima, los asalariados lanzaban rodando las trístemente célebres “ruedas de Huanuni”, llantas rellenas de cartuchos de dinamita con la mecha encendida, que provocaban grandes explosiones al llegar a la parte baja, donde se habían concentrado los cooperativistas. Al mismo tiempo, comenzó un intenso fuego cruzado de fusilería. Fue una verdadera batalla campal, que se extendió a lo largo de todo el día y también durante parte de la jornada siguiente.

-Dígame. Entretanto qué hacía el Gobierno?

(La respuesta la consignaremos en la continuación de este capítulo referido a la violación de los Derechos Humanos por el Gobierno de Evo Morales, según está consignado en el libro Ciudadano X del escritor uruguayo Emilio Martínez que reside en Bolivia desde hace varios años)

martes, 1 de julio de 2008

para qué serviría el "revocatorio" fijado para el 10 de agosto? hugo bilbao posesionado del tema nos ofrece el fruto de sus reflexiones en OPINION

EFECTOS QUE TENDRÍA EL REFERENDO REVOCATORIO
Puntualicemos algunos efectos que tendría dicho referendo en caso de llevarse a cabo:--- La revocación del mandato del Presidente de la República -elegido por la vía plenamente democrática- no cabe, es insostenible por la inexistencia del recall en el país, por lo que resulta un juego forzado de condición netamente política y que de concretarse, colocaría al Estado en un “vacío de poder”, dislocaría la regularidad del aparato administrativo e imposibilitaría el llamamiento a elecciones por el Presidente como curiosamente prevé esa arbitraria norma, ya que habría perdido competencia constitucional, resultando una aberración pretender que una autoridad despedida pueda continuar con las potestades de suprema autoridad nacional, particularmente para llamar a elecciones.--- El actual mandato del Presidente y Vicepresidente de la República, proviene de una elección general plenamente constitucional, en cambio su presunta ratificación por un referendo revocatorio inconstitucional, pondría en tela de juicio la legitimidad de ambos, toda vez que dicha consulta anulatoria de mandatos no se ajusta al ordenamiento fundamental vigente.--- La ley de convocatoria a este referendo no especifica cuáles son las graves razones de fondo para llevar adelante el mismo. El tema plantea la interrogante: ¿qué se ganaría en el caso de que ninguna autoridad fuese revocada en sus funciones?, el país sólo habrá gastado una millonada de dinero inútilmente, y siendo un acto lesivo a la economía nacional, acarrearía responsabilidades futuras para quienes lo prohijaron y ejecutaron.--- La situación de los prefectos es aún más compleja, por cuanto no se conocen las causales - verdaderamente razonables- por las que serían revocados. A este respecto la doctrina y la legislación comparada enseñan de manera clara y contundente que para el recall (previsto en las Constituciones), es necesario demostrar ante el electorado los motivos reales y jurídicos, por tratarse de un asunto de interés público. En el referendo revocatorio propuesto, el hecho de que sólo se pregunte “si la población está o no de acuerdo con la gestión de cada prefecto” es tan simplista como ambiguo y anodino, además de contener una visible carga política y como tal puede ser motivo ulterior de demanda ante Tribunal Constitucional.--- Históricamente, en Bolivia nunca hubo revocación de ese carácter porque esa figura cercena la voluntad popular, tiene efectos económicos imprevisibles, más aún en un momento inflacionario tan agudo como el que vivimos, paralizaría en seco la normalidad de la sociedad e induciría a nuevas y onerosas elecciones nacionales y regionales antes de tiempo, todo lo cual conlleva a un abuso de la sufrida población, además de un cúmulo de problemas colaterales al parecer no analizados debidamente por el Gobierno.--- Hay que señalar también que en la ley de convocatoria al referendo de marras no hay equidad jurídica para unos y otros, pero al margen de ello, el absurdo de realizarlo es aún más patente en cuanto a los prefectos, teniendo en cuenta que si son ratificados, lo serían apenas por un año ya que el período de todos ellos concluye precisamente el 2009. Nada más innecesario, absurdo y dispendioso.--- Pero lo más triste que nos puede pasar a los bolivianos es que en el actual momento tan difícil por el que pasa el sufrido pueblo en general, se hubiese preferido por esta mala salida del referendo revocatorio en lugar de trabajar patrióticamente por la superación de la crisis política, económica y social. El Gobierno debiera ser el primero en marcar la pacificación nacional, empero está orientando el ahondamiento de los conflictos ya que siendo aquel referendo producto de una mera coyuntura política es seguro que colocará al país en una anarquía mayor con consecuencias que nadie puede columbrar.--- En un régimen democrático el pueblo no debiera ser arrastrado por impulsos apasionados de los que gobiernan o de los opositores, cuyo rol moral primordial, por esencia, es la búsqueda de la paz, la tranquilidad, estabilidad, gobernabilidad y solución de la grave coyuntura económica que vivimos, lindante con el hambre, por la que atraviesa nuestro pueblo, todo ello para unir a la sociedad boliviana, hoy escindida, perfeccionar su democracia y procurar el bienestar de los bolivianos antes de efectuar ensayos deformadores de esa misma democracia que sólo nos muestra ante el mundo como un país con una formación cultural embrionaria, incapaz de una pacífica convivencia y la conducción del Estado por la vía de la paz, factores estos negativos que viene justificando ante la vecindad del mundo que nuestro estancamiento y desarrollo social cultural obedecen a nuestra incuria y desunión permanentes. Frente a ello corresponde a todos los actores en conflicto en esta grave etapa histórica de nuestro país meditar una y mil veces, con afán sinceramente autocrítico adonde estamos yendo, con el peligro de mayores confrontaciones entre bolivianos lo que sólo puede evitarse superando los odios ancestrales o discriminaciones de casta, el sectarismo y la mala interpretación que hacemos de lo que es y debiera ser Bolivia como país unido para cumplir aquella vieja utopía que todos cantamos: “Bolivia unida jamás será vencida”.Hugo Bilbao La Vieja A. es abogado y ex magistrado. (El texto se publicó en Opinión de Cochabamba y la foto es de la Galería de Prefectos de Cochabamba. Nota del Editor)