Páginas vistas en total

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Radio Fides apela al archivo radiofónico y enumera los 10 escándalos del EVISMO: vidas chinas, Mamani prostitutas, 33 ramón camiones, crimen Santos Ramírez, Aduana, contrato LOTEX, menonitas, vias Bolivia, planta separadora, Ostreicher...habrá más?


El Gobierno enfrenta estos días un nuevo escándalo de corrupción. La red de extorsión en la que están implicados funcionarios de los Ministerios de Gobierno y la Presidencia ha puesto una vez más en jaque a la actual administración gubernamental.
Tanto escándalo está carcomiendo el ente MASISTA


DIEZ ESCANDALOS QUE NACEN CON EL MAS Y EVO MORALES

Recurriendo a su archivo de noticias, Radiofides.com OFRECE un repaso de los casos más sonados que el Gobierno tuvo que enfrentar por acusaciones de corrupción, en su mayoría se logró determinar a los responsables y enviarlos a la cárcel, otros quedaron en el aire o aún siguen en manos de justicia. 

Caso visas chinas

Fue el primer caso conocido en el Gobierno del presidente Evo Morales, en agosto de 2006 la Cancillería denunció la falsificación de documentos para visados chinos, se implicó en el caso a los entonces senadores del MAS, Santos Ramírez, José Bailaba y Guido Guardia.

La "dolce vita" del ex ministro Mamani

En octubre de 2007 el entonces ministro de Aguas, aprovechó una representación oficial a Europa para hacer viajes de placer junto a su asesora legal, las actividades de turismo fueron conocidas a través de imágenes en internet, poco después fotografías de Mamani en una fiesta con presuntas prostitutas provocaron su destitución.

Los 33 camiones  de contrabando

El 27 de julio de 2008, un convoy de 33 camiones evadió el puesto de control fronterizo en Pando, los propietarios argumentaron que tenían permiso de un ministro, que este año regresó al Gabinete. Los vehículos fueron retenidos cerca de la población de Santa Rosa del Abuná, donde tras permanecer un mes rebasaron al Control Aduanero y huyeron con los camiones y la mercadería de contrabando. El caso fue denunciado por el entonces presidente de la Aduana, César López.

El escándalo Santos Ramírez

El 27 de enero de 2009 la muerte violenta del empresario Jorge O’ Connor destapó el mayor escándalo de corrupción en YPFB, el atraco y robo de 450 mil dólares destapó una red de  corrupción en la que estaba implicado directamente el ex presidente del Senado y alto dirigente del MAS, Santos Ramírez, que aquellas veces era titular de la estatal petrolera. El pago de coimas, la creación de empresas fantasmas y adjudicaciones irregulares fueron descubiertas, hoy el principal involucrado cumple una condena de 12 años de cárcel.

Corrupción en la Aduana

A inicios de 2010,  la presidenta de la Aduana, Marlene Ardaya descubrió que sus antecesores habían montado una red de corrupción que incluía sobresueldos, designaciones irregulares, viajes de lujo, ampliación de mandato de los directores e incluso la construcción de una alcoba de "cinco estrellas" en las propias oficinas de esta entidad. La autoridad logró ejecutar un programa de limpieza tan certero, que a partir de su ingreso nunca se halló otro indicio de corrupción.

El caso Lotex

En mayo de 2010, Sonia Polo fue destituida de su cargo de ministra de Salud tras descubrirse que amplió de manera irregular el permiso de operaciones por 20 años de la empresa Lotex, tras su aprehensión se le dictó detención domiciliaria. Al final la justicia determinó que no existió ningún ilícito y la autoridad quedó libre de toda responsabilidad.

El caso de extorsión a los menonitas

En julio de 2010 el alemán Dirk Schmidt denunció que comandaba un grupo de personas que se hacían pasar por funcionarios del Gobierno y tenía la intención de extorsionar a menonitas ofreciéndoles radicatoria en el país, fue implicado en el caso el ex Viceministro Gustavo Torrico, que fue destituido por este caso. Funcionarios del Ministerio de Gobierno y policías estuvieron implicados en este caso.

El caso Vías Bolivia

En septiembre de 2010 se destapó un escándalo de corrupción en Vías Bolivia, tras descubrirse que se habían vendido boletas de peaje sin numeración, provocando un daño económico considerable al Estado. Este caso provocó el alejamiento del cargo del director de la institución, Juan Enrique Jurado.

El caso de la Planta de Separación de Líquidos

En junio de 2012, Gerson Rojas el ex gerente de Plantas de Separación de Líquidos fue destituido tras destaparse presuntas irregularidades en los procesos de licitación de la planta de de Río Grande, en el caso además se implicó a otro de los miembros de la comisión calificadora de YPFB, Agustín Javier Ugarte, se calculan daños cercanos al medio millón de dólares, el caso sigue siendo investigado.

El caso Ostreicher

La venta ilegal de 13 mil toneladas de arroz y 273 cabezas de ganado de alta genética incautados al estadounidense Jacob Ostreicher, detenido por legitimación de ganancias ilícitas y vínculos con el narcotráfico, destapó una red de corrupción y extorsión que se manejaba desde la Dirección Jurídica del Ministerio de Gobierno. Al menos 10 funcionarios de este despacho y otros del Ministerio de la Presidencia están implicados en este caso.

CHRISTOPHER ANDRÉ/GRUPO FIDES

domingo, 25 de noviembre de 2012

Lupe Cajías pule su texto para referirse a "Los cholos y el poder" tema casi prohibido porque hay en verdad, un cierto miedo a decir "cholo, mestizo, indio" se ha creado un tabú que sin embargo Lupe lo afronta. texto imperdible para guardar en sus favoritos.


¿Qué sector social ocupa el poder político nacional desde 2006? ¿Los indígenas? Para ensayar el inicio de cualquier respuesta, ¿qué es ser originario?, ¿ser caranga es ser aimara?, ¿ocupa un ministerio algún moxeño?
¿No será más bien que el nuevo poder emergente es el de los cholos? ¿Existe esa categoría? ¿Por qué en este inicio de siglo se evita ese calificativo? ¿Es peyorativo, es racista, es discriminador, huele a rancio? ¿Y el adjetivo mestizo? ¿Es un concepto, una idea, una teoría, un código en una boleta censal?
¿Tienen los cholos ricos el dulce encanto de la burguesía decimonónica? ¿Tienen gusto para construir sus chalés? ¿Cómo es su gastronomía, cómo combinan los alimentos, cómo comen, usan correctamente el tenedor y la servilleta blanca? ¿Cómo son sus mujeres? ¿De piel suave, de cabellos sedosos, de uñas pulidas y delgadas?
¿Quiénes son sus padres? ¿De dónde vienen? ¿O son hijos de los hijos de los hijos que en 10 generaciones entreveraron las sangres de ibéricos empobrecidos con las indígenas y fueron después funcionarios de la corona; criollos rebeldes después conservadores hacendados, azogueros; después liberales industriales, mineros; después movimientistas ‘cuperos’, después miristas ‘gasolineros’, después ‘chuteros’, cooperativistas? Las crónicas y la literatura nacional nos retratan esta angustia boliviana permanente para entender cómo llegan los cholos al poder.
Primero, en épocas coloniales para enderezar a porquerizos analfabetos que, por el solo hecho de matar a cientos de nativos, lograron encomiendas y ducados. Un siglo más tarde aparecían como finos y sofisticados en sus retratos, aunque los informes de salud pública los describen sudorosos, desdentados y hasta sarnosos.
En la transición se los llamó criollos, aunque muchos eran hijos de la fortuna o secretos de curas. Pasaron como los doctores en la nueva República, consolidaron sus propiedades y expandieron las haciendas a costa de las tierras de comunidades. Despreciaron a los comerciantes del norte que ocuparon los mercados del sur.
Armando Chirveches en la Candidatura de Rojas, como otros escritores del cambio de siglo, recrea todo aquel asombro de los ‘cultos’ frente al arribo de los cholos liberales, a quienes se los describe como ejemplos del deterioro moral y de incapacidad intelectual, ¡sin glamour, pero con plata! Los mineros decadentes se casan con las claudinas, los emergentes cambian concubinas por las magníficas de la época.
Desde 1952, el escozor pasó de los encumbrados Montes y Montes del alicaído Partido Liberal y sus ramificaciones -habitantes típicos del paceño Sopocachi y de tantas plazas centrales provincianas– a los cholos ‘movis’. Aun cuando los apellidos se repetían, con diferentes grados de intercambio biológico con estirpes originarias o con las dueñas de las chicherías, los liberales describieron con desprecio a los advenedizos del Movimiento Nacionalista Revolucionario.
Los movimientistas, décadas después, se negaron a reconocer a sus hijos putativos, cada vez con tonos de piel más oscurecidos, que primero se apellidaron miristas, después condepistas o ucesistas y ahora masistas.
El invento de una oligarquía boliviana, de una burguesía y de sus tres ‘barones’ es solo eso: un invento. Un lamento de las capas más externas de una cebolla para provocar llanto mientras emergen las filas más ocultas, primero torpes en sus gustos y finuras, después seguras y armadas para impedir el paso de la siguiente tela, la nueva advenediza.

* Periodista e historiadora

jueves, 22 de noviembre de 2012

de Análisis 24, el prestigioso portal HOY BOLIVIA publica que la inteligencia venezolana espía a todos incluyendo a Evo Morales y su entorno. leer con atención.


Inteligencia venezolana espía a todos en Bolivia incluso al entorno de Evo Morales

21/11/2012 - 22:11:29
Análisis 24.- Desde la llegada al poder del Presidente Evo Morales Ayma, de la mano del Movimiento al Socialismo (MAS), muchísimas cosas han cambiado en la antigua República de Bolivia.

El costo de haber aceptado la ayuda de Hugo Chávez para consolidar el poder en el país andino parece estar cobrándose lo prestado. La sola mención de soberanía política y su expresión republicana de contar con fuerzas militares e instituciones democráticas soberanas; es decir administradas en su totalidad por la ciudadanía boliviana, ha sido tácitamente suprimida en la Bolivia actual.

Directivas emanadas tanto desde el poder Ejecutivo como del Legislativo y Judicial; reestructuramientos policiales, militares, supresión de servicios de inteligencia de estado por policías políticas, monitoreo de la población, censura de los medios de comunicación, selección y reemplazo de funcionarios y hasta la realización de censos poblacionales y control de procesos electorales han dejado de ser hace tiempo una atribución del propio gobierno del Presidente Morales para pasar a manos de la inteligencia castro-chavista.

Algo que de no contar con la información fehaciente a la que Análisis 24 ha accedido, podría parecer más a una de las tantas teorías conspirativas en el terreno de lo especulativo, que a la más cruda verdad en el de lo concreto.

El “Plan Bolivia” y el control de las fuerzas armadas nacionales en manos cubano-venezolanas.

Todo comienza con un plan, y ni siquiera en eso los venezolanos y los cubanos dieron espacio de participación a los bolivianos en la creación de un Servicio de Inteligencia de su propio país. Por lo menos así lo señala un documento de inteligencia titulado “Plan Bolivia” el cual por el 2009 haciendo mención al “Alto profesionalismo, experiencia y compromiso de sus componentes con el proyecto de la Revolución Bolivariana” contando con “Presencia encubierta con conexiones en todo el territorio del Estado Plurinacional de Bolivia, actualmente en actividad operacional, con posibilidades de plantear los primeros casos específicos de investigación” y considerando como “...sede operativa central Bolivia”, “por su expectable situación geopolítica que le da ventaja de tener frontera común con 5 países y garantizar una presencia regional importante desde el punto de vista geográfico”, “se establecerán los enlaces necesarios con elementos similares; en los países de interés (Inicialmente se sugiere Perú y Chile)” con el objetivo de “Organizar un sistema de inteligencia basado en la premisa de la defensa del proyecto de la consolidación del pensamiento bolivariano enfocando sus tareas hacia la expansión del mismo”.

El equipo de investigación de Análisis 24 ya había abordado hace unos días atrás las implicancias del atentado contra el Presidente Evo Morales Ayma y la vinculación de dicho hecho con su Vicepresidente Álvaro García Linera en el montaje que terminara con las vidas de Eduardo Rozsá, Dwyer Michael Martin y Magyarosi Arpad en la ejecución de los supuestos “terroristas” durante el episodio del Hotel Las Américas.

Hoy por primera vez publicaremos en el margen de esta nueva investigación, el siguiente informe a continuación, donde se dejan en evidencia dos cosas: en primer lugar que un efectivo militar de las fuerzas armadas bolivianas realiza trabajos de inteligencia infiltrado dentro de la misma fuerza armada nacional, elevando sus producidos al jefe de la inteligencia venezolana (Una potencia extranjera) quien apostado desde su cómodo lugar en una oficina de la ciudad de La Paz, ejerce el cargo de Segundo Secretario de la Embajada de Venezuela en Bolivia, algo que en cualquier parte del mundo es considerado como traición, sea el signo que fuere, dejando en evidencia las peligrosas relaciones que se tejen en éste submundo; y en segunda instancia, la corroboración de primera fuente de que el atentado contra Evo Morales, al fallar el mismo se utilizó para inculpar a diestra y siniestra, a todos los opositores al oficialismo; operación de inteligencia que es bien conocida en lugares como Cuba, Venezuela y hoy día en la República Argentina, donde ésta misma táctica es usada contra opositores a los que los servicios de inteligencia de dicho país sindica como “espías” y montando causas falsas como recientemente ha trascendido a la luz pública por esas latitudes.

Los Enemigos

Insalvablemente ningún régimen sobrevive sin enemigos sobre los cuales proyectar sus errores y justificar las causas de sus males, y para ello no hay mejor receta que las probadas con éxito, entre ellas apuntar y pegarle a lo que es gratis, aunque ello conlleve atacar a tu principal comprador de petróleo.

Pero como las reglas las dictan desde la Habana y Caracas, y La Paz ya se encuentra inmersa sobremanera en la geopolítica del Bloque Regional de Poder o BRP bolivariano; teoría desarrollada por el sociólogo germano-mexicano Heinz Dietrich Steffan con quien junto con Marta Harnecker, esposa del Comandante cubano “Barbarroja”; la intelectual mexicana Ana Esther Ceceña, el ex terrorista y asesor presidencial argentino Horacio Verbitsky (quien llamativamente responde a la Fundación Ford) y la americana-venezolana Eva Golinger, teorizan y alientan la creación de una especie de Unión de Repúblicas Socialistas Latinoamericanas; muy poco puede hacer el gobierno del MAS para salirse del camino y moderarse si su idea es continuar en el poder.

A éste respecto, la nueva agencia de inteligencia boliviano-venezolano-cubana, ya operativa se dedicó a la caza de brujas, algo en lo que el G2 cubano y el SEBIN venezolano (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) tienen amplia experiencia. Contando en su haber con la expulsión del entonces Embajador Estadounidense en Bolivia Philip Goldberg y las agencias antinarcóticos americana, DEA, y la delegación local del FBI entre otros, el terreno de operaciones se encontraba despejado para dar paso a todo tipo de ensayos en campos tales como “Propaganda”, “Guerra Psicológica” y operaciones de alto y bajo impacto según reza otro informe de la inteligencia venezolana.

Y la casa de brujas comenzó como es siempre notorio en estructuras de inteligencia con resabios de la cortina de hierro y la guerra fría, en el ámbito castrense y fundamentalmente contra todos aquellos que en algún momento no solo hicieron cursos en los EE.UU., sino que hasta contra aquellos que ostentaran oscuros antecedentes como el haber ido a Orlando a visitar el Parque Disney.

El factor militar y “contrarrevolucionario”.

De acuerdo a los informes, la caza de bruja no parece haberse detenido, sino por el contrario haberse profundizado. En este marco los asesores cubanos y venezolanos recaen furiosamente sobre dos militares: el entonces Coronel y hoy General. DAEN, Lucas Saucedo Wende, a quien se cataloga como con “Grado de confiabilidad ninguno”, ya que “se lo considera un hombre muy peligroso para el proceso de cambio. Partícipe activo en éste intento fallido de golpe de estado, ya que existe información de que éste oficial tenía que hacer un pronunciamiento militar, apoyados por oficiales orientales desde la “Escuela de Comando de Estado Mayor”, quien en forma oportuna fue destituido de su cargo”; y el General de Brigada José Agreda Mendivil, sobre quien se señala que “En los últimos años de manera hábil e hipócrita pretende ser simpatizante del proceso de cambio. Grado de confiabilidad bajo, oficial peligroso para el proceso de cambio” cuyo agravante según el informe, sería que tiene a su Sra. Esposa trabajando en los EE.UU.

Finalmente y para apreciar claramente la injerencia de estos organismos extranjeros en los asuntos internos de la República de Bolivia, solo basta citar una frase con la que concluye el informe de marras que además de dejar entrever quien o quienes se encuentran ejerciendo el Poder en las sombras, el mismo Presidente de Bolivia no está en desconocimiento alguno de éstas tareas, sino que es por el contrario consumidor de estas actividades ilegales y a la vez cómplice: “Es importante hablar con el Presidente Evo Morales, para hacerle conocer detalles muy delicados. Para algunos (políticos) quizás es mejor dejar así las cosas, para no traer problemas. Sin embargo eso no es prudente.”

El factor Policial

No ajeno a las purgas y maniobras de espionaje interno por parte del SEBIN y el G2, la Policía Nacional es también uno de los factores considerados desestabilizadores según la inteligencia cubano-venezolana. Así fue que se confeccionaron listas negras sobre funcionarios cuya mancha consiste en ser “informantes de la DEA”. El documento que a continuación se muestra apunta al desplazamiento de los coroneles: José Luis Ramallo Zenteno, Reynaldo Iturii Iturri, Edgar Pérez Barrientos, Jorge Ayala Sotopeña, Jhony Terán, Jefe de Seguridad del Pdte. Sr. Evo Morales, (Informante DEA) y el Capitán del COPES, Sr. Yáñez.

Puede apreciarse que la “depuración” alcanza a todas las ramas de las instituciones. Como es de destacar, la injerencia cubano-venezolana es algo jamás visto desde la época de la Unión Soviética y sus satélites.

Los Estados Unidos: el objetivo de Cuba, Chavez y Evo.

Por supuesto que no podían permanecer ajenos a este cuadro de situación tan particular, y como lo demuestra el siguiente informe de inteligencia donde se da una apreciación muy burda y hasta conspirativa si se quiere, los esfuerzos de la inteligencia venezolano-cubana en Bolivia en realidad estaban en principio focalizados sobre dos objetivos puntuales: 1) Romper Relaciones con los EE.UU y buscar un justificativo para logar la expulsión de su Embajador el Sr. Philip Goldberg; y 2) la expulsión de la DEA, la CIA y el FBI de Bolivia, dejando el teatro de operaciones libre tanto para proseguir con las actividades de narcotráfico como así también para despachar materiales prohibidos por embargos internacionales a terceros países tales como Irán entre otros, transformándose Bolivia en una especie de trampolín entre Caracas y Teherán.

Los Estados Unidos: el objetivo de Cuba, Chavez y Evo.

Por supuesto que no podían permanecer ajenos a este cuadro de situación tan particular, y como lo demuestra el siguiente informe de inteligencia donde se da una apreciación muy burda y hasta conspirativa si se quiere, los esfuerzos de la inteligencia venezolano-cubana en Bolivia en realidad estaban en principio focalizados sobre dos objetivos puntuales: 1) Romper Relaciones con los EE.UU y buscar un justificativo para logar la expulsión de su Embajador el Sr. Philip Goldberg; y 2) la expulsión de la DEA, la CIA y el FBI de Bolivia, dejando el teatro de operaciones libre tanto para proseguir con las actividades de narcotráfico como así también para despachar materiales prohibidos por embargos internacionales a terceros países tales como Irán entre otros, transformándose Bolivia en una especie de trampolín entre Caracas y Teherán.

Injerencia sin limites: “Control interno y vigilancia revolucionaria” son las consignas claves de los esfuerzos de inteligencia cubano-venezolanos para hondar en cada detalle de la vida de los hombres y mujeres que secundan o hacen parte del entorno del Primer Mandatario boliviano así como de todo aquel “contrario al proceso de cambio” que pueda poner en riesgo la “Revolución”.

Sindicatos, Organizaciones políticas, sociales, No gubernamentales (ONG´s), y todo cuanto esté en la vida pública boliviana es “fichado”, catalogado y controlado ya sea con seguimientos, escuchas telefónicas o interceptaciones de correos electrónicos.

domingo, 4 de noviembre de 2012

José Gramunt en corto texto reitera que no hubo delito por tanto no puede haber querella cuando se le acusa de racismo y discriminación a raíz de una publicación. Claro y terminante el testimonio. Lo que extraña al editor MA, es los 30 días que se dió la Fiscalía...para qué?


¿Qué diría Vd., amable lector ante un padre de familia que castigara a su hijo con unos palmetazos en salva sea la parte porque había obtenido buenas calificaciones en el colegio? Cualquiera diría que ese señor es un mal pedagogo, injusto y tal vez chiflado. Pues esto es precisamente lo que está ocurriendo en la pelea inútil entre el Gobierno y la Agencia de Noticias Fides, conflicto al que han sumado los periódicos Página Siete y El Diario.
El juicio penal que el Gobierno entabló contra ANF fue por haber tergiversado unas palabras del Sr. Presidente. La Agencia se defiende una y otra vez probando que no hubo tal. Que las expresiones presidenciales fueron transcritas con toda fidelidad.
Y para ilustrar el árido pleito que hoy tratamos en esta columna vaya una cita del insigne penalista Francesco Carnelutti. “El Derecho Penal es el derecho del dolor: doble dolor, del antes y del después, del pecado y del castigo”. Si esto es cierto, y lo es cuando existe realmente el pecado y se le aplica el castigo -el dolor lo reduplica quien denuncia o quien denuncia en falso. Tanto más grave cuánta más alta es la autoridad infractora que denuncia en falso. A pesar de ello, y no habiendo materia justiciable, se la inventan. Nos acusan de haber descontextualizado las palabras del presidente. Nos acusan de discriminación y de racismo. Aún más: nos señalan de haber incentivado el odio racial entre bolivianos. Y si ésta es una inicua falsedad, ¿qué tribunal podrá juzgar el caso en el que no hay delincuente? Solo el supremo tribunal de Dios juzgará a los perjuros y absolverá a los inocentes. Pero aquí en la tierra, no hay razón para que nos empapelen a fuerza de juicios sin base jurídica alguna. Pues si no hay delito, tampoco puede haber querella. En consecuencia, ésta es nuestra razón para que rechacemos presentarnos ante tribunal alguno que juzgue sobre la nada. “Rien de rien”, cantaba hace unos cuantos años Édith Piaf.
Por lo demás, considerando el asunto en términos políticos, al Gobierno no le hace ningún bien andarse peleando con la prensa independiente.
Pero es que, además de lo dicho, nos alienta el hecho de haber recibido tantas adhesiones y muestras de solidaridad. Es fallo espontáneo de un tribunal que raramente se equivoca a la hora de valorar a los ciudadanos fieles cumplidores de la ley, de los infractores.
Con todos los respetos….tengo la esperanza de que el Ministerio Público, que tiene el caso en sus manos también sabrá percibir esta diferenciación y que, en consecuencia, rechazará las denuncias sin fundamento, las inventadas las fraguadas. Sólo así -dicho en términos leguleyos- “será justicia”.

jueves, 1 de noviembre de 2012

Maria Galindo tiene condiciones para retratar a personajes de la vida real, en sus rasgos sico sociales y sus textos son ya memorables. retratado hoy Evo Morales


    Resulta ineludible hacer el esfuerzo de retratar a Evo Morales, reconozco que es de todos los retratos uno de los más difíciles, no porque sea el Presidente del país, sino porque hablamos de un hombre que está viviendo un largo proceso de desestructuración de su subjetividad, donde cada rasgo puede tener sentidos contradictorios, al mismo tiempo.

    El Vicepresidente calificó hace pocos días a Evo Morales como un hombre símbolo y aunque suena elogioso, es también peligroso, porque esa misma condición de símbolo nos hace pensar más en el símbolo que en el hombre, más en lo que representa que en lo que realmente es. En ese contexto advierto que no me interesa explorar el símbolo, sino al sujeto. Porque entre otras cosas creo que la desestructuración subjetiva de Evo está ubicada en el vértigo entre querer encarnar el símbolo y el hombre que simplemente es.

    Es un hombre que siempre está hablando del pasado, como lo hacen los abuelos que carecen de un presente. O habla de su infancia de niño pobre o de su vida sindical en el Chapare. Esto crea empatía con la gente y parece un recurso retórico efectivo, que se va desgastando por lo repetitivo que resulta. Pero más allá de ese desgaste discursivo revela a un hombre que se aferra a lo que fue ante la carencia de instrumentos propios con los cuales configurar una actualidad. ¿Quién es Evo Morales hoy? Esa es una pregunta para la cual él mismo no tiene ninguna respuesta.

    Aunque está rodeado de gente, está solo. Ha ido perdiendo a todos los amigos del camino con los cuales las rupturas son definitivas y lo único que le han dejado es un manto de desconfianza en sus relaciones con todas las personas que lo rodean. Desde dirigentes sindicales hasta ministros desprecia a todos; los considera sustituibles, sospechosos de corrupción, de deslealtad, de conspiración y esos son sentimientos que van corroyendo el optimismo, la irreverencia y la simpatía que siempre lo caracterizaron como personaje público.

    Su relación con las mujeres es tan catastrófica como su relación con los amigos. Su deseo por las mujeres ha sufrido un cambio rotundo, si antes una mujer de pollera como era Margarita Terán le podía quitar el sueño, hoy su modelo erótico de mujer es radicalmente distinto. El costo de este tránsito, donde la mujer de pollera indígena y gruesa no es más atractiva para él, sino la joven delgada y urbana ha significado también en su vida la pérdida de la posibilidad de construir relaciones duraderas y profundas con mujer alguna. Sus relaciones son esporádicas y utilitarias.

    El ajetreo cotidiano del Presidente de viajar de punto en punto, más allá de lo acertado o no como modelo de gobernar, nos habla de un hombre incapaz de sentarse en una mesa de trabajo a hacer un análisis profundo de nada. Todo está en manos de los que le rodean y su compulsión por entregar obras aunque sean de carácter municipal refleja un hombre que tiene una ansiedad que lo va corroyendo por dentro.

    Duerme poco, viaja mucho, habla mucho, repite constantemente lo mismo, escucha poco, analiza y repiensa casi nada y ha perdido el ejercicio de estar solo consigo mismo.

    Evo está transitando como ser humano un camino muy riesgoso; puede convertirse en la máscara de sí mismo, perder todo sentido de origen, de vulnerabilidad, de sensibilidad y hasta de racionalidad. El riesgo de Evo Morales es el extravío, al punto que podría convertirse en un monstruo con el corazón desfigurado por tanto poder, por tanta abundancia de todo, por tanta adulación y tan poca perspectiva de la realidad que lo rodea.

    María Galindo es miembro de Mujeres Creando.